Drones para controlar las obras públicas

viernes, 10 julio 2020

Drones para controlar las obras públicas

El Gobierno foral ha iniciado los primeros vuelos de prueba para testar las funcionalidades de estos dispositivos. Según el Ejecutivo navarro, con estos se equipos ya no hará falta contratar aeronaves y empresas de fotogrametría.

Redacción
Pamplona - 28 mayo, 2020

Los drones que utiliza el Gobierno foral por primera vez en obras públicas. (Fotos: cedidas)

El Departamento de Cohesión Territorial, a través de la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras, ha comenzado a usar drones en las obras públicas. Esta tecnología, según informó el Gobierno de Navarra, permitirá realizar labores de control y seguimiento de las diferentes fases de construcción, además de facilitar la preparación de los proyectos constructivos y la posterior actualización de los mapas de carreteras una vez completadas las obras.

Para testar las funcionalidades del uso de drones en obra pública, se realizó una prueba técnica en los alrededores de la ermita de Eunate y, posteriormente, se han programado vuelos en Cárcar y San Adrián con el fin de tomar imágenes y elaborar el material cartográfico necesario para los proyectos de adecuación de sendas rotondas en estas localidades. Otro de los vuelos se ha efectuado en la carretera N-121-B, en el término municipal de Elizondo, donde se proyecta construir una nueva vía de acceso a la comisaría de Policía Foral.

Vuelo de prueba realizado junto a la ermita de Eunate.

Vuelo de prueba en la ermita de Eunate.

El jefe de la Sección de Cartografía, Jorge Iribas, valoró positivamente las primeras pruebas realizadas en las últimas semanas: “Durante el mes de mayo, hemos realizado los primeros vuelos en Navarra con resultados satisfactorios. La aplicación de drones posibilita conseguir representaciones del terreno y de las obras con la misma o mayor precisión que la obtenida hasta ahora, pero de forma más económica y en menor tiempo”.

Según Iribas, esta tecnología permite sustituir los vuelos sobre el terreno, “que requerían la contratación de aeronaves y empresas de fotogrametría”, así como “reemplazar algunos modelos tridimensionales que se elaboraban con levantamientos pie a tierra sin imagen de la zona”.

REDUCCIÓN DE COSTES Y TIEMPO

El uso de drones permite sobrevolar los terrenos donde se realizan las obras o donde está previsto iniciar nuevos trabajos y, en un tiempo reducido, elaborar un modelo digital del terreno (MDT) en tres dimensiones y una ortofoto “libre de errores y deformaciones”. Además, es posible generar secuencias de vídeo de la zona levantada. “En una primera fase, que es la que hemos puesto en marcha, elaboramos una representación de los terrenos sobre los que está previsto realizar la obra para que los técnicos puedan elaborar el proyecto constructivo”, apuntó Iribas.

Posteriormente, durante la ejecución de los trabajos, los drones permitirán hacer un seguimiento de los avances de la construcción. Tras la finalización del proyecto, esta tecnología permitirá también obtener las fotografías aéreas del proyecto terminado y confeccionar la cartografía necesaria para actualizar el Mapa Topográfico de Navarra y los mapas de carreteras.

“En una primera fase, elaboramos una representación de los terrenos sobre los que está previsto realizar la obra para que los técnicos puedan elaborar el proyecto constructivo”.

Además de la aplicación para obra pública, el empleo de drones permitirá atender otras necesidades de índole cartográfico.

Desde el Ejecutivo foral se va crear un Grupo de Trabajo Técnico de Drones, que estará coordinado por SITNA (Sistema de Información Territorial de Navarra) e incluirá a Policía Foral, Protección Civil, la Sección de Cartografía y el resto de organismos públicos que hagan uso de esta tecnología.

VUELOS A 100 METROS DE ALTURA

La Sección de Cartografía de Obras Públicas e Infraestructuras adquirió en 2019 dos drones multirrotor y un software de postproceso. Tras la realización del curso de pilotaje por parte de dos técnicos y certificarse como operadora de drones, la sección cuenta con toda la documentación necesaria para realizar vuelos y cartografiar los proyectos de obra pública.

Toma aérea de la rotonda de Cárcar.

Toma aérea de la rotonda de Cárcar.

Para realizar este trabajo, los técnicos preseñalizan varios puntos de apoyo, puntos del terreno identificables posteriormente en gabinete en las fotografías que toma el dron y a los que se les da coordenadas precisas con un dispositivo GNSS, conectado a la Red de Geodesia Activa de Navarra (RGAN), que permiten dar mayor precisión al vuelo en el trabajo posterior de oficina.

El dron vuela a una altura de 100 metros y obtiene las coordenadas de cada punto en los que toma una imagen nadiral del terreno. Las imágenes se tratan posteriormente hasta elaborar una ortofoto de tres centímetros de píxel y un modelo digital del terreno, aplicables a las diferentes fases de una obra, desde la elaboración de su proyecto, hasta la inclusión de esta infraestructura en los mapas cartográficos.

Entra aquí para leer más sobre economía en Navarra.


To Top