martes, 24 noviembre 2020

El anteproyecto de Presupuestos para Pamplona aumenta el gasto un 18,8 %

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, presentó este jueves las líneas generales del anteproyecto de Presupuestos para 2021, que viene marcado por la actual crisis. El techo de gasto alcanza los 231,4 millones de euros, 43 más respecto a las cuentas prorrogadas de este año. Pero el PSN le advirtió de que no existe "la confianza necesaria" para brindarle su apoyo.

Redacción
Pamplona - 12 noviembre, 2020

Maya presentó este jueves el anteproyecto de Presupuestos para 2021. (Foto: archivo)

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y la concejala delegada de Servicios Generales, María Echávarri, presentaron este jueves las líneas generales del anteproyecto de Presupuestos del Ayuntamiento de Pamplona para 2021, que vienen marcadas por la situación derivada del Covid-19. El techo de gasto alcanza los 231,4 millones de euros, un 18,8 % más que los Presupuestos prorrogados inicialmente para este año, que fueron de 188 millones.

Según informó el Consistorio, parte de los 43 millones de diferencia se recuperarán mediante modificaciones presupuestarias, con el consiguiente retraso en la toma de medidas, concesiones de ayudas o ejecución de proyectos para relanzar la ciudad. Por el contrario, al menos 8,8 millones de euros de esos 43 se perderían “definitivamente como inversiones”.

Enrique Maya: “Las consecuencias de que no se apruebe el anteproyecto y tengamos que trabajar con un presupuesto prorrogado son mucho más graves que en anteriores ocasiones”.

En caso de una nueva prórroga presupuestaria, esos 8,8 millones no se podrían vincular a partidas de gastos e inversiones, pues las cuentas prorrogadas están ya ‘cerradas’, según el escenario de 2018. 

Los 231,4 millones de euros del anteproyecto se desglosan en 193,4 millones en gasto corriente y de funcionamiento vinculado a la gestión de las diferentes áreas municipales; 8 millones en concepto de intereses, amortizaciones de préstamos y anticipos; y 30 millones para inversiones. En caso de una nueva prórroga, el presupuesto “quedaría reducido nuevamente”, de forma inicial a 188 millones de euros (180 correspondientes a la gestión de las áreas y 8 millones para intereses y amortizaciones). En el mes de mayo, una vez cerrado el ejercicio de 2020 e incorporados a las cuentas los remanentes de tesorería, se calcula que el presupuesto, tanto si se aprobara como si se prorrogara, podría aumentar en unos 15 millones de euros, que irían destinados también a inversiones y gasto corriente. El presupuesto municipal podría incrementarse entonces hasta los 246,4 millones de euros o hasta los 203 si se prorrogara.

“La prórroga presupuestaria supondría la pérdida de recursos para enfrentar los gastos extra que la pandemia generó, y que cuantificamos en 2 millones de euros para 2021”.

Maya insistió en la importancia de contar con un presupuesto aprobado para el año que viene y apeló a la “responsabilidad” de los grupos municipales. “Se trata de un año distinto y con unas necesidades muy diferentes a las de cualquier ejercicio anterior. Y, precisamente por eso, las consecuencias de que no se apruebe y tengamos que trabajar con un presupuesto prorrogado son mucho más graves que en anteriores ocasiones”.

Con esto, abrió un proceso de negociación en torno a la propuesta de inversiones, que culminará con la votación en Junta de Gobierno Local del proyecto de presupuesto. “La prórroga presupuestaria supondría la pérdida de recursos para enfrentarse a los gastos extra que la pandemia generó, y que el Ayuntamiento cuantifica en 2 millones de euros para 2021”, indicó Maya. En ese gasto se incluyen la compra de EPI, la limpieza extra en los colegios, la atención a personas en situaciones de emergencia, la atención a personas mayores en situación de dependencia, los gastos de funcionamientos del cementerio o partidas para reactivar el desarrollo económico y cultural.

El PSN advirtió de que, “en este momento, no se da la confianza necesaria para aprobar dicho proyecto”.

Además, el escenario de 2020 “cuenta con una reducción de los ingresos municipales y un aumento del déficit debido a la pandemia”, cuantificado en 10 millones de euros. A eso se suma el proyecto de ordenanzas fiscales y normas reguladoras de los precios públicos, aprobado de forma inicial por el pleno del Ayuntamiento, que recoge la congelación de impuestos y tasas para 2021, así como la supresión de las tasas de terrazas en vía pública, con la consiguiente reducción de ingresos.

VALORACIÓN DEL PSN

Sin embargo, el PSN alertó tras la rueda de prensa que “en este momento no se da la situación de confianza necesario para aprobar dicho proyecto”. Así, los socialistas recriminaron a Navarra Suma “su actitud unilateral durante toda la legislatura y la falta de transparencia y diálogo que está mostrando”.

Entre las decisiones “polémicas” del equipo de gobierno, la formación socialista resaltó algunas como “la reimplantación de plazas de aparcamiento en Pío XII, la reapertura de padre Moret o el desastre de calle Amaya”, todas ellas en materia de movilidad. Iniciativas a las que se suman “la oposición a la construcción de vivienda social en Ripagaina y en el resto de la ciudad, la paralización del proceso de resignificación de Los Caídos o el mal uso institucional del cargo de alcalde en San Fermín”.

Desde el PSN explicaron que, si Maya quiere llegar a acuerdos con su partido, deberá “asumir que es alcalde en minoría, dejar de anunciar medidas sin contar con el resto de grupos y cambiar de actitud”.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra. 


To Top