sábado, 28 noviembre 2020

El Molino de los premios

La gran cocina personal y laureada, la que nace exquisitamente adiestrada para despertar emociones, no está reñida con la cercanía y la humildad. Tampoco que los fogones tradicionales, esos que jamás cambian de carta o receta, aúnen sobre un solo plato el mejor arte culinario local. Por ello, la Academia Navarra de Gastronomía concede esta vez su Premio Anual a David Yárnoz y un Reconocimiento Especial al Restaurante Kasino de Lesaka. Vanguardia y leyenda, personalidad y solera, del más exitoso aroma foral.

Alberto Guzmán
Pamplona - 1 febrero, 2020

El equipo del Molino de Urdániz al completo, tras recibir la segunda estrella Michelin. (Fotos: José Luis Pujol / cedidas)

Reconocimiento al éxito, a la vanguardia, al despertar del sabor, a ese incontestable afán de superación tan bien fusionado con la humildad, pero también al cultivo de la tradición, la solera y a un arte gastronómico casi centenario. Quizá incompatibles a primera vista… ¡pero de maridaje perfecto en nuestra tierra! La Asamblea General de la Academia Navarra de Gastronomía ha concedido su Premio Anual de Gastronomía, edición 2019, al prestigioso cocinero David Yárnoz. Y lo ha hecho argumentando al dente la decisión de reconocer a quien tomó las riendas del negocio familiar, El Molino de Urdániz, en el año 2004.

“Yárnoz desarrolla un tipo de cocina perfectamente ejecutada y excelente por el uso de productos siempre cercanos y sostenibles. Hoy por hoy, no cabe duda en señalarlo como uno de los mejores chefs navarros del momento. Su esfuerzo y tesón le han llevado a desarrollar una cocina propia, de enorme personalidad, siempre enfocada al despertar de emociones. Todo ello combinado con su humildad le convierten en un grande“, afirma a VanityCapital.es Martín Sarobe, presidente de la Academia Navarra de Gastronomía.

Característica fachada del afamado Restaurante Kasino de Lesaka.

Característica fachada del afamado Restaurante Kasino de Lesaka.

Sarobe es el máximo responsable, sin duda, de una deliciosa institución que incluye como gran novedad de este año la concesión de un Reconocimiento Especial al Restaurante Kasino de Lesaka. ¿El motivo? Muy sencillo: galardonar la trayectoria de más de 80 años de la familia Elizalde y, en especial, a Josefina Sagardía, su carismática alma máter.

David Yárnoz es el único chef navarro con dos estrellas Michelin.

David Yárnoz es el único chef navarro con dos estrellas Michelin.

“De calidad sobresaliente, el éxito de su exquisita cocina tradicional reside en la apuesta por el mejor producto local. Por ese no modificar la carta en casi un siglo de historia. Ahí está la esencia, su sabor perdurable. Muestra de ello es su famosísima tortilla navarra, premiada por toda España, o platos tan identificativos del Kasino de Lesaka como la merluza (en todas sus variantes), el cordero lechal asado en horno de leña o sus croquetas caseras de puntas de ibérico, elaboradas con leche fresca de la vaquería cercana”, detalla Sarobe.

La entrega de ambos galardones será el próximo 17 de febrero, a las 19 horas, en un gran acto que tendrá lugar en el Palacio de Congresos y Auditorio de Navarra, Baluarte, en Pamplona. En él, Yárnoz recibirá un homenaje que la Academia Navarra de Gastronomía ha concedido en años anteriores a personas, instituciones o asociaciones tan relevantes como el restaurante Aguirre, de Sorauren; el Túbal, de Tafalla; las Ventas de Navarra; el libro ‘Geno y su cocina’; o el Maher, de Cintruénigo.

Igualmente han sido merecedores de este reconocimiento la Sociedad Gastronómica Napardi; el enólogo y bodeguero Javier Ochoa; la jefa de Sala y propietaria del restaurante Rodero, Resu Armendáriz; el restaurante La Manduca de Azagra, de Madrid; Ignacio Idoate, propietario del restaurante Alhambra de Pamplona; y, en la última edición de 2018, la sumiller Ina Sorabilla y el chef Luis Salcedo.

Por todo ello, Yárnoz, único chef navarro con dos estrellas Michelin en su haber, no ha querido perder la oportunidad de mostrar su gratitud a la Academia, que hace extensiva a sus colaboradores: “Me siento afortunado y agradecido a todo el equipo del restaurante por su trabajo y, especialmente, a Jaione, mi mujer y mano derecha, por recibir un reconocimiento tan especial en nuestra comunidad”. Un sentimiento que, sin duda, será compartido a partes iguales el próximo 17 de febrero por la familia Elizalde Sagardía y su matriarca, Josefina. La misma que para salvaguardar ese delicioso jugo de sus tortillas utiliza la misma marca de aceite desde hace ochenta años.

David y Josefina, Josefina y David… ¡gastronomía navarra en esencia!

El acto de entrega de premios de la pasada edición se celebró en Tudela.

La entrega de premios de la pasada edición se celebró en Tudela.


To Top