martes, 1 diciembre 2020

Chivite augura un repunte del 7 % en el PIB para 2021

En su intervención durante su primer Debate sobre el Estado de la Comunidad como presidenta, María Chivite hizo un amplio repaso de las acciones llevadas a cabo para contener la crisis económica y social. La presidenta adelantó una caída del PIB de entre el 9 % y el 10 % para este año, así como una recuperación en 2021 de entre el 6,5 % y el 7,2 %.

Redacción
Pamplona - 29 octubre, 2020

María Chivite, durante su intervención en el Debate sobre el Estado de la Comunidad. (Foto: cedida)

Ante la “enorme crisis” provocada por el Covid-19, la presidenta del Gobierno de NavarraMaría Chivite, marcó como principales prioridades “fortalecer los servicios públicos e impulsar el desarrollo económico y social desde una perspectiva de la innovación y el empleo de calidad”. Así lo manifestó este jueves durante la apertura del Debate sobre el Estado de la Comunidad, el primero que afronta como presidenta.

“Esta Cámara de representantes ha demostrado anteponer las medidas urgentes a cualquier interés político”.

Al inicio de su intervención, recordó a las personas que han fallecido como consecuencia directa o indirecta de esta pandemia, a las familias y a las personas enfermas, y dio las gracias a los profesionales sanitarios, sociosanitarios, de emergencias, de limpieza, de seguridad, de logística y a las personas voluntarias. La máxima representante del Ejecutivo navarro también expresó su agradecimiento a todos los grupos parlamentarios porque “antepusieron las medidas urgentes a cualquier interés político” al aprobar todos los decretos del Gobierno. Tras ello, Chivite animó a los cincuenta miembros del Parlamento a seguir trabajando “con altura” para los ciudadanos.

Según explicó, Hacienda Foral de Navarra maneja para el año 2020 una caída del PIB de entre el 9 % y el 10 %, mientras que en 2021 espera un repunte de entre el 6,5 % y el 7,2 %. Los ingresos han caído en lo que va de año un 9,5 %, y el Gobierno foral tiene previsto aprobar la próxima semana el anteproyecto de los Presupuestos de 2021. A este respecto, apreció el “tono” que están mostrando los grupos en el diálogo para buscar un acuerdo y mostró su confianza en que finalmente sean aprobados.

“Esta pandemia nos ha demostrado que hemos de seguir invirtiendo para reforzar el sistema y mejorarlo”.

De cara a afrontar el impacto de la crisis, hizo hincapié en la importancia de los planes Reactivar Navarra 2020-2023 y los fondos del Next Generation EU: “Esta pandemia nos ha demostrado que hemos de seguir invirtiendo para reforzar el sistema y mejorarlo también cualitativamente, por ejemplo en el ámbito de la tecnología”.

Refiriéndose a algunos aspectos de la gestión de la consejería de Relaciones Ciudadanas,  resaltó la proyección de Navarra al exterior, la conexión con iniciativas y redes de la Unión Europea (UE) y el posicionamiento de la Comunidad foral en Europa como “líneas estratégicas” reforzadas a través de la Dirección General de Acción Exterior. De hecho, la presidenta explicó la próxima puesta en marcha de una Oficina de Proyectos Europeos, que asesore y preste servicio a los diferentes departamentos para “facilitar” la presentación de proyectos a las diferentes convocatorias de la UE. La oficina, además, contará con labores de monitorización de la información proveniente de la UE, a través de una aplicación inteligente de alineamiento de estrategias navarras y europeas.

LA DESTRUCCIÓN DEL EMPLEO

La presidenta señaló que Navarra es “la comunidad que menos empleo ha destruido” durante la crisis sanitaria, si bien manifestó que hace falta una “labor de profundización en esta materia, en la que tenemos retos importantes por delante”. Incidió en el hecho de que, entre las actuaciones que han llevado a cabo en este tiempo, la prioridad ha sido “facilitar gestiones”: “Desde las Agencias de Empleo se han reforzado las vías no presenciales y se ha mantenido también la actividad de ofertas”.

