miércoles, 24 julio 2024

Cuatro emprendedores construyen en Navarra uno de los dos únicos circuitos europeos de ‘drift’

Naparrak Drift abrió sus puertas en 2023 de la mano de Oier Ruiz, Julen Sánchez, Ekhi González y Yon Molinero. Aunque hasta ahora no han promocionado el proyecto en la Comunidad foral, ya están recibiendo a pilotos de Bélgica, Alemania, Polonia, Portugal, Estados Unidos, Francia, Italia e Inglaterra. Además, según adelanta Molinero a Capital Sport, la empresa planea construir otros dos circuitos en el futuro.


Allo - 23 abril, 2024 - 05:58

Los socios aplicaron tecnología de realidad virtual para diseñar el circuito. (Fotos: cedidas)

Europa solo cuenta con dos circuitos diseñados específicamente para el drift (modalidad del motor que se basa principalmente en los sobrevirajes de los vehículos en las curvas para desplazarse lateralmente). El primero, Drift Land UK, se ubica en Lochgelly (Escocia). El segundo… se encuentra en la localidad navarra de Allo y tiene por nombre Naparrak Drift.

El complejo fue fundado en 2023 por Oier Ruiz, de 36 años y natural de Abadiño (Vizcaya); Julen Sánchez, de 29 y vecino de PamplonaEkhi González, vitoriano de 42; y Yon Molinero, donostiarra de 29 años. Estos cuatro emprendedores ya ha han atraído a fanáticos de esta modalidad procedentes de toda España, Bélgica, Alemania, Polonia, Portugal, Estados Unidos, Francia, Italia e Inglaterra.

«Nuestro circuito ha tenido una repercusión económica importante en Allo. Tres personas se han empadronado y otras están buscando una casa para alquilar todo el año»

Ahora, los socios están centrados en invertir el dinero ingresado en este primer año para mejorar las instalaciones. Por el momento, planean crear un box cerrado y una estructura de gradas para el público.

«La idea es que, entre 2026 y 2027, podamos construir un segundo circuito. Al que tenemos ahora lo llamamos circuito escuela. Es muy bueno para aprender. El siguiente será el recorrido de montaña o tougue, más pequeño. Simulará un puerto de montaña, con cambios de rasante, elevaciones, muchas subidas y bajadas… Y el último será de categoría pro, dirigido a coches más veloces, con curvas más largas», explica Molinero a Capital Sport.

En esta línea, también quieren ofrecer un servicio de alquiler de coches para que los aficionados puedan lanzarse al asfalto aunque no cuenten con un vehículo adecuado, así como habilitar un «coche escuela» para impartir clases.

UN ‘CROWDFUNDING’, EL INICIO DE TODO

Pero la idea de crear este singular circuito fue de una «quinta persona», que ya no está en el proyecto y que, en 2018, lanzó una campaña de crowdfunding para recabar fondos: «Al final, entramos nosotros cuatro. En octubre de 2022 abrimos el negocio precipitadamente, con el circuito sin terminar. Se hizo una pequeña inauguración privada, con varios pilotos que conocíamos para que probaran el trazado. Después, permanecimos cerrados al público hasta 2023, cuando abrimos con todas las de la ley», especifica Molinero.

El circuito de Naparrak Drift está inspirado en la pista japonesa de Meihan SportsLand, al que le han añadido desniveles y subidas.

Los socios realizaron los primeros diseños del circuito «con papel y boli», basándose en el japonés de Meihan SportsLand.

El circuito de Naparrak Drift está inspirado en la mítica pista japonesa de Meihan SportsLand. Y sus primeros bocetos se materializaron «con papel y boli». Pero, a la hora de plasmarlo a escala real, el diseño «se distorsionaba», por lo que recurrieron a la realidad virtual con el fin de encontrar una solución técnica. De esta forma, colaboraron con la desarrolladora de simulación de carreras Sion Series, con la que extrapolaron el trazado provisional a un videojuego para ver qué cambios necesitaban y qué ideas sí podrían funcionar.

«El asfalto se realiza a base de mezclas de gravilla. El problema es que, en un circuito de carreras corriente, el suelo está pensado para ir rápido y con el mayor agarre posible. Nosotros, a partir de un compuesto de sílice especial, pudimos encontrar un balance entre adherencia y deslizamiento. La acera está diseñada específicamente para que las ruedas duren más», concreta el socio de la infraestructura navarra.

TANDAS ABIERTAS Y PRIVADAS

Actualmente, la empresa ofrece dos servicios. Por un lado, las tandas abiertas, donde el cliente acude al recinto y practica con su propio vehículo. También hay usuarios que realizan rodadas privadas, en las que un grupo de personas reservan el circuito entero para ellas: «No solo hacemos drift, también servimos de circuito de pruebas para vehículos de carreras o pilotos de rali que han hecho algún ajuste en su auto. De momento, no hemos albergado ninguna competición, porque ha de estar homologada por la federación. Pero, para este año, pensamos en organizar la primera, de la mano de Juicy Drift».

En las carreras de drift, al conductor se le valora por el estilo y la forma en la que ha realizado cada curva.

En las carreras de drift, el conductor es especialmente valorado por el estilo y la forma con los que toma las curvas.

Las carreras de drift destacan porque priman especialmente la calidad de la conducción. Para cada competición, se realiza primero una clasificación, donde los pilotos corren en solitario dos vueltas. En ellas, los conductores deben hacer todo lo posible para que, en las curvas, sus ruedas traseras derrapen con el trazado marcado previamente sobre el asfalto. Así se puntúan el estilo de conducción, el ángulo del giro y si se ha seguido el recorrido señalado.

Con los mejores resultados, se celebran eliminatorias por parejas, que constan de dos vueltas. En la primera, el coche que se encuentra delante marca la trazada y el de detrás ha de imitarlo, mientras que en la segunda tanda se cambian las posiciones. Así, cuanto más cerca marchen los dos al girar, más puntos obtiene el piloto de atrás. Después se suceden nuevas rondas clasificatorias hasta que haya un ganador.

IMPACTO EN EL PUEBLO

El proyecto ha dinamizado la localidad de Allo, cuya población actual ronda las 990 personas. Tras la puesta en marcha del circuito, y con el fin de entrenar con asiduidad, tres ciudadanos catalanes se han empadronado en el municipio navarro, mientras que algunos clientes de Naparrak Drift están buscando alquilar una casa durante todo el año. «Nuestro circuito ha tenido una repercusión económica relevante en el pueblo. Desde el Ayuntamiento nos pusieron todas las facilidades y nos han acompañado mucho. Entendemos que este deporte se encuentra en auge y, en unos años, esperamos llegar a los 200.000 o 300.000 euros de facturación. Actualmente hemos superado los 100.000», sentencia Molinero.


To Top