martes, 1 diciembre 2020

El nuevo corazón de Anaitasuna

Capital Sport recorre las renovadas instalaciones del mítico pabellón, en cuya remodelación el club invirtió 700.000 euros. La recién nombrada presidenta de la entidad, Mertxe López, y los arquitectos que diseñaron el proyecto, Pablo Basterra y Raúl Roncal, explican todas las novedades del recinto, que antes de la pandemia generaba unos 100.000 euros al año.

Iñaki Ciordia
Pamplona - 26 octubre, 2020

Tras la remodelación, el nuevo palco tiene 32 localidades. (Fotos: Ana Osés)

Mertxe López es la primera presidenta en la historia del ‘Anaita’. El pasado mes de septiembre asumía el cargo con gran ilusión, a pesar de las actuales circunstancias, y dispuesta a potenciar las secciones deportivas del club. En esa carrera de fondo, que ahora presenta más dificultades que nunca, el pabellón es clave para la entidad.

Mertxe López: “Empezamos con público (la temporada) y luego pasamos a jugar a puerta cerrada. Ojalá volvamos pronto a lo que ha sido siempre este pabellón”.

“Es el buque insignia de Anaitasuna. Se construyó y luego se creó la sociedad alrededor de él. Siempre irá ligado al balonmano, ha ido de la mano desde el principio”, rememora para Capital Sport.

De hecho, sus mejores recuerdos en este emblemático recinto están relacionados con un deporte que siempre la ha apasionado: “Me viene a la cabeza cuando me traía mi padre al balonmano y estaban todas las gradas llenas. Había gente en las escaleras y en la parte de atrás no quedaba ni un hueco. Era una sensación única”.

Mertxe López ha accedido a la Presidencia con gran ilusión, a pesar de la actual crisis económica.

Mertxe López ha accedido a la Presidencia con gran ilusión, a pesar de la actual crisis económica.

Vivencias que contrastan con el silencio imperante hoy en las instalaciones, únicamente roto por los botes del balón, los chirridos de las zapatillas al contacto con el piso y los gritos de técnicos y jugadores. “Los socios son muy respetuosos, pero es evidente que se hace raro tener tantas limitaciones. Empezamos con público y luego pasamos a jugar a puerta cerrada. Ojalá volvamos pronto a lo que ha sido siempre este pabellón”, asiente apenada.

El pabellón, que cuenta con una capacidad de 2.500 espectadores y es la actual casa de Helvetia Anaitasuna y Osasuna Magna, genera unos ingresos superiores a los 100.000 euros anuales. En su pista se han disputado torneos de primer nivel como la Copa del Rey de Balonmano, el Campeonato de España de Conjuntos de Gimnasia Rítmica o el Campeonato de España de Karate, entre otras.

Raúl Roncal y Pablo Basterra, en los nuevos vestuarios del pabellón.

Raúl Roncal y Pablo Basterra, en los nuevos vestuarios del pabellón.

También se ha convertido en un referente para los amantes de la música en directo. Artistas como Bob Dylan, Scorpions, The Corrs, Juanes, Joaquín Sabina, Miguel Bosé o Joan Manuel Serrat han actuado en el recinto pamplonés. López confía en poder recuperar pronto parte de toda esa agitación, de esa vida que se respiraba entre sus muros. “Es un pabellón acogedor. En un futuro, nos gustaría potenciar más eventos deportivos y actuaciones musicales”, asiente. Y eso que, como reconoce, Navarra Arena ha quitado protagonismo a Anaitasuna en materia de conciertos. “Pero no en lo deportivo, donde seguimos siendo un lugar imprescindible para el deporte navarro”, matiza.

LA REMODELACIÓN

El recinto, que fue diseñado por los arquitectos Campomanes, Pérez, San Martín y Sánchez de Muniáin (con sedes en Pamplona y Madrid), se construyó entre finales de los años 60 y principios de los 70. Con el paso de los años, los dirigentes del club vieron la necesidad de reformar algunas zonas del pabellón hasta que, finalmente, se ha dado el paso definitivo. “Surgió la idea de cambiar los vestuarios, el palco y los aseos. Nos parecía importante porque es una tarjeta de presentación para los equipos que vienen a jugar aquí. Vimos que merecía la pena, y así lo entendió el socio, y la verdad es que ha quedado espectacular”, afirma la actual presidenta mientras recorre las nuevas gradas junto al equipo de Capital Sport.

Pablo Basterra: “Hemos huido de la teatralidad de los vestuarios de otros equipos para buscar un lugar cómodo para el jugador, garantizando la durabilidad y limpieza de los materiales”.

Pablo Basterra y Raúl Roncal, socios de IMPAR, han sido los arquitectos encargados de diseñar el proyecto, que explican a este medio. “Anaitasuna llevaba años dando vueltas sobre cómo afrontar la reforma del vestuario. Necesitaba una mejora para estar a la altura del pabellón y así lo hemos hecho. Hemos huido de la teatralidad de los vestuarios de otros equipos para buscar un lugar cómodo para el jugador, garantizando la durabilidad y limpieza de los materiales”, desmenuza Basterra.

El club pamplonés ha invertido 700.000 euros en la remodelación del recinto.

El club pamplonés ha invertido 700.000 euros en la remodelación del recinto.

La remodelación de estos espacios, pintados de un blanco radiante y cuya superficie es de 492 metros cuadrados, supuso también una renovación completa de la fontanería, el saneamiento, la climatización, la ventilación, la iluminación, la protección contra incendios… Además, se dio acceso a toda la zona de vestuarios y la pista mediante rampas.

Raúl Roncal: “Nos fijamos en palcos de otros equipos, pero lo que aquí buscábamos era la cercanía del socio, respetando el espacio de autoridades”.

En la misma línea se acometió la reforma del palco, tal y como recuerda Roncal: “Nos fijamos en palcos de otros equipos, pero lo que aquí buscábamos era la cercanía del socio, respetando el espacio de autoridades. Tampoco queríamos que fuese ostentoso, así que descartamos cerrarlo y lo bajamos de altura”. Con el adelanto del palco se pasó de quince a dieciocho localidades y se perdieron 32 asientos de la grada, permitiendo una zona de paso libre en la parte trasera del palco. También se realizaron mejoras tecnológicas en el control de luz, imagen, sonido, conectividad y zona de prensa.

En total, se destinaron 700.000 euros a unas obras que fueron ejecutadas por la constructora UG Estudio en apenas tres meses para adaptarse al calendario de las competiciones. Todo un reto, tal y como constata Roncal. “Estamos ante un recinto que fue pionero en su momento. En Navarra no había construcciones de este tipo a principios de los 70. Con el paso de los años, algunas zonas se quedaron desfasadas. De modo que para nosotros fue un reto el reformarlas, manteniendo a la vez la esencia de un pabellón que es la joya de la corona de Anaitasuna”.

Dentro del proyecto, también se ha incluido la remodelación de los aseos.

Dentro del proyecto, también se ha incluido la remodelación de los aseos.

No era la primera vez que IMPAR arquitectos colaboraba con Anaitasuna. De hecho, llevan cerca de una década trabajando para la sociedad ubicada en el barrio de San Juan. Tiempo en el que, además del pabellón, han rehabilitado diferentes espacios como las pistas de pádel, el frontón, las piscinas o los asadores. Por eso, ambos arquitectos destacan la confianza que el club ha puesto en ellos. “Ha sido un trabajo duro, pero muy satisfactorio, con una relación muy fluida. Nosotros hemos trabajado ya con cuatro juntas directivas y eso es señal de que nos hemos ganado su confianza”, resalta Basterra.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top