lunes, 20 septiembre 2021

Compensación de 700.000 euros para los Centros Especiales de Empleo

La cantidad, concedida por Derechos Sociales de Gobierno de Navarra, irá destinada a paliar la caída de ingresos provocada por el Covid-19. También buscará apoyar la viabilidad y mantener los puestos de trabajo de las personas con discapacidad que trabajan en estos centros. A tal fin, las subvenciones previstas serán de dos tipos. Una se concederá en función de los resultados económicos obtenidos en el último ejercicio. Y, la otra, para indemnizar los costes salariales de aquellas plantillas que, en parte o en su totalidad, hayan estado fuera de situación de ERTE.

Redacción
Pamplona - 29 julio, 2021

Los CEE juegan un papel central en el empleo inclusivo de personas con discapacidad y la economía social, según el Gobierno de Navarra. (Foto: archivo).

El Departamento de Derechos Sociales, a través del Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL), anunció este jueves que paliará con 700.000 euros los efectos del Covid-19 en los Centros Especiales de Empleo (CEE). Estos últimos son 16 repartidos a lo largo de la geografía foral y en ellos trabajan 2.150 personas, de las que un 84 % tiene algún grado de discapacidad.

El objetivo de esta convocatoria, según informó el Ejecutivo foral a través de un comunicado, es “apoyar la viabilidad y mantener los puestos de trabajo de las personas con discapacidad” que desempeñan su labor profesional en estos centros. A tal fin, las subvenciones previstas serán de dos tipos. Una se concederá en función de los resultados económicos obtenidos en el último ejercicio. Y, la otra, para indemnizar los costes salariales de aquellas plantillas que, en parte o en su totalidad, hayan estado fuera de situación de ERTE.

IMPORTE Y GASTOS SUBVENCIONABLES

En el caso de solicitar la ayuda por el último supuesto, se subvencionará el coste salarial correspondiente a personas trabajadoras con discapacidad de los Centros Especiales de Empleo por un importe igual al 10 % del salario mínimo interprofesional. Asimismo, el apoyo será proporcional a la jornada efectivamente trabajada, durante los días transcurridos entre el 16 de marzo y el 31 de diciembre de 2020, siempre que no haya estado en ERTE.

La subvención aprobada equivaldrá al coste salarial correspondiente a personas trabajadoras con discapacidad de los Centros Especiales de Empleo por un importe igual al 10 % del salario mínimo interprofesional.

Se excluyen de este cálculo las personas que ya tienen subvencionado el 75 % del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). En ese sentido, desde Derechos Sociales recordaron que las ayudas para el empleo de personas con discapacidad, en forma de subvenciones salariales, no pueden exceder del 75 % de los costes subvencionables.

Para el segundo supuesto, por su parte, la subvención será igual al 80 % del resultado negativo, antes de impuestos, y con un límite de 180.000 euros. En todo caso, estamos hablando de ayudas contempladas en el Acuerdo de Gobierno de Navarra, de 4 de abril de 2012. En dicho documento los Centros Especiales de Empleo se declararon de utilidad pública e imprescindibles. También se estableció la posibilidad de que puedan suscribir convenios bilaterales con la Administración pública para poder recibir compensaciones económicas destinadas a equilibrar su presupuesto, o cumplir con dicha condición de utilidad pública e imprescindibles.

COMPORTAMIENTO EJEMPLAR

La paralización de la actividad productiva, las restricciones sanitarias y las importantes medidas de prevención exigidas motivaron una reducción importante del volumen de negocios de la mayoría de empresas. Dicha situación se agravó en los Centros Especiales de Empleo, especialmente perjudicados por la crisis sanitaria y económica. En concreto, vivieron una limitación evidente en su tarea e, incluso, la paralización total de su actividad.  Al mismo tiempo, muchos de ellos tuvieron que aplicar un ERTE.

Otra de las ayudas programadas será igual al 80 % del resultado negativo, antes de impuestos, y con un límite de 180.000 euros.

Y, sin embargo, tal y como señaló la directora gerente del Servicio Navarro de Empleo, Miriam Martón, “el comportamiento de los Centros Especiales de Empleo mostró, de manera elocuente, su compromiso por el mantenimiento de los puestos de trabajo”.

Aquí recordó que en un contexto de caída generalizada de las tasas de actividad “el empleo subvencionado no dejó de crecer en un 1,6 %”. “Para nosotros es fundamental apoyar la viabilidad de unos centros que juegan un papel central en el empleo inclusivo de personas con discapacidad y la Economía Social, contribuyendo a disminuir las desigualdades sociales”, finalizó.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top