viernes, 22 octubre 2021

El bitcóin también seduce a los empresarios

La inversión en bitcoines se disparó al inicio de la pandemia y ya ha llegado al tejido empresarial, que empieza a usarlos como una alternativa de ahorro y hasta como herramienta financiera. Así lo explican desde varias plataformas de criptomonedas, consultoras de riesgos de divisas y bancos a NavarraCapital.es. A pesar de los vaivenes que el bitcóin ha experimentado en los últimos meses, poco a poco está adquiriendo relevancia entre empresas españolas y navarras que desean simplificar sus transacciones internacionales.

Irene Guerrero
Pamplona - 16 agosto, 2021

La tendencia al alza del bitcóin está atrayendo al tejido empresarial. (Foto: Shutterstock / ImageFlow)

Cerca de cinco millones de españoles, el 9 % de la población, poseen y utilizan criptomonedas, según un informe elaborado por Statista en diciembre de 2020. Actualmente, existen más de 9.000 criptodivisas en el mundo, pero ninguna supera la fama de la primera en nacer: el bitcóin. Lo llaman el ‘oro digital’, y ya no solo interesa a los gurús de Sillicon Valley y a los amantes de la tecnología en general. De hecho, este fenómeno se extiende ya al tejido empresarial, que ve una oportunidad de inversión en ella y a menudo la utiliza como una herramienta más para sus actividades financieras.

Especialistas en criptomonedas, divisas e inversiones analizan para NavarraCapital.es este fenómeno. Todos coinciden en que, a pesar de la volatilidad que se le achaca, el valor del bitcóin se ha incrementado en sus doce años de historia, por lo que las inversiones se han multiplicado sin existir un perfil de inversor demasiado concreto. Así mismo, destacan la importancia que tendrá este activo en el futuro, sobre todo como divisa para empresas con proyección internacional que quieran simplificar sus transacciones.

Javier Pastor (Bit2Me): “Las empresas con delegaciones en Latinoamérica utilizan el bitcóin como herramienta para tener un flujo de caja rápido, eficaz y con un costo muy bajo”.

A nivel mundial, la plataforma española de intercambio de criptomonedas Bit2Me cuantificó este interés a partir de la pandemia. En 2020, octuplicó su volumen de movimientos en todo tipo de divisas, pasando de 200 millones de euros a 1.500 millones, y duplicó tanto su número de usuarios particulares como de empresas, hasta alcanzar los 200.000. Por ahora “menos del 10 %” son compañías, pero el número está creciendo de forma constante, explica Javier Pastorcountry manager para España.

Las empresas empiezan a ver el bitcóin como una nueva forma de atesorar y ahorrar, como una alternativa a tener depósitos en los bancos. Incluso están usándolo como una herramienta financiera, sobre todo aquellas firmas que tienen delegaciones en Latinoamérica y necesitan un flujo de caja rápido, eficaz y con un costo muy bajo”, valora. Así mismo, el número de firmas en la plataforma crece de la mano de otro servicio: una pasarela de pagos para que el cliente pague en bitcoines y las empresas puedan recibirlos o convertirlos a euros en el acto. 

Jorge Labarta, socio fundador de Quant, cuyo campo de especialización es el apoyo a empresas en la gestión del riesgo de divisas y materias primas, identifica igualmente un crecimiento de inversiones en bitcóin en el entorno navarro: “He ido conociendo a empresarios que han invertido 8.000 o 10.000 euros y particulares que han hecho lo propio con 200 o 300 euros. El perfil de inversor es muy general, porque están metiendo la cabeza hasta profesionales alejados del mundo de la inversión como panaderos o electricistas”, explica. Labarta reconoce que esta criptomoneda tiene “potencial para llegar a ser un elemento importante en el futuro de las divisas”. 

Jorge Labarta (Quant): “He ido conociendo a empresarios que han invertido 8.000 o 10.000 euros y a particulares que han hecho lo propio con 200 o 300″.

No obstante, se muestra aún prudente respecto a la futura implementación del bitcóin en el tejido empresarial: “Es una locura que una empresa acepte o realice pagos en bitcoines por su altísima volatilidad”.

Labarta hace referencia así a cómo esta criptomoneda alcanzó el pasado mes de abril uno de los valores más altos de su historia, situándose por encima de los 63.000 dólares antes de la salida a Bolsa de Coinbase, una de las principales plataformas de intercambio de criptomonedas. Pero, un mes más tarde, cayó cerca de un 40 % hasta rozar los 31.600 dólares, después de que China prohibiera a sus instituciones financieras ofrecer servicios relacionados con los activos de criptodivisas y advirtiera de que no pueden aceptarse como fórmula de pago. 

