lunes, 22 julio 2024

El paro en Navarra descendió en 767 personas el mes pasado

Además, la afiliación a la Seguridad Social aumentó en 83 personas con respecto a mayo (0,03 %), lo que implica un crecimiento interanual del 1,89 % respecto al mismo mes de 2023 (5.787 más).


Pamplona - 2 julio, 2024 - 12:21

La afiliación a la Seguridad Social aumentó en 83 personas con respecto a mayo (0,03 %). (Foto: cedida)

Junio fue el cuarto mes consecutivo de aumento del empleo en Navarra. La Comunidad foral restó 767 personas de las listas del paro, lo que deja la cifra total en 29.012. En términos interanuales, el descenso es de 253 personas (-0,86 %). Por su parte, según informó el Gobierno de Navarra, la afiliación a la Seguridad Social aumentó en 83 personas con respecto a mayo (0,03 %), lo que implica un crecimiento interanual del 1,89 % respecto al mismo mes de 2023 (5.787 más).

En contratación, en junio se registraron 24.113 acuerdos entre empleadores y personas trabajadoras. De ellos, 5.285 fueron contratos indefinidos (22 %), una cifra que según CCOO «cuadriplica los datos que se registraban antes de ejecutar la reforma laboral promulgada en 2021».

El paro de larga duración afecta a cuatro de cada diez personas en desempleo

Pero, «pese ese a los resultados positivos, Navarra sigue achacando problemas que debe corregir», subrayó el sindicato. «La desigualdad entre ellos y ellas, el paro de larga duración y la dificultad de encontrar empleo que permita un proyecto de vida para personas jóvenes debe centrar los esfuerzos de la Administración. El reparto desigual del trabajo doméstico y de cuidados, las lagunas y vacíos en permisos y políticas de conciliación, junto con los sesgos de género que todavía persisten en el empleo, derivan en una condiciones más precarias para las mujeres», valoró.

En este sentido, el paro descendió un 0,65 % entre ellas y un 7,17 % entre ellos. «Es necesario seguir trabajando y adoptar políticas eficaces que corrijan esta situación, trabajar por transversalizar la igualdad en las políticas activas de empleo y superar las desigualdades que sufren las mujeres en los centros de trabajo dando un impulso a los planes de igualdad en las empresas», añadió el sindicato.

El paro de larga duración afecta a cuatro de cada diez personas en desempleo. Para actuar sobre este problema, resulta «imprescindible» impulsar políticas activas de empleo enfocadas en orientar, acompañar y facilitar el acceso de este colectivo a un puesto de trabajo: «Este objetivo exige un mayor número de profesionales de la orientación que diseñen itinerarios personalizados a las personas desempleadas y formación adecuada a esas personas y a las empresas. También se debe mejorar el funcionamiento del Servicio Público de Empleo, dotándolo con más recursos económicos y personal necesario».

Las personas jóvenes «siguen siendo otro colectivo vulnerable, con un descenso del paro inferior al total de la Comunidad foral». Hay un 2,87 % de personas jóvenes menos en desempleo frente al 3,29 % de las personas mayores de 25 años. «Es necesario proteger los salarios y exigir mejoras en un contexto en el que la cesta de productos básicos sigue subiendo. Además, el precio de la vivienda, de las hipotecas y de los alquileres continúa en unas cotas inasumibles para una parte muy importante de la sociedad: urge abordar este problema desde la responsabilidad institucional», concluyó el sindicato.


To Top