jueves, 22 febrero 2024

El profesor y montañero que comparte cordada en Instagram con grandes marcas deportivas

Izas, +8000, Glassy, Gloryfy, Crossfit Runa, Spigen, Picsil, Irati Coffee o Mitika son algunas de las firmas con las que colabora Simón Macías, profesor de la ikastola Amaiur. Pamplonés de 28 años, asegura a Capital Sport que no busca "vivir gratis" con su contenido en Instagram, donde supera los 5.000 seguidores y crece a gran velocidad. Pero, gracias a la calidad de sus videos y posts, se ha convertido en embajador de numerosas empresas.


Pamplona - 27 noviembre, 2023 - 05:59

Para crear cada publicación, Simón suele emplear desde "cinco minutos a una hora y media". (Foto: cedida)

El humorista y actor Goyo Jiménez dijo en cierta ocasión que él era «un océano con un centímetro de profundidad». Una frase con la que Simón Macías se siente muy identificado y con la que inicia la entrevista. Este pamplonés de 28 años, que trabaja como profesor en la ikastola Amaiur, gestiona con éxito desde hace cuatro años su cuenta de Instagram @simonmontxu, donde cuenta con más de 5.000 seguidores (en las dos últimas semanas, ha ganado más de mil). En ella, se le puede ver practicando ejercicios en el gimnasio, surf, senderismo, snowboard o esquí, así como compartiendo sus viajes en autocaravana o furgoneta. Este trabajo le ha llevado a convertirse en embajador de marcas como Izas, +8000, Glassy, Crossfit Runa, Picsil…

Incluso fue guitarrista en distintos grupos de punk rock, como Azken Sustraiak, y lanzó su propio programa de entrevistas en YouTube, ‘Un café con Simón’… «Me gusta tocar todos los ámbitos, pero no quiero profesionalizarme en ninguno. Me es imposible adentrarme en un nicho», revela a Capital Sport uniendo su reflexión a las palabras de Jiménez.

«Se trata de relaciones donde hay una sinergia natural y cómoda para ambas partes»

Gracias a su labor en Instagram, Macías recibe numerosos productos, descuentos u obsequios de las firmas con las que colabora. Por ejemplo, promociona a Crossfit Runa, donde no paga cuota de socio. Algo similar a lo que hace con las fundas de móvil Spigen, la ropa de Picsil, las gafas de sol de Gloryfy, el café que desayuna cada mañana de Irati Coffee o la cerveza «de cada fin de semana» de la marca Mitika. «Mi objetivo no es vivir gratis. Haría el vídeo igualmente, aunque tuviera que pagar por los productos. Se trata de relaciones donde hay una sinergia natural y cómoda para ambas partes. Pero siempre dejo una puerta abierta, ¡ya me la cerrarán!», bromea.

El pamplonés comenzó a publicar sus fotos y vídeos por una razón: compartir su personalidad con el mundo. «Al final, mi contenido consiste en mostrar el estilo de vida que llevo. La parte educativa está presente porque intento ser lo más fiel a la realidad posible», resalta. Para cada publicación, suele destinar desde cinco minutos hasta una hora y media. «No me preparo demasiado el contenido. Según viene, me adapto. Todo está dicho y creado, pero no está transmitido como yo lo haría», apostilla.

A través de esta filosofía, quiso buscar colaboraciones con empresas a las que compraba sus productos. No buscaba dinero en sí, sino más bien un intercambio: «Con la primera marca que trabajé, Thundernoise, me ofrecieron pagarme, pero me salía mejor un trueque. Porque iba a utilizar ese ingreso para comprarme su ropa…».

EL PRIMER PASO

Para acceder a estas marcas, Macías da siempre el primer paso. Por ejemplo, antes de colaborar con Izas, escribió el siguiente mensaje a la firma: «Soy un chico que va al monte con mi furgoneta y que retransmite lo que hace en foto y vídeo. No pretendo ganar dinero ni proponer un trato cerrado. Yo consumo vuestros productos y nuestras filosofías encajan. Creo que podemos hacer algo en el que salimos beneficiados», comparte.

Tras dos años de conversaciones, la empresa accedió a realizar una videollamada con el pamplonés y lograron llegar a un acuerdo. «Antes de eso, les iba haciendo pequeños ‘regalos’ como enviarles enlaces o etiquetarles en mis publicaciones. Y ellos también me seguían, reposteando y viendo mi contenido», rememora.

Paralelamente, también probó su suerte con otra importante marca deportiva de montaña: +8000. La compañía buscaba embajadores y lanzó un concurso, al que Macías decidió apuntarse. Una semana después de firmar con Izas, recibió un correo electrónico de +8000, donde le comunicaban que había sido seleccionado. «Todo ocurrió el año pasado. Pasé de no tener nada a colaborar con dos grandes marcas deportivas», apostilla.

SU EQUIPAMIENTO

Para cada expedición, siempre viaja con una mochila Altus, que consiguió siguiendo la misma fórmula que con el resto de firmas. En ella, lleva su equipo fotográfico: una cámara profesional Sony Alfa 7C con objetivos, una videocámara Insta360, un iPhone 14, los alimentos y líquidos necesarios…

Su pareja, Ane Ruiz, lo apoya en la grabación de contenidos. Comenzaron a explorar las montañas a bordo del Ford Focus antiguo de Simón, pero poco a poco fueron evolucionando: «Después compré una Citröen Berlingo y la campericé