martes, 28 septiembre 2021

Doce empresas ya se han sumado a Ebro Food Valley

El proyecto, liderado por el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), espera captar fondos europeos para realizar una inversión inicial de más de 300 millones de euros, que genere a su vez más de 600 puestos de trabajo.

Redacción
Pamplona - 22 enero, 2021

La iniciativa ya cuenta con el respaldo de doce empresas, que desarrollan su actividad en la cadena de valor alimentaria. (Foto: cedida)

La iniciativa Ebro Food Valley, liderada y coordinada por el Centro Nacional de Tecnologia y Seguridad Alimentaria (CNTA), ya cuenta con el respaldo de los gobiernos de Navarra, La Rioja y Aragón, así como de un consorcio formado por doce empresas que desarrollan su actividad en la cadena de valor alimentaria, de las cuales cinco son pymes. Se trata del Grupo Empresarial Palacios Alimentación, Conservas Cidacos, Conservas Lazaya Frutas y Dulces, Helios, General Mills, Grupo AN, Grupo Cofrico, Florette Ibérica, Huercasa, Iberfruta, Nulab y Viuda de Cayo.

Esta lista, según explicó CNTA en un comunicado, se ampliará “en los próximos días”. El proyecto “tiene vocación de escala y de impactar en el conjunto de la industria alimentaria”. Por este motivo, este viernes tuvo lugar una sesión informativa dirigida a todos los socios del centro tecnológico (331 en total) para hacer extensible la participación al conjunto de sus empresas asociadas.

CNTA espera que Ebro Food Valley reciba la calificación PERTE, otorgada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, para poder captar fondos del programa Next Generation EU.

El pasado 20 de enero, CNTA envió, en conjunto con la docena de compañías que se han sumado al proyecto hasta ahora, un manifiesto de interés al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en el marco del Programa de Impulso de Proyectos Tractores de Competitividad y Sostenibilidad Industrial para su calificación como Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE). La iniciativa, en este sentido, aspira a captar fondos dentro del programa de recuperación europeo Next Generation EU “para transformar el sector agroalimentario y hacerlo más competitivo, más moderno, más digital, con mayor actividad de I+D, más sostenible y más resiliente”.

Esta transformación, según CNTA, permitirá conseguir un sistema alimentario neutro de carbono para 2050,capaz de suministrar alimentos saludables, seguros, innovadores, sostenibles y accesibles a toda la creciente población, en línea con la estrategia ‘De la Granja a la Mesa’ de la Unión Europea, a la vez que se consigue un sector más competitivo”. Con una inversión inicial de más de 300 millones, el centro tecnológico estima que, por cada euro invertido, se genere un efecto positivo en la economía de más de cinco euros y se creen más de 600 puestos de trabajo.

TRANSFORMACIÓN DIGITAL Y SOSTENIBLE

El proyecto plantea un “ambicioso” plan de acción, que contempla la creación de un modelo de transformación digital y sostenible de la industria alimentaria alineado con el conjunto de políticas europeas, nacionales y regionales, así como con las necesidades del tejido empresarial de la cadena alimentaria y con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia ‘España Puede’, del Gobierno de España. Este modelo está basado en cinco palancas que impactan en toda la cadena de valor del sector: producción primaria sostenible; garantía de suministro de alimentos sanos, seguros, sostenibles y accesibles; modernización y digitalización de la cadena de valor; uso eficiente de recursos; y economía circular, reducción y reutilización de residuos.

Cada una de las empresas participantes realizará su propio plan de transformación individual, “de forma que los actores implicados actúan como banco de pruebas para validar y mejorar un modelo estándar que pueda extenderse a toda la industria agroalimentaria nacional e internacional”. El proyecto también contempla la creación de un hub de innovación y transformación, que permita “transferir el conjunto de aprendizajes e innovaciones desarrolladas al total de la industria alimentaria y otros agentes implicados, especialmente pymes”. Para ello, se creará una plataforma de conexión y se prestarán servicios que faciliten la transformación. El hub será coordinado por CNTA y el Gobierno de Navarra, con la participación de los ejecutivos riojano y aragonés.

Entra aquí para saber más sobre el sector de la agroalimentación en Navarra. 


To Top