domingo, 4 diciembre 2022

El 50 % de las empresas ya ha implementado programas de salud y bienestar

Así se desprende de la II Encuesta sobre Salud y Empresa, promovida por Mutua Navarra en colaboración con la CEN, Aedipe Navarra y La Rioja y el Gobierno foral. La nueva edición de este estudio, en el que participaron 211 organizaciones implantadas en la Comunidad foral, arroja un aumento del 11,2 % en los problemas de salud mental respecto a 2018 y confirma que los problemas musculoesqueléticos "continúan siendo la principal causa" de absentismo laboral.

Redacción
Pamplona - 19 mayo, 2022

Javier Igea (Mutua Navarra), Izaskun Goñi (Gobierno de Navarra) y Carlos Fernández (CEN). (Foto: cedida)

El cuidado de las personas y su salud “sigue siendo un elemento clave y estratégico para las empresas de Navarra, concretamente para la consecución de sus resultados y para la satisfacción de las personas trabajadoras”. Esta conclusión se desprende de la II Encuesta sobre Salud y Empresa, promovida por Mutua Navarra y presentada este jueves.

Según el estudio, el 98,5 % de las empresas navarras considera que la salud de sus trabajadores tiene bastante o mucha influencia en la productividad. Por otra parte, el informe detalla que los problemas de salud mental “son cada vez más frecuentes y significativos”, en línea con lo ya evidenciado en el sexto Barómetro de Absentismo. En concreto, se aprecia un aumento del 11,2 % en relación a los datos publicados en primera edición de la encuesta, de 2018. Además, la encuesta revela qué medidas empleadas desde que se desató la pandemia han conseguido mantenerse en las organizaciones. Así, se concluye que las herramientas tecnológicas de comunicación cuentan con el respaldo del 59,5 % de las empresas encuestadas.

“El cambio hacia una cultura de la salud en las organizaciones ya está en marcha hacia un concepto mucho más integral. En muchas empresas se realizan iniciativas puntuales sobre promoción de la salud, tal como afirman cuatro de cada diez empresas encuestadas en el presente estudio, pero hay que seguir desarrollando planes más amplios y sostenidos en el tiempo”, destacó Javier Igea, director del Área de Empresa Saludable en Mutua Navarra. Además de animar a las empresas “a reforzar la apuesta por la salud como un eje estratégico”, Igea recordó que los trabajadores “necesitan buena salud para desarrollarse al máximo personal y profesionalmente”.

Javier Igea (Mutua Navarra): “El cambio hacia una cultura de la salud en las organizaciones ya está en marcha”.

“Tras la pandemia, es necesario reactivar las actuaciones y esfuerzos en prevención de riesgos laborales y en salud, tanto para disminuir la siniestralidad como para mejorar la salud desde el ámbito laboral”, añadió por su parte Izaskun Goñi, directora general de Política Económica, Empresarial y Trabajo.

Después de la presentación del estudio, además, Carlos Fernández Valdivielso, secretario general de la Confederación Empresarial Navarra (CEN), resaltó que el liderazgo empresarial “aboga por la creación de ecosistemas de trabajo saludables, promoviendo acciones encaminadas a detectar, prevenir y cuidar la salud de sus trabajadores”

En total, 212 empresas de diferentes tamaños y sectores participaron en el presente estudio, el segundo de estas características realizado en la Comunidad foral. La realización de esta encuesta, dirigida por el Departamento de Sociología de la Universidad Pública de Navarra (UPNA), contó con la colaboración de la CEN, Aedipe Navarra y La Rioja y de la Dirección General de Política Económica y Empresarial y Trabajo del Gobierno de Navarra.

CONCLUSIONES

En comparación con datos registrados en 2018, el estudio desprende un incremento del 6,9 % en el número de empresas que afirman que la salud “tiene mucha o bastante importancia”. En concreto, así lo piensan el 98,5 % de las organizaciones encuestadas en esta oportunidad. La nueva edición de la encuesta también arroja un aumento del 11,2 % en los problemas de salud mental y un descenso del 36,8 % en los problemas respiratorios (no Covid-19).

Además, el estudio confirma que los problemas musculoesqueléticos “continúan siendo la principal causa de ausencia al trabajo” y que “nueve de cada diez empresas manifiestan una disposición activa a implementar programas de salud y bienestar”. De ellas, “cinco ya lo han hecho, frente a una de cada diez que no lo ve necesario”.

Tras la pandemia, “el 59,5 % de las empresas encuestadas mantendrá las herramientas tecnológicas de comunicación y el 40 % el teletrabajo”.

En esa misma línea, el informe vislumbra “importantes diferencias” en el alcance y la organización de la salud conforme aumenta el tamaño de la empresa.

Así, por ejemplo, solo el 2,5 % de las organizaciones de menos de 25 trabajadores afirman que ya tienen implantados programas de salud, frente al 22,2 % de más de 250 trabajadores. Del estudio también se extrae que, a menor tamaño de empresa, más se pospone la decisión de establecer un modelo de gestión saludable (el 41,3 % de las pequeñas prefieren postergarlo frente al 5,6 % de las más de 250 empleados).

Otra de las conclusiones del informe es que la incidencia de la pandemia “ha ralentizado de manera sustancial” la ejecución de planes relativos a la salud durante el pasado 2021. En cuanto a los aspectos más afectados por la pandemia, se extrae que la estabilidad emocional (29,4 %), las relaciones interpersonales (24,9 %), la conciliación entre trabajo y familia (20 %) y la carga de trabajo (19,2 %) son los más acuciantes.

Del estudio se deduce que, tras la pandemia, el 59,5 % de las empresas encuestadas mantendrá las herramientas tecnológicas de comunicación y el 40 % el teletrabajo. Así mismo, el 36,7 % continuará con medidas de conciliación. Por otra parte, las acciones a desarrollar en los próximos dos años varían según el tamaño de empresas: actividad física/deporte, alimentación y nutrición en empresas pequeñas; bienestar psicológico y emocional, la gestión de la edad, el desarrollo competencial y diversidad e inclusión en empresas de entre 100 y 249 trabajadores; y actividad física/deporte, el bienestar psicológico/emocional, la alimentación y nutrición, y el tratamiento y prevención de adicciones en compañías de 250 y más trabajadores. Entre las empresas de 26 y 99 empleados, en cambio, no se registraron “tendencias preferentes”.

La irrupción del Covid-19, remarcó Igea, “ha cambiado la forma de organizar el trabajo, las prioridades y la forma de relacionarse con los demás”. En este sentido, la salud “es un factor con alta repercusión en los resultados, así como en la satisfacción laboral de las personas y en la retención del talento”.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.

Archivado en:

CEN · Mutua Navarra · Salud Laboral · Javier Igea ·


To Top