Vamos a tener que prestar servicios a un número mayor de personas en desempleo. Debemos ser capaces de ofrecerles formación, orientación e intermediación”.

Al respecto, trajo a colación el plan de choque para “reajustar y reorientar” las Políticas Activas de Empleo a la nueva situación. “Vamos a tener que prestar servicios a un número mayor de personas en desempleo y debemos ser capaces de ofrecerles formación, orientación e intermediación para una reincorporación al empleo lo antes posible, y adaptarnos a las nuevas demandas de las empresas”. El plan contempla entre otras cosas, un nuevo modelo de atención adaptado a la situación, itinerarios de inserción exprés, un plan de digitalización de la formación profesional para el empleo o el plan de refuerzo de la mano de obra para el sector agrario y agroalimentario.

Respecto a la gestión de la consejería de Derechos Sociales, mencionó la “relevancia” que tiene la Renta Garantizada en la garantía de ingresos y protección social en la Comunidad foral: “El Gobierno no solo ha declarado la gestión de la Renta Garantizada como un servicio imprescindible, sino que ha agilizado su tramitación durante el estado de alarma, garantizando su pago en el mismo mes que se genera el derecho”. Estas medidas han permitido incrementar el volumen de valoraciones de expedientes, respecto a los meses de marzo y de abril de los cuatro años anteriores a 2020, en más de un 50 %.

Los efectos de la crisis social y económica generada por el Covid-19 y el estado de alarma “se han dejado sentir en el aumento de las solicitudes de Renta Garantizada”, valoró Chivite. La previsión es llegar a final de año a algo más de 14.000, casi 2.000 más que en diciembre de 2019. A su juicio, el Ingreso Mínimo Vital (IMV) va a suponer un “avance importante” en el sistema de garantía de ingresos a nivel estatal y “va a afectar en gran medida” al programa de garantía de ingresos de la Comunidad foral.

Finalmente, indicó que ha entrado en vigor el nuevo decreto de financiación de los servicios sociales este año. Se trata de un sistema “más equitativo”, que pretende garantizar unos mínimos en todos los servicios sociales de base y tomar en cuenta las necesidades específicas de cada zona básica. Supone, además, un aumento de la financiación en torno a 2 millones de euros.

“Tenemos que trasladar serenidad y las certidumbres que podamos, dentro de un marco de incertidumbre mundial”. 

En el cierre de su intervención, Chivite animó a los grupos parlamentarios a buscar el consenso desde la “legítima diferencia”: “En estos tiempos inciertos, tenemos que trasladar serenidad y las certidumbres que podamos, dentro de un marco de incertidumbre mundial. Contribuyamos desde las instituciones, desde la política, a dignificar nuestra tarea haciéndola más útil, más propositiva y más encaminada al consenso que el disenso. Desde la legítima diferencia, por supuesto. Desde el debate de las ideas, por supuesto. Pero con voluntad de encuentro. Hagámoslo por Navarra”, pidió la presidenta.

Chivite reclamó por último una actitud proactiva frente a los retos planteados por la pandemia: “Solo cabe seguir trabajando con todos los recursos posibles, de la mano de la ciencia, aprendiendo cada día, porque aún hoy seguimos aprendiendo sobre el virus y sus consecuencias. Solo cabe anteponer el bienestar de nuestra sociedad, la dedicación a la mejora de los servicios públicos y el afianzamiento de un modelo de desarrollo social y económico innovador, igualitario y de oportunidad para todas y todos”. Por ello, culminó su discurso animando al Parlamento navarro a buscar la mejora permanente de la labor institucional: “No queremos salir de esta crisis asumiendo un alto coste en vidas, no queremos más precariedad laboral ni más brecha salarial, más desigualdad ni mucho menos queremos polarización, confrontación y tensión política y social”.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra. 


To Top