miércoles, 28 julio 2021

Cohesión Territorial licita el tramo 4 de la N-121-A por 26,2 millones

Dicho tramo comprende desde los puntos kilométricos 40+900, a la altura de Oronoz-Mugaire, y 52+430, en la boca sur del túnel de Arrigaztelu. La actuación tiene una duración prevista de dieciocho meses.

Redacción
Pamplona - 6 julio, 2021

Glorieta del nudo de la N-121-A y N-121-B, a la altura de Oronoz-Mugaire. (Foto: cedida)

El Departamento de Cohesión Territorial, a través de la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras, ha licitado las obras del tramo 4 de la N-121-A, que comprende desde los puntos kilométricos 40+900, a la altura de Oronoz-Mugaire, y 52+430, en la boca sur del túnel de Arrigaztelu. Y lo ha hecho por un total de 26.204.363,98 euros (IVA incluido). Esta actuación tiene una duración prevista de dieciocho meses.

Según informó el Gobierno foral, este cuarto tramo de la N-121-A, que cuenta con 11,5 kilómetros de longitud, presenta como principales novedades la construcción de dos nuevas rotondas: una en sustitución de la actual intersección que forman la salida de la N-121-A, el acceso a Oronoz-Mugaire y la N-121-B, y otra a la altura de las instalaciones del área de servicio de Doneztebe / Santesteban de la margen derecha, donde se ubica la ITV. Asimismo, también se ha incluido en el diseño inicial de la conversión en una vía 2+1 el proyecto ya aprobado de acceso sur a Sunbilla, que está formado por una glorieta completa inferior y un paso elevado para la N-121-A.

Los trabajos de conversión de la N-121-A se han dividido en cinco tramos, desde los túneles de Ezcaba hasta el puente de Endarlatsa, en el límite de Navarra con Guipúzcoa. El primer tramo (Ezcaba-Olave/Olabe) se encuentra en construcción desde el pasado mes de febrero y el segundo (Olave-Lantz) desde el mes de abril.

DETALLES DEL TRAZADO

El nuevo trazado, de 11,5 kilómetros, permitirá disponer en gran parte de su recorrido de un carril central empleado como carril de adelantamiento en intervalos alternos, separado del otro sentido de circulación por una barrera metálica infranqueable.

Desde el kilómetro 46+500 hasta el 48+200, se considera un tramo “con alta siniestralidad”, por lo que se ha decidido cambiar la sección transversal actual, que consta de tres carriles, dejando un solo carril por sentido e introduciendo una mediana de dos metros de anchura con barrera metálica.

Las conexiones de la carretera N-121-A con la bifurcación de la N-121-B y con la carretera NA-1210, al sur de Oronoz-Mugaire, se modificarán con la construcción de una rotonda “que simplificará y aumentará la seguridad de los cambios de vía”.

Además, se reordenará la circulación del área de servicios situada entre Doneztebe/Santesteban y Sunbilla, que incluye una gasolinera, una ITV y varias viviendas. Para ello. se ejecutará una glorieta en el punto 48+700 para facilitar las entradas y salidas de la ITV y permitir el cambio de sentido a los vehículos que salgan desde el área de servicios del margen izquierdo. También se suprimirá la glorieta partida del punto 49+100 y se creará una vía de servicio en el margen izquierdo, separada asimismo del tronco principal mediante barrera vertical metálica igual a la de la mediana central, que recoge los movimientos generados por la salida dirección Sur de Sunbilla, el área de servicios y las viviendas de ambos márgenes dirección Sur, ya que las del margen derecho puede cambiar de sentido en el nuevo enlace de Sunbilla. La carretera contará con un carril para cada sentido, que estarán separados por una mediana de 2 metros con una barrera metálica.

En el acceso sur hacia Sunbilla se suprimirá la actual glorieta partida y se ejecutará el proyecto del enlace aprobado en 2012, que se ha actualizado y ajustado a la tipología 2+1 del resto de la N-121-A. Consistirá en la construcción de una rotonda a distinto nivel, en este caso bajo la calzada de la N-121-A, que permitirá la conexión sur con Sunbilla. , Inicialmente, éste será el único nuevo enlace que se prevé realizar en la conversión de este cuarto tramo.

La solución vía 2+1 “está muy extendida internacionalmente y ha demostrado su eficacia en cuanto a seguridad vial y funcionalidad”. Esta tipología de vía cuenta con “una amplia experiencia” en muchos países europeos (Suecia, Finlandia, Alemania, Francia o Irlanda, entre otros) y del resto del mundo (EEUU, Canadá o Australia). Incluso se da el caso de países “que están en fase de expansión y mejora de su red viaria, como Polonia, donde han apostado de forma decidida por esta solución”.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top