jueves, 7 julio 2022

Cocuus invierte cerca de 2 millones en un centro para iniciar su industrialización

La nave tiene una superficie de 4.000 metros cuadrados, se ubica en Landaben y se inaugurará en septiembre. Patxi Larumbe, CEO de la firma, avanza a Navarra Capital que las instalaciones albergarán maquinaria para la impresión de alimentos y otras soluciones industriales para el sector. Además, acogerá investigaciones sobre biosíntesis y distintos campos relacionados con la alimentación con el objetivo de ser un "referente mundial".

Irene Guerrero
Cizur Menor - 16 junio, 2022

Patxi Larumbe espera que el nuevo centro de la firma sea un "referente mundial". (Foto: Maite H. Mateo)

Cocuus System Ibérica trasladará este verano parte de sus actividades a su nuevo centro tecnológico en Landaben, que inaugurará oficialmente en septiembre. La nave tiene una superficie de 4.000 metros cuadrados y albergará núcleos para la impresión de análogos de productos animales con base vegetal o celular, así como maquinaria para otras soluciones industriales. De esta manera, la inversión en esta iniciativa, que representa el primer paso hacia el escalado del negocio de la startup navarra, asciende a cerca de 2 millones de euros provenientes de recursos propios.

El centro de Landaben pasará a ser el centro neurálgico de Cocuus, pero mantendremos la sede en Cizur Menor como nuestro centro espiritual”.

El centro de Landaben pasará a ser el centro neurálgico de Cocuus, pero mantendremos la sede en Cizur Menor como nuestro centro espiritual. Algunos de los proyectos que tenemos son pequeños y desarrollaremos los más delicados en este último. La nueva sede, en cambio, albergará las iniciativas grandes”, avanza a Navarra Capital el CEO de Cocuus, Patxi Larumbe

Por el momento, la plantilla seguirá sumando veinte personas, aunque la foodtech navarra proyecta hacer nuevas incorporaciones cuando se empiecen a montar las primeras máquinas. En este sentido, Cocuus ya ha recibido varios pedidos de clientes corporativos. 

Además, el nuevo centro también busca ser “un referente mundial en la investigación de nuevos productos alimentarios” y acogerá investigaciones sobre biosíntesis y otros campos biológicos relacionados con la alimentación. En este sentido, pretende ser un lugar de encuentro para “otras compañías, científicos y expertos de la innovación tecnología agroalimentaria, con el fin de aunar esfuerzos y crear nuevos productos“.

Este nuevo hito de Cocuus llega después de que la startup cerrase una ronda de inversión por 2,5 millones de euros, liderada por el fondo neoyorquino Big Idea Ventures, la multinacional estadounidense Cargill Ventures, el fondo de transferencia tecnológica Tech Transfer Agrifood y la aceleradora Eatable Adventures. “La entrada de Cargill como socio abre unos horizontes que hasta ahora no existían”, incide Larumbe.

NUEVOS PROYECTOS

Con esta inyección de capital, la startup navarra prevé ganar presencia en el mercado internacional. En concreto, sus países prioritarios son Estados UnidosInglaterra, el mercado europeo y Japón. “En este último país, hay una gran demanda de productos marítimos”, concreta el CEO de Cocuus. De ahí que la firma haya desarrollado una máquina para la impresión de ‘gambas’ plant-based. Ahora, el equipo quiere centrarse en maquinaria para la elaboración de más tipos de marisco.

La ‘startup’ navarra ha creado una máquina que elabora ‘gambas’ plant-based.

Al mismo tiempo, el equipo de la startup cuenta con la tecnología para elaborar productos cárnicos, en los que la grasa animal es sustituida por la vegetal. Y se encuentra explorando la posibilidad de revalorizar subproductos cárnicos, “extrayendo sus células y transformándolas en productos para la alimentación humana”.

EL AUGE DE LAS ‘FOODTECH’ ESPAÑOLAS

Según un estudio del España Exportación e Inversiones (ICEX) publicado el pasado mes de febrero, las foodtech españolas atrajeron en 2021 una inversión total de 695 millones de euros, “con un aumento de la inversión del 220 % con respecto a 2020 y del 101 % en comparación con 2019”. Estas cifras ponen de manifiesto el “gran potencial” de este ecosistema. “Ese crecimiento exponencial de la inversión se debe en gran medida a Glovo, pero también han jugado un papel muy relevante las inversiones en proteínas alternativas“, concretan desde el instituto.

Con estas cifras, el español es el quinto ecosistema foodtech “con mayor inversión de Europa” tras Alemania, Reino Unido, Francia y Países Bajos, y está entre los diez primeros del mundo. De hecho, ya suma más de 400 startups que trabajan en tecnologías de alimentos plant-based, la fermentación, la bioimpresión y el cultivo de células.

De esta forma, se calcula que el mercado mundial de proteínas alternativas “se multiplicará por siete” en la próxima década, pasando de unas trece millones de toneladas consumidas en 2020 (alrededor del 2 % del mercado total de proteínas animales) a aproximadamente 97 millones en 2035, alcanzando el 11 % del mercado global de proteínas.

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario de Navarra.


To Top