miércoles, 20 enero 2021

El partido que cambió sus vidas

La semana pasada, el San Juan y el Cantolagua supieron que se enfrentarán en la Copa del Rey al Granada y el Valladolid respectivamente. Un hito deportivo, que supondrá también una gran inyección económica para los dos clubes navarros. Por eso, Capital Sport conversó con los presidentes de los dos últimos equipos de la región que vivieron una experiencia similar para conocer hasta qué punto los transformó. En ambos casos, obtuvieron decenas de miles de euros por los derechos de televisión y las entradas.

Iñaki Ciordia
Pamplona - 23 noviembre, 2020

Tras la derrota por 0-2 contra el Celta, los jugadores de la Peña Azagresa quisieron dar las gracias a su afición. (Foto: Fran Medina)

El San Juan y el Cantolagua se preparan ya para sus próximas eliminatorias de Copa del Rey contra el Granada y el Valladolid respectivamente. Un hito que no solo posicionará a ambos equipos a nivel nacional en el ámbito deportivo, sino que también supondrá un importante espaldarazo en lo económico. Por eso, Capital Sport quiere recordar hasta qué punto jugar contra un Primera en la Copa puede cambiar la vida de un club modesto. Y lo hace de la mano de los dos últimos equipos navarros que vivieron una experiencia similar: la Peña Sport y la Peña Azagresa.

Hace poco más de un año, el 17 de noviembre de 2019, el bombo quiso que la Peña Azagresa, de Tercera División, quedase emparejada con el Celta de Vigo. Los riberos llegaron a ese partido tras haberse impuesto al Fraga a domicilio por 0-1. Aunque prefería enfrentarse a Osasuna o el Athletic Club de Bilbao, su presidente, Goyo Regaira, aún se emociona rememorando aquellos días. “Lo primero que me viene a la cabeza es el ambiente que había en Azagra hasta el día en que jugamos contra el Celta. Fueron unos días inolvidables”, comenta.

Pero no todo fue de color de rosas, ya que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) consideró que el campo de la Peña Azagresa no era apto para un encuentro de ese nivel, con lo que el equipo tuvo que jugar en La Planilla de Calahorra. “Primero, nuestro problema fue el muro de hormigón, que ya está quitado. Luego, que si no había mucha luz para televisar el partido, que si no había sitio para los camiones de televisión… Fue un cúmulo de cosas, que al final nos llevó a jugar en un campo más grande”, detalla.

Goyo Regaira: “Hemos mejorado las instalaciones, nos hemos puestos al día en redes sociales, hemos hecho una oficina nueva y hemos guardado un poco de dinero”.

A pesar de la derrota por 0-2, el club recibió una inyección económica clave para vivir con mayor tranquilidad el futuro. “A nivel económico fue importantísimo jugar ante el Celta, tanto por los derechos de televisión como por las 3.600 entradas que vendimos. Eso al club le vino de maravilla”.

En total, la Peña Azagresa ingresó cerca de 30.000 euros por derechos de televisión y por alcanzar aquella eliminatoria, más el importe de las entradas, cuyos precios oscilaron entre los 5 y los 20 euros. Una cifra más que considerable teniendo en cuenta que su presupuesto anual ronda los 90.000. El club, que cuenta con once equipos en diferentes categorías, ha mejorado su economía en gran medida gracias a sus patrocinadores y a ese dinero extra de la Copa.

Regaira lo tiene claro. Aquella eliminatoria “fue una lotería, aunque lo económico se quedó casi a un lado”. Porque lo que más les motivaba “era poder jugar en Azagra”. “Eso hubiese sido la culminación. No puedo ser, pero es fantástico que el club de tu pueblo juegue un partido de Copa contra un equipo de élite. Es la mayor satisfacción posible”, remarca.

FIESTA EN TAFALLA

En la temporada 2006-2007, la Peña Sport, entonces en Tercera División, vivió un episodio similar. Fue en dieciseisavos de final, aunque aquella eliminatoria se disputó a doble partido. El rival, Osasuna, no era el más deseado por los aficionados de Tafalla según recuerda la actual presidenta del club, Uxua Zabalza, por aquel entonces integrante de la junta directiva: “En el sorteo estaban el Barça, el Real Madrid, el Sevilla… Y cuando sacó Gordillo la bola de Osasuna, dijimos ‘buah, con todos los que había’… Pero luego, para nosotros fue una eliminatoria inolvidable”. Zabalza no oculta, de hecho, cuál era su preferencia personal. “Soy madridista y, aquella temporada, Beckham estaba en el Real Madrid. Me lo imaginaba saliendo de nuestro vestuario y me parecía una pasada”, resalta.

Uxua Zabalza: “En el sorteo estaban el Barça, el Madrid, el Sevilla… Y cuando sacó Gordillo la bola de Osasuna, dijimos ‘buah, con todos los que había’… Pero fue una eliminatoria inolvidable”.

El partido en el San Francisco de Tafalla terminó con empate a cero, pero en la vuelta los rojillos ganaron 4-0 con goles de Webó, Romeo, Soldado y Josetxo: “Recuerdo el partido de ida, cuando vino Patxi Izco con su junta directiva. Comimos en el Túbal y luego fuimos a echar una partida de mus antes del encuentro. El partido fue una maravilla. Eso sí, nos venía grande la preparación de todo, con la Guardia Civil, la seguridad privada…”.

La Peña Sport había eliminado antes al Sant Andreu, el Barbastro y el Alcoyano. Y aquella eliminatoria contra el club rojillo supuso, al igual que en el caso de la Peña Azagresa, “una inyección económica totalmente inesperada”. “Íbamos pasando eliminatorias, sin saber cuándo podía terminar nuestro sueño. Y, de repente, que te tocase un Primera fue increíble. Los jugadores pidieron su parte del dinero al ver que esto iba en serio”, evoca.

Un dinero, en forma de prima, que solicitaron al entonces presidente de la Peña Sport, Rafael del Amo, actual presidente de la Federación Navarra de Fútbol. “Entonces se pagaba mucho a los jugadores y más de la mitad del dinero se les dio a ellos. El resto fue para gastos que teníamos y para pagar alguna deuda pendiente”.

Rafael del Amo: “Entonces se pagaba mucho a los jugadores y más de la mitad del dinero se les dio a ellos. El resto fue para gastos que teníamos y para pagar alguna deuda pendiente”.

El club de Tafalla ingresó 33.000 euros por taquilla más 108.000 euros de la Real Federación Española de Fútbol (derechos de televisión incluidos) por alcanzar los dieciseisavos de final. Para Del Amo, siempre quedará la duda de saber qué habría pasado si les hubiese tocado uno de los gordos del bombo: “Metimos a cerca de 3.000 personas en el campo. Con un equipo más grande, habríamos puesto gradas supletorias y eso nos habría dado capacidad para unas 8.000 personas, con lo que habría sido mucho dinero para nosotros”.

El expresidente de la Peña Sport rememora la inquietud que vivió la entidad en los días previos debido a los ingresos por los derechos de televisión. “En aquellos tiempos no sabías cuánto ibas a ganar por el partido. La Federación Española no nos había dicho nada sobre la cantidad. Y a nosotros nos entró el miedo por ver qué iba a pasar. A una semana para el partido, me llamó Patxi Izco y me dijo que estuviese tranquilo, que había dinero en la RFEF. Hoy en día, esto ha cambiado y cada equipo sabe lo que va a cobrar desde un principio”, explica del Amo.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top