sábado, 28 enero 2023

Ecobeic diseña una bicicleta eléctrica ligera con materiales 100 % reciclables

Javier Góngora, ingeniero industrial de Siemens Gamesa, es el precursor de la firma, que espera tener el prototipo en menos de dos meses y el modelo comercial en unos cinco. Por ahora, él y su equipo se están centrando en el cuadro, de modo que producirán el resto de los elementos de la bicicleta con proveedores navarros como Amaya Sport, riojanos y vascos. Pero, a largo plazo, su idea es encargarse del vehículo al completo. "Encontré algo similar en Holanda y Brasil, pero las bicicletas eran muy pesadas. Nuestro cuadro va a pesar solo 2 kilos y el diseño es muy innovador", subraya Góngora a Capital Sport.

Iratxe Zubieta
Pamplona - 23 enero, 2023

Por ahora, la firma se centrará en la fabricación del cuadro de las bicicletas. (Foto: Maite H. Mateo)

“Me pasó un poco como al chico de las palas de pádel que salió en Capital Sport. Este también es un proyecto confeccionado a medida. En el mercado no había nada que me terminase de encajar y decidí ir sumando todas las características que quería que tuviese una bicicleta en un mismo diseño”, confiesa ufano Javier Góngora, precursor de Ecobeic.

Tras conceptualizar su idea, se puso a investigar el mercado para identificar si alguna empresa había creado un prototipo como el que tenía en mente: “Todo lo que tiene que ver con energía verde y el reciclaje me llama la atención. Y me parecía raro que en el mercado no se ofreciese ninguna bicicleta eléctrica más ligera con estos atributos. Empecé a investigar y encontré algo similar en Holanda y Brasil, pero eran muy pesadas, no podían competir en el mercado. Entonces, estuve dándole una vuelta al tema con algunos compañeros y nos lanzamos”, explica este ingeniero industrial que actualmente trabaja en Siemens Gamesa.

“Todo lo que tiene que ver con energía verde y el reciclaje me llama la atención… Me parecía raro que en el mercado no se ofreciese ninguna bicicleta eléctrica con estos atributos”.

Así nació Ecobeic, la firma navarra que en un futuro cercano fabricará innovadoras bicicletas eléctricas, producidas con materiales 100 % reciclables: “Creo que este proyecto puede cubrir inquietudes comunes en los amantes de las dos ruedas y que va a gustar la iniciativa. Puede gustar a gente que quiere una bici que pese poco; a gente que se preocupa por el medio ambiente; o, simplemente, por cuestión de diseño, ya que es diferente”.

Por el momento, el equipo de ingenieros y diseñadores que trabajan en la iniciativa se centrará en la fabricación del cuadro. “El diseño va a ser bastante novedoso porque hemos optimizado el cálculo con elementos finitos. El calculista que tenemos procede de la aviación, en la que tiene su propia empresa. Y lo que hemos conseguido es hacer una bicicleta de plástico en casi todos los puntos, aligerarla mucho y que sea visualmente distinta. El cuadro no son tres tubos unidos por una soldadura, sino que tiene una forma singular. Es recto y tiene agujeros”, especifica.

La integración de la batería eléctrica va a emular al bidón de agua. De hecho, se ubica en el mismo punto del cuadro y se puede quitar y poner: “Va a tener un cargador estándar como el del ordenador. Por tanto, va a presentar varios detalles interesantes”. Al mismo tiempo, el cuadro va a pesar solo 2 kilogramos, “muy poco para una bici eléctrica”. “Las que hay de plástico reciclable ahora mismo pesan 7 kilos y las de fibra de carbono, 1,5. La nuestra en total rondará los 6 kilogramos así que vamos a estar dentro de los pesos medios de las bicis normales”, avanza.

“El cuadro va a pesar solo 2 kilos, que para una bici eléctrica es muy poco”

En este sentido, el equipo de Góngora ya ha seleccionado los materiales adecuados para materializar el diseño: “Necesitábamos algo que por un lado fuese reciclable y, por otro, tuviese unas propiedades mecánicas buenas. Po eso, nos hemos ido a la poliamida reforzada con fibra de vidrio. El resultado final no puede ser 100 % de material reciclado, porque si no no cumpliría las propiedades mecánicas necesarias para que sea funcional, pero si será 100 % reciclable”, asegura.

A largo plazo, su idea es ir añadiendo el resto de los componentes de la bicicleta (manillar, ruedas, sillín…). Pero, de momento, ha contactado con proveedores navarros, riojanos y vascos para estos elementos: “La idea es hacer lo máximo aquí. Por ejemplo, nos hemos apoyado en Amaya Sport para el tema del molde de inyección con el que haremos la fabricación en serie”.

Ecobeic trabaja ya en un primer prototipo, que espera tener listo en menos de dos meses. De ahí que, por ahora, Góngora se muestre prudente y prefiera no enseñar el diseño. “Hemos mirado bastantes procesos de fabricación, moldes 3D… Encontrar un material reciclable propicio y establecer un proceso de elaboración a un precio competitivo no resultó tan sencillo como pensábamos en un inicio. Finalmente, vamos a inclinarnos por la inyección para la fabricación en serie, ya que nos permite hacerlo con los materiales que queremos”. Así, prevé que el modelo comercial esté listo en unos cinco meses.

Ahora bien, los materiales del prototipo y del modelo final serán diferentes: “El prototipo se hará a escala para que sea representativo. Tenemos que perfeccionarlo al máximo antes, ya que el coste del molde con el que luego se fabricarán las bicicletas es de 150.000 euros aproximadamente. De modo que no puede haber margen de error. Cuando veamos que el prototipo funciona, haremos el resto de las bicicletas con el molde”.

UN EQUIPO EXPERTO EN INGENIERÍA Y DISEÑO

Este navarro de 41 años encontró la señal que necesitaba para dar un paso adelante cuando presentó la idea a un concurso convocado por el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Navarra (COIINA). “Les pareció interesante, así que pasó de ser una idea a un proyecto tangible”, rememora.

“Como nuestro diseño no he visto nada antes. Tenemos muchas ganas de materializarlo”

Después consiguió despertar el interés de varias personas más, que se sumaron a Ecobeic: “Todas vienen del mundo de la ingeniería aeronáutica y la eólica. De los cinco colaboradores que somos, el diseñador le pega mucho a la bici, el calculista optimiza mucho las estructuras y nuestra experta en Product Design ha trabajado con empresas del Ibex 35 en estos temas. Así que nos está ayudando mucho a que estéticamente sea más agradable. Sinceramente, todas las personas con las que vamos hablando nos trasladan que la iniciativa les resulta interesante. De hecho, no he visto ningún diseño como el nuestro y tenemos muchas ganas de materializarlo. Es muy innovador”.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top