martes, 1 diciembre 2020

De las canchas de la ACB a los despachos de la NBA

David Brabender, exjugador profesional de baloncesto e hijo del mítico Wayne Brabender, ejerce como ejecutivo de alto nivel en YouFirst Sports. Una multinacional que representa a más de 400 deportistas de la talla de Serge Ibaka y Willy Hernangómez, ambos jugadores de la NBA, o los osasunistas Jony Rodríguez, David García, Kike Barja, Sergio Herrera y Jagoba Arrasate. Brabender defiende que "la NBA ha hecho un trabajo excelente al crear una burbuja", con "exhaustivos" protocolos de seguridad que han funcionado "muy bien".

Iñaki Ciordia
Pamplona - 16 noviembre, 2020

David Brabender analizó los efectos del Covid-19 en la industria del deporte. (Foto: cedida)

David Brabender es director general de marketing y socio fundador de YouFirst Sports (YFS), multinacional española cuya actividad se centra en la representación de deportistas y el marketing deportivo. La compañía, con sede central en Madrid y más de veinte delegaciones en trece países, ocupó el año pasado el puesto decimoséptimo en el ranking de Agencias Deportivas Más Valiosas del Mundo, elaborado por Forbes.

YFS representa ya a más de 400 jugadores de baloncesto, de la talla de Serge Ibaka y Willy Hernangómez, y cerca de 250 futbolistas en las principales ligas del mundo. Entre estos últimos figuran Fabián Ruiz; Gerard Moreno; el técnico de la Real Sociedad, Imanol Alguacil; o los rojillos Jony, David García, Kike Barja, Sergio Herrera, así como su entrenador, Jagoba Arrasate. Con esta carta de presentación, no queda duda de que Brabender es una voz de peso dentro de su sector. De hecho, su firma representa también a jugadores de la NBA estadounidenses.

“Ahora hay que ver cómo la crisis afecta a los ingresos de los clubes de fútbol y baloncesto a medio plazo. Y eso seguramente nos afectará a todos los que estamos en el sector”.

Capital Sport conversa con él tras su participación en la cuarta edición del foro ‘La industria del entretenimiento como motor económico’. Un encuentro patrocinado por NavarraCapital.es, el Servicio Navarro de Empleo (SNE-NL), el Ayuntamiento de Pamplona y Diario de Noticias .

Brabender analiza en qué medida las agencias de representación y marketing deportivo están viendo afectado su negocio en los últimos meses, fruto de la pandemia. “La crisis que estamos atravesando depende mucho del país y del negocio. La situación actual es muy complicada, pero YFS es una empresa solvente y saludable. Ahora hay que ver cómo afecta a los ingresos de los clubes de fútbol y baloncesto a medio plazo. Y eso seguramente nos afectará a todos los que estamos en el sector”, valora.

A través del patrocinio, el deporte y la cultura españoles tenían previsto ingresar unos 1.100 millones de euros en 2020. El escenario, obviamente, está viviendo una gran transformación: “El patrocinio deportivo ha cambiado totalmente en los últimos años y más aún tras la pandemia. En estos momentos, debemos hablar de ordenación de contenidos digitales, crecimiento de audiencias y monetización de canales. Y a partir de ahí, aparece una amplia variedad de oportunidades para las marcas de cara a llegar a determinados ‘targets’, generar emociones e impactar en los consumidores”.

“El patrocinio deportivo ha cambiado totalmente en los últimos años y más aún tras la pandemia”.

En España, el 92 % de la inversión destinada al patrocinio deportivo procede de empresas que afrontan un riesgo medio o alto por el coronavirus, enmarcadas en sectores como el turismo, la construcción, la automoción o la energía. Así lo detalla un estudio elaborado por la empresa Relevance. “El patrocinio deportivo todavía tiene mucho espacio para mejorar si nos comparamos con Estados Unidos e Inglaterra. Creo que se ha ido profesionalizando poco a poco, pero en el sur de Europa y Latinoamérica la industria del deporte tiene amplio margen de mejora y de crecimiento”, sostiene.

EL MERCADO DE LA NBA

YFS comenzó su andadura representando a jugadores de la NBA en 2004. Además de Ibaka y Hernangómez, entre sus representados figuran Jeff Teague, Kristaps Porzingis o Richaun Holmes, entre otros. Hacerse un hueco en el país norteamericano no resultó sencillo. “La NBA es un mercado hipercompetivo. Nosotros hemos evolucionado desde que comenzamos con el objetivo de ampliar nuestros servicios y aportar un valor añadido al deportista más allá de su contrato. Se trata de generar contenidos y ‘marketing’ por otras vías, más allá del contrato deportivo”, precisa.

El pasado 6 de noviembre, el sindicato de jugadores de la NBA aceptó el plan presentado por el comisionado Adam Silver, en el que planteaba el comienzo de la competición a finales de año. Una propuesta que permitirá a la liga estadounidense recaudar entre 500 y 1.000 millones de dólares más que si se iniciara a mediados de enero de 2021, como querían los jugadores.

Según Brabender, “la NBA ha hecho un trabajo excelente en la organización y en crear una burbuja” con “exhaustivos” protocolos para los jugadores, que han funcionado “muy bien”.

“El acuerdo del sindicato y la liga influye totalmente en el reparto de los ingresos. Si bajan los ingresos, lógicamente, nos acaba afectando a las agencias de representación. Y si no hay inversión, las marcas también se ven afectadas. Todo está conectado. La NBA no será igual si se disputa a puerta cerrada por los enormes ingresos que se generan en los pabellones”.

No obstante, Brabender defiende que “la NBA ha hecho un trabajo excelente en la organización y en crear una burbuja”, estableciendo “exhaustivos” protocolos para los jugadores, que han funcionado “muy bien”.

Además de las medidas de seguridad por el Covid-19, la última temporada de la NBA estuvo marcada por el apoyo de deportistas, equipos y organización al movimiento contra el racismo ‘Black Lives Matter’: “Ha sido un movimiento que ha ido más allá de los jugadores y del propio baloncesto. Es un tema muy importante y delicado en EEUU. Si lo comparamos con Europa, a la hora de manifestarse se involucran más, no solo en el deporte sino en otros ámbitos del entretenimiento. Es un tema muy personal, difícil de juzgar”.

A pesar de ser una empresa multinacional, Brabender no esconde que los triunfos del deporte español en las últimas décadas han ayudado a que las grandes compañías apuesten por el deporte. “Tener deportistas de éxito ayuda al deporte y lo hace más atractivo para las marcas. En el baloncesto, como en el tenis, fútbol y otros deportes, estamos mal acostumbrados. Con algunos deportistas nos encontramos ante el caso del ‘local hero’, de modo que las audiencias se disparan cuando el que está en una final es español. Nos pasó con Induráin y Alonso y nos sigue pasando con Rafa Nadal. Ahí las marcas aprovechan su oportunidad para estar en ese escaparate”.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top