jueves, 7 julio 2022

Cooperativismo de plataforma para una revolución digital ética

La Unidad de Innovación Social de Navarra (UiS), en colaboración con ANEL, celebraron este lunes la jornada 'Cooperación en un mundo digital'. Un encuentro donde la directora general de Política de Empresa, Proyección Internacional y Trabajo en el Gobierno foral, Izaskun Goñi, reclamó "una evolución ética" para la transición digital de la economía. En ese sentido, el director del Institute for the Cooperative Digital Economy en The New School de Nueva York, Trebor Scholz, puso en valor la alternativa del cooperativismo de plataforma. "Supondría que, por ejemplo, Uber o Glovo fueran de sus trabajadores y que pudieran incorporar como socios a sus consumidores", indicó. Por su parte, Ignacio Ugalde, presidente de ANEL, defendió que "frente a la precarización", el cooperativismo "desempeña un papel clave para la generación de unas relaciones laborales dignas".

Redacción
Pamplona - 2 mayo, 2022

Para UiS y ANEL, la digitalización debe poner siempre el foco en las personas. (Fotos: Víctor Ruiz)

Up&Go es una plataforma digital que aglutina a una serie de profesionales dedicados a la limpieza doméstica en Nueva York. Sin embargo, no se trata de un servicio más. La aplicación de los valores del cooperativismo a este negocio ha permitido que sus trabajadores sean remunerados de forma justa.

Además, sus procesos de selección se rigen por unos rigurosos estándares de calidad destinados a incrementar las capacidades y conocimientos de sus empleados. “Up&Go es un ejemplo de lo que el modelo de cooperativa puede aportar al proceso de digitalización”, según Trebor Scholz, director del Institute for the Cooperative Digital Economy en The New School de la capital neoyorquina.

Las manifestaciones de Scholz se produjeron este lunes en el marco del encuentro ‘Cooperación en un mundo digital’, organizado por la Unidad de Innovación Social (UiS) de Navarra en colaboración con la Asociación de Empresas de Economía Social de Navarra (ANEL) y celebrado en la sede de dicha asociación. Una cita moderada por el director de la UiS, Juanjo Rubio, y donde el presidente de ANEL, Ignacio Ugalde, afirmó que “frente a la precarización, el cooperativismo desempeña un papel clave para la generación de unas relaciones laborales dignas que sirvan de base para una sociedad más justa, igualitaria y próspera”.

Siguiendo esa misma línea, Izaskun Goñi, la directora general de Política de Empresa, Proyección Internacional y Trabajo en el Gobierno foral, reclamó “una evolución ética” en el actual proceso de transición ecológica y digital en el que se encuentra inmersa la economía mundial. “No podemos afrontar ese cambio sin tener en cuenta a las personas”, insistió.

Trebor Scholz citó el caso de la empresa Up&Go como ejemplo de lo que puede aportar el cooperativismo a la digitalización.

Trebor Scholz citó el caso de la empresa Up&Go como ejemplo de lo que puede aportar el cooperativismo a la digitalización.

Para lograr ese objetivo, Scholz hizo una clara diferenciación entre “el cooperativismo de plataforma” como el que representa Up&Go, y las diversas iniciativas multinacionales “tipo Uber o Glovo” que, bajo el concepto de “economías colaborativas, precarizan la dignidad, fomentan la desigualdad, impiden el funcionamiento democrático de la empresa, así como el respeto al entorno”.

En el primer caso, según detalló este experto, “la ciudadanía dirige el desarrollo tecnológico”, ya que la propiedad de la empresa es democrática y la programación se hace en software libre para liberar la capacidad de innovar y generar conocimiento.

Al mismo tiempo, se facilita la participación de los usuarios y otros stakeholders en el diseño de la herramienta digital y la gobernanza es abierta para que los trabajadores puedan participar de las decisiones que se tomen. “El cooperativismo de plataforma supondría que, por ejemplo, Uber o Glovo fueran de sus trabajadores y que pudieran incorporar como socios a sus consumidores”, indicó el director del Institute for the Cooperative Digital Economy.

LAS PERSONAS, LO MÁS IMPORTANTE

La jornada se completó con la intervención de los directores de ANEL y UCAN, Antonio Martínez de Bujanda y Eva Aoiz, respectivamente. Esta última señaló, con respecto a la digitalización del sector primario, que trae consigo “nuevos retos y oportunidades”: “La realidad es que ya contamos con la tecnología, pero nos falta dotar a las personas de las capacidades y los conocimientos para poder extraer y sacar provecho de todo ese valor”. A este respecto, confió en que, “gracias a los valores del cooperativismo, lo que parece una amenaza termine convirtiéndose en una oportunidad de desarrollo“.

Finalmente, Martínez de Bujanda consideró que, “desde el punto de vista jurídico, el sistema de cooperativas encaja bien con la digitalización”. Bajo su punto de vista, por tanto, el factor crítico está en buscar un punto de equilibrio a la hora de concebir el modelo de negocio: “Ahí, las personas siempre serán más importantes que el dinero o la tecnología”.

Entra aquí para leer más sobre economía en Navarra. 


To Top