viernes, 20 julio 2018

Consorcio Eder busca nuevas soluciones para la gestión de residuos

El Consorcio de Desarrollo de la Ribera participa con otros socios europeos en un programa piloto financiado al 75% con fondos de la UE

Belén Armendáriz
Tudela - 23 marzo, 2018

El proyecto Cemowas2 busca establecer un novedoso protocolo para la gestión de residuos, sobre todo, vinculados a la agroalimentación.

El proyecto Cemowas2 busca establecer un novedoso protocolo para la gestión de residuos, sobre todo, vinculados a la agroalimentación.

Navarra, a través del Consorcio Eder, participará en el desarrollo de unas nuevas técnicas de gestión de residuos orgánicos y de aguas residuales. Lo hará a través del proyecto Cemowas2, una iniciativa de cooperación interregional que ha sido elegida entre las mejores y que ha recibido unas ayudas europeas que ascienden a 1,46 millones, el 75% del presupuesto previsto, fijado en 1,95 millones.

Cemowas2 ha sido uno de los ocho proyectos seleccionados, entre los 135 presentados a nivel europeo en la segunda convocatoria del programa Interreg Sudoe. La iniciativa, impulsada por ocho entidades de Francia, Portugal y España, se ha marcado como objetivo diseñar estrategias para mejorar la gestión de los residuos orgánicos, de forma que puedan ser luego implantadas por las autoridades competentes en la materia en las distintas regiones.

El proyecto navarro quedó el sexto entre un total de 135 presentados.

Aunque la base del proyecto es conjunta, cada entidad tiene previsto centrarse en un área concreta de trabajo. En el caso del Consorcio Eder, su misión se circunscribe a los residuos generados por la industria agroalimentaria, especialmente potente en la Ribera, y a los de origen domiciliario. Para ello, el Consorcio ha establecido acuerdos de colaboración con Consebro, con la Mancomunidad de Residuos de la Ribera Alta y con la sociedad pública Nilsa.

PROYECTO INTERREGIONAL

La Unión Europea creó el programa Sudoe en 2014 con horizonte 2020 y lo dotó con 141 millones de euros. Con esa cuantía pretendía resolver problemas comunes a las regiones del sudoeste europeo, desde mejorar la competitividad de sus pymes hasta plantar cara al cambio climático y los riegos medioambientales, además de propiciar la inversión en investigación y desarrollo.

En ese contexto, el Consorcio Eder contactó con una serie de entidades a nivel nacional e internacional para proponer el proyecto ahora elegido. En concreto, Cemowas2 está impulsado por las entidades francesas Valorizon y Communauté d´Agglomeration de Sicoval, del departamento de Alto Garona (Occitania); y por las portuguesas Lisboa E-Nova y Universidad Nova Lisboa. Entre las cuatro entidades españolas, además del Consorcio Eder, se encuentra el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el Ayuntamiento de Granollers y la Cámara de Comercio de Badajoz.

Recibirá 1.466.925 euros, lo que supone el 75% del presupuesto total.

Todas ellas se centrarán, por un lado, en elaborar métodos y herramientas para una gestión más adecuada, más acorde al ecosistema, de los residuos tanto orgánicos como líquidos. Asimismo, buscarán algunos ejemplos de buenas prácticas para extrapolarlos a otras regiones. Pero, más allá de métodos puntuales, buscarán el desarrollo de estrategias territoriales sostenibles, tal y como apuntan los participantes. Todo ello, añaden, se complementará con la puesta en marcha de acciones demostrativas, “que permitan evaluar y demostrar la viabilidad de las distintas soluciones de valorización de residuos planteadas”.

El objetivo, afirman los participantes, es trabajar codo con codo con las autoridades estatales, regionales y locales competentes en el tratamiento de residuos, así como con las empresas y agentes encargados de su gestión, para “adaptar sus servicios al logro de la puesta en valor de este tipo de residuos y su máxima reducción”.

Para acceder a más información relacionada con el Consorcio Eder … LEER AQUÍ


To Top