El PIB navarro cayó un 4,4 % entre enero y marzo

miércoles, 15 julio 2020

La economía navarra sufrió un duro revés en el primer trimestre. (Foto: cedida)

El PIB de Navarra descendió un 4,4 % en el primer trimestre de 2020 respecto al último de 2019 y un 3 % respecto al mismo período de 2019. Según las estimaciones realizadas por el Instituto de Estadística de Navarra, la caída interanual fue menor que la observada en España (-4,1 %), pero superior a la registrada en la Unión Europa, donde se redujo un 2,6 %. Estas cifras son ligeramente peores a las dadas a conocer a finales de abril por la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz. Entonces, Saiz habló de una caída “sin precedentes”, fijada en el 4,1 y el 2,8 % respectivamente. Y auguró un horizonte aún más oscuro para el segundo trimestre, que termina este martes.

Desde el punto de vista de la oferta, todos los sectores sufrieron un decrecimiento interanual de su valor añadido, excepto los servicios de no mercado, que experimentaron una tasa positiva del 3,8 %. En la construcción, se observó un retroceso del 6 % con respecto al mismo trimestre del año 2019. Los servicios de mercado, especialmente comercio, hostelería y transporte, también se vieron “fuertemente castigados”, con un descenso del 4,3 %. La industria, así mismo, bajó el 1,7 %, y la agricultura experimentó una contracción del 0,7 %.

LA DEMANDA

En cuanto a la demanda, el comportamiento también fue negativo. Solo el gasto en consumo final de las Administraciones públicas, o consumo público, presentó un crecimiento del 4,9 % en términos interanuales. Porque el gasto en consumo final de los hogares e ISFLSH, o consumo privado, se vio contraído en un 3,2 % en relación al primer trimestre del año 2019.

“La incidencia de la crisis económica asociada al estado de alarma motivado por el Covid-19 ha supuesto un descenso del consumo de los hogares en bienes duraderos y gastos asociados a servicios como la hostelería y el ocio, que se han compensado en parte por el mayor consumo de productos alimentarios y sanitarios”, señaló el instituto.

La inversión o formación bruta de capital cambió también de signo, con un descenso del 8,9 % en el primer trimestre de 2020. Las exportaciones disminuyeron un 2,2 % con respecto al primer trimestre del año anterior, debido a la merma de la actividad industrial, mientras que las importaciones decrecieron más, un 2,3 %. Por lo tanto, “la demanda externa, que es la diferencia entre exportaciones e importaciones, crece ligeramente debido a la evolución de sus dos componentes y la aportación al PIB es por lo tanto positiva”.

Entra aquí para leer más sobre el coronavirus en Navarra.

Archivado en:

economía · Navarra · PIB · Elma Saiz · Coronavirus · Covid-19 ·


To Top