jueves, 4 marzo 2021

El interior de bares y restaurantes seguirá cerrado hasta el 11 de febrero

El vicepresidente Javier Remírez y la consejera de Salud, Santos Induráin, comparecieron en rueda de prensa para anunciar la prórroga de las restricciones e informar sobre la situación de los contagios. El último informe del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra señala que se ha consolidado una tendencia alcista en contagios tras el periodo navideño.

Redacción
Pamplona - 27 enero, 2021

Las restricciones en bares y restaurantes se prorrogan hasta el 25 de febrero. (Foto: Maite H. Mateo)

Navarra amplía hasta el jueves 11 de febrero las actuales restricciones de aforos y el cierre del interior de la hostelería, aunque se mantienen abiertas las terrazas. Así lo anunciaron el vicepresidente Javier Remírez y la consejera de Salud, Santos Induráin, en la rueda de prensa posterior a la sesión de Gobierno de este miércoles.

Además, continúan vigentes hasta el 15 de febrero las restricciones referidas al cierre perimetral de Navarra, a la limitación de la movilidad nocturna entre las 23 y las 6 horas, y a la reducción de las reuniones en el ámbito privado a una única unidad de convivencia (las personas que viven solas si pueden recibir visitas individuales).

Santos Induráin: “Los datos son inquietantes y preocupantes, sobre todo por factores imprevisibles como la variante inglesa del virus, el mayor uso de interiores por invierno y las temperaturas frías”.

La consejera Induráin explicó que la prórroga de estas medidas obedece a la situación epidemiológica del Covid-19 en Navarra. Según ella, el último informe del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra señala que se ha consolidado una tendencia alcista en contagios tras el punto de inflexión marcado con motivo del periodo navideño. Así, por quinta semana consecutiva, el número de casos positivos (1.673) es superior a la semana anterior en un 16 %: “No obstante, este incremento evidente no ha sido exponencial, como sucedió en octubre, sino en forma de escalones”.

Induráin destacó también que Navarra es la cuarta comunidad con menos incidencia acumulada en catorce días, con 486 casos por 100.000 habitantes, y “se encuentra lejos” de la media estatal, que es de 893 casos por 100.000. De todos modos, la consejera de Salud remarcó que estos datos “no dejan de ser inquietantes y preocupantes”, sobre todo por “factores imprevisibles” como “la variante inglesa del virus y otras mutaciones, el mayor uso de interiores en esta temporada del año y las temperaturas frías que favorecen la propagación del coronavirus”.

SITUACIÓN DEL SISTEMA HOSPITALARIO

El crecimiento continuado de los contagios de varias semanas “tiene ya su claro reflejo” en el sistema sanitario. Así, en la última semana se han registrado 104 ingresos hospitalarios, treinta más que en la anterior, y la ocupación neta hospitalaria ronda los 200 pacientes, de los que treinta se encuentran en la UCI. En este sentido, Induráin informó que el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) ha reorganizado parcialmente la red hospitalaria, “habilitando o previendo de nuevo más espacios en el Complejo Hospitalario de Navarra y otros centros hospitalarios, además de trabajar en los sistemas colaborativos previstos con la red privada, que ya se reactivaron desde el final de verano”.

Por el momento, “no se han realizado desprogramaciones de actividad quirúrgica importante, salvo algunas operaciones en el hospital García Orcoyen de Estella-Lizarra”. Esta es la razón por la que “la situación es manejable”, a pesar de que “el hecho de encontrarnos en enero, un mes en el que es habitual una alta ocupación por patologías no Covid-19, complica el panorama y nos llevan a ser precavidos y reactivar el siguiente nivel de contingencia”.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top