“La volatilidad es una realidad ahora, pero cada vez más vamos a ver un activo más estable”, replica Jesús Pérez, fundador del nodo de inversión en criptodivisas Crypto Plaza. Para exponer su argumento, traza un símil: “Es como invertir en Facebook, Yahoo o Google en 1990. Entonces, parecía una locura. Pero hubiera sido una equivocación no entrar en una tecnología con tanto potencial”. Según Marcela Carvajal, CEO de Crypto Plaza, sus ventajas competitivas se concretan en que, al ser una moneda descentralizada, “no incurre en comisiones por envío ni requiere de terceros intermediarios, por lo que es ideal para alcanzar incluso a regiones desbancarizadas”.

EL SECTOR SE EXPANDE

Todos los grandes agentes del sector bancario se han dado cuenta, finalmente, de que si no puedes con tu enemigo tienes que unirte a él“, sostiene Pastor. Labarta corrobora el análisis, aunque utiliza unas palabras más contenidas en su reflexión: “Los bancos y servicios financieros son seguidores en esta nueva tendencia, y ya no punta de lanza”.

Marcela Carvajal (Crypto Plaza): “Las criptomonedas tienen como principal ventaja competitiva que no incurren en comisiones por envío ni requieren de intermediarios, por lo que son ideales para alcanzar regiones desbancarizadas”.

En este sentido, el sector financiero empieza a lanzar nuevas propuestas ante la creciente popularidad de las criptomonedas. En marzo de este año, PayPal anunció la compra de Curv, una startup israelí especializada en la custodia de divisas digitales, por 200 millones de dólares. Una nueva tarjeta de pago con criptoactivos, impulsada por la plataforma Criptan con el soporte de Mastercard, arrancó en España el pasado mes de mayo. Y hace escasas semanas, BBVA se estrenaba como primer banco de la zona euro en ofrecer la compraventa de criptomonedas desde su filial en Suiza.

Nuestra oferta está teniendo una gran acogida. Hemos detectado un gran apetito por las criptodivisas entre los inversores de banca privada que quieren diversificar sus inversiones, desde clientes particulares y family offices hasta inversores institucionales”, indican fuentes de la entidad bancaria a este medio.

Por el momento, BBVA solo ha incluido el bitcóin en su oferta, “por ser la más extendida de las criptomonedas”, pero su intención es “incorporar en breve” otras criptomonedas: “Empezaremos siempre por las que mayor interés despiertan en los inversores y nos permiten asegurarnos que cumplimos con la regulación”.

BBVA constata una “gran acogida” de su servicio de custodia y compraventa de criptomonedas en Latinoamérica, Europa y Turquía.

Desde BBVA matizan que en Latinoamérica hay “mucho interés por invertir en todo tipo de criptodivisas”, quizás por la devaluación que experimentan las monedas locales. A estos países les siguen los de Europa y Turquía. Así mismo, las fuentes consultadas indican que la extensión de este servicio a otros Estados dependerá de “si los mercados cumplen las condiciones adecuadas en cuanto a madurez, demanda y regulación”.

“EL REY” DE LAS CRIPTOMONEDAS

Pastor reivindica el primer puesto del bitcóin entre las criptodivisas: “Es el rey y lo seguirá siendo. No hay otra criptomoneda que pueda igualar o sustituir la posición que tiene por su infraestructura, debido al nivel de seguridad que ofrece, por su descentralización y porque no hay una personalidad alrededor de la moneda”. No obstante, cuando desea “arriesgar más”, el country manager de Bit2Me para España opta por divisas como el cardano o el ethereum: “Son proyectos interesantes, pero el papel que cumplen en un posible nuevo sistema financiero es muy discutible todavía”.

La plataforma Bamboo DeFi ya cuenta con entre 640 y 700 usuarios y mueve 200.000 dólares en el mercado general.

Por el contrario, Carvajal incide en las mejoras que el ethereum incorpora y que son “limitaciones” en el bitcóin: “Quienes compran criptomonedas no solo lo hacen porque sean un valor refugio, sino que están desarrollando productos financieros que permiten generar ingresos pasivos. El ethereum tiene más posibilidades que el bitcóin”.

Daniel Valdés, CEO de Nexxyo Labs, pone en valor una divisa poco conocida: el PancakeSwap. “Esta moneda puede dar muchas alegrías porque fue uno de los primeros proyectos en apostar por la red BSC, una de las iniciativas más interesantes en el mundo de las criptodivisas”, detalla. 

Así mismo, profundiza en el nivel de aceptación que está teniendo Bamboo DeFi, la plataforma que cuenta con la primera criptomoneda propiamente navarra y cuyo lanzamiento adelantó este medio: Bamboo. “Los usuarios de nuestra plataforma oscilan entre los 640 y los 700. En casas de cambios centralizadas, como Mexc, Tokpie o Gate.io, andamos cerca de los 59.000 usuarios”, concreta. Su precio se ha estabilizado entre los 25 y los 30 céntimos, y mueve “200.000 dólares diariamente en el mercado en general”.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top