jueves, 29 octubre 2020

El precio, principal escollo para el hidrógeno “verde” en la industria

La Asociación de la Industria Navarra (AIN) acogió este jueves una jornada en la que representantes de grandes empresas españolas remarcaron que el hidrógeno "ha llegado para quedarse" como recurso energético. En este sentido, la Comunidad foral aspira a ser un referente con proyectos como el impulsado por la propia AIN y Cener, que cuenta con apoyo autonómico. Eso sí, aún habrá que salvar algunos obstáculos importantes para democratizar su uso en la industria.

Redacción
Pamplona - 1 octubre, 2020

De izda. a dcha., Ana Ursúa, Jesús Calavia, Manu Ayerdi y José Juste. (Fotos: cedidas)

La Asociación de la Industria Navarra (AIN) celebró este jueves una jornada sobre el hidrógeno y la descarbonización, que contó con más de 250 asistentes procedentes de 200 empresas y centros tecnológicos, de los que solo veinte lo hicieron de forma presencial. El objetivo del encuentro era debatir las posibilidades reales de la utilización del hidrógeno como energía limpia para su uso en entornos industriales.

Europa, según explicaron desde AIN, apuesta por el Green Deal como una herramienta de recuperación de la crisis del Covid-19. Y en este escenario, el hidrogeno es un recurso que se puede producir desde fuentes de energía renovable: “Navarra es una comunidad referente en el uso de las energías renovables y el uso del hidrógeno ayudaría a seguir siéndolo. Es la región idónea, ya que gracias a las infraestructuras gasistas existentes, podría encargarse de almacenar y transportar una producción de hidrógeno renovable significativa y convertirse así en un referente tecnológico”.

De hecho, se estima que las oportunidades mundiales de inversión en tecnologías de hidrógeno serán de 400.000 millones de euros en la próxima década y se crearán unos 30 millones de empleos a nivel mundial. “Navarra quiere ser parte de este cambio”, precisaron desde la asociación.

EL DEBATE

En primer lugar, tomó la palabra la directora de AIN, Ana Ursúa, quien especificó que el objetivo de la jornada era analizar si nos encontramos ante “el momento del hidrógeno verde”. “Es aquel que se genera a través de un proceso químico conocido como electrólisis. Este método es idóneo para una región como Navarra, con su sólida experiencia en energías renovables, ya que utiliza la corriente eléctrica para separar el hidrógeno del oxígeno que hay en el agua. De modo que, cuando esa electricidad se obtiene de fuentes renovables, se produce energía sin gases de efecto invernadero a la atmósfera. Así, no hay gases contaminantes ni durante su combustión ni durante su producción”, subrayó.

En la próxima década, se estima que las oportunidades mundiales de inversión en tecnologías de hidrógeno serán de 400.000 millones de euros. Además, se crearán unos 30 millones de empleos.

Posteriormente, fue el turno de Miguel Antonio Peña, secretario de la AeH2 (Asociación Española del Hidrógeno). Este explicó que el problema actual para el uso extensivo de esta fuente de energía renovable no es el estado de las tecnologías, sino su precio. Porque aún es un recurso caro si se compara con otros existentes, sobre todo para su uso en la industrial. Eso sí, resulta más competitivo en otros sectores como la automoción, donde el precio de los combustibles fósiles “sí se asemejaría al precio actual del hidrógeno verde”. Sin embargo, recalcó que el hidrógeno ha llegado para quedarse porque es esencial en la interconexión y flexibilidad entre la red eléctrica y gasista. Además, es la tecnología “más adecuada para el almacenamiento de grandes cantidades de energía de forma estacional”.

A continuación, tuvo lugar una mesa redonda, que contó con la presencia de empresas “referentes” en su sector y que ya están trabajando proyectos sobre el hidrógeno. En concreto, participaron representantes de compañías eléctricas y gasistas como Jorge Palomar, responsable global de grandes cuentas de desarrollo de hidrógeno en Iberdrola; Mónica Sánchez, coordinadora de Proyectos de Hidrógeno en Enagás; Milagros Rey Porto, de Desarrollo de Negocio Smart Client de Naturgy. Además, se contó con la presencia de Beatriz Ruiz, head of Energy Storage en Capital Energy; y Asun Padrós, Storage Innovation Project manager de Acciona.

Las compañías de eléctricas y gasistas ya están realizando proyectos concretos “utilizando el hidrógeno muchas veces de la mano con empresas”. Por ejemplo, Acciona y Enagás están colaborando en un proyecto de hidrógeno verde en Lloseta (Mallorca) Además, Enagás tiene un proyecto en la EDAR de Arazuri (Navarra) También, Iberdrola está apostando por el hidrógeno y está poniendo en marcha una planta en Puertollano (Ciudad Real), integrada por una planta solar fotovoltaica de 100 MW, un sistema de baterías de ion-litio con una capacidad de almacenamiento de 20 MWh y uno de los mayores sistemas de producción de hidrógeno mediante electrolisis del mundo (20 MW). Todo “a partir de fuentes 100 % renovables”. Los ponentes insistieron en que “es necesario realizar proyectos de este tipo, a gran escala, para que el precio del hidrógeno se asemeje a otro tipo de fuentes fósiles de energía como el gas natural”.

Manu Ayerdi, consejero foral y presidente de Cener, durante su intervención en la jornada de AIN.

Manu Ayerdi, consejero foral y presidente de Cener, durante su intervención en la jornada de AIN.

Después fue el turno de Jesús Calavia, director General de Viscofan, que explicó el proyecto que la compañía está llevando a cabo en la planta de Cáseda. Según detalló Calavia, la empresa ha realizado “una apuesta firme” por el hidrógeno verde para conseguir la descarbonización que se está exigiendo desde Europa, si bien matizó que se han encontrado con dificultades porque creían que la tecnología “estaba en una etapa más madura”.

Como cierre, intervino Manu Ayerdi, presidente de Cener y consejero de Desarrollo Económico y Empresarial. Durante su intervención, se mostró convencido de que “el hidrógeno ayudará a Navarra a descarbonizar sectores económicos difíciles de electrificar”. Además, aprovechó la ocasión para anunciar el apoyo del Gobierno a proyectos concretos basados en el hidrógeno que se puedan implementar en el ámbito industrial, como el que ya esbozó la propia Ursúa recientemente a NavarraCapital.es: “En los próximos días, lanzaremos un grupo de trabajo liderado por AIN y Cener y apoyado por el Gobierno de Navarra. Ambas instituciones vienen desarrollando un trabajo de estado del arte y análisis de la cadena de valor del hidrógeno renovable en Navarra, con el objetivo de identificar nichos potenciales de desarrollo tecnológico e industrial”.

Entra aquí para leer más sobre la empresa navarra.


To Top