jueves, 22 febrero 2024

Chivite: «Habrá proveedores que no estén en el coche eléctrico de VW Navarra»

El proyecto para electrificar la planta de Landaben, para el que ya en 2022 se anunció una inversión aproximada de 1.000 millones de euros y cuyo importe total se cifra ahora en 1.024 millones, fue declarado de interés foral este miércoles. En rueda de prensa, María Chivite se refirió a las inversiones que deberán realizar las empresas proveedoras que quieran optar a seguir trabajando con Volkswagen Navarra. "Hay productos que ya no van a formar parte del vehículo eléctrico, como por ejemplo los tubos de escape", apuntó.


Pamplona - 15 febrero, 2023 - 20:29

En estos momentos, la inversión total para electrificar la planta de Landaben asciende a 1.024 millones de euros. (Foto: archivo)

La presidenta de la Comunidad foral, María Chivite, compareció este miércoles en rueda de prensa junto al consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo, para profundizar en la futura electrificación de la planta de Volskwagen Navarra. Un proyecto que fue declarado de interés foral este miércoles, para el que ya en 2022 se anunció una inversión aproximada de 1.000 millones de euros y que contempla empezar a producir dos nuevos modelos 100 % eléctricos en 2026 (ahora se fabrican el Polo, el Taigo y el T-Cross). En estos momentos, el importe total de la inversión se cifra en 1.024 millones.

La automoción de la Comunidad foral está compuesta por 112 empresas, que emplean a unas 12.000 personas y facturan unos 6.000 millones de euros en total. De cara al futuro, muchas de las que operan como proveedores de la firma alemana deberán afrontar importantes inversiones si quieren optar a seguir trabajando con la planta de Landaben. La propia Chivite se refirió a esta realidad durante la rueda de prensa.

«Esta noticia histórica no nos hace perder de vista al parque de proveedores. En esta tarea estamos también, en preservar el ecosistema de la automoción»

«La adjudicación de los proveedores va a seguir el mismo proceso que cada vez que se hace un cambio de modelo en la fábrica (…). Por tanto, se tienen que adjudicar los nuevos proveedores. Efectivamente, habrá proveedores que no estén, ya que hay productos que no van a formar parte del vehículo eléctrico, como por ejemplo los tubos de escape. Pero hablamos del ecosistema favorable que tiene Navarra para algo que en Volkswagen es muy importante: reducir la huella de carbono. Las empresas navarras están en una posición más competitiva que otras», valoró.

En este sentido, Chivite aseguró que el Gobierno foral trabajará para mantener el empleo en la industria auxiliar: «Esta noticia histórica para el sector de la automoción no nos hace perder de vista, ni muchísimo menos, al parque de proveedores. En esta tarea estamos también, en preservar el ecosistema de la automoción, en acompañar a todas las empresas del sector en esa transformación hacia la descarbonización y en los nuevos procesos y perfiles de la electrificación».

LAS NUEVAS INSTALACIONES

La fábrica mantendrá la capacidad máxima solicitada en la Autorización Ambiental Integrada de 400.000 coches al año y una producción media estimada de 300.000 coches al año, variable «en función de la demanda de mercado»». Existirá una convivencia entre los modelos actuales y los eléctricos durante su integración, durante el lanzamiento de los nuevos modelos y hasta el final del ciclo de producción de los actuales modelos de combustión», indicó el Ejecutivo foral.

Al mismo tiempo, Volkswagen Navarra levantará una nueva nave de montaje «para almacenar y secuenciar las baterías», que ocupará cerca de 10.800 metros cuadrados, así como un puente de conexión de 187 metros de longitud. También «son necesarias nuevas instalaciones de producción», lo que conllevará a su vez la reorganización de los flujos y superficies logísticas. Para ello se ampliará la nave actual en 4.608 metros cuadrados y se adaptarán 5.200 de su superficie actual, que pasarán de uso logístico a Producción. Para compensar las necesidades logísticas, se instalarían tres nuevas carpas de 5.250 metros cuadrados, 3.175 y 7.000.

La llegada de los nuevos modelos Small BEV «requiere realizar una ampliación de la actual nave de pintura para integrar el nuevo pintado bicolor de las carrocerías con una superficie en planta de 1.296 metros cuadrados». Así, se realizarán «pequeñas adaptaciones derivadas de la ampliación de los grupos de aporte de los hornos». Para ello, «será necesario realizar nuevas aperturas de puertas en las actuales fachadas de las naves existentes y nuevos pasos en forjados».

Por último, la instalación actual de ceras consta de dos líneas de producción. El Small BEV se integrará en las líneas existentes, pero será necesario ampliar el edificio en 240 metros cuadrados y «trasladar la sala de descanso y aseos que se encuentran en esa ubicación».

En total, el PERTE de Volkswagen y Seat para el coche eléctrico recoge una inversión de 10.000 millones, de los que el grupo alemán aportará 7.000 y el resto de socios, unos 3.000.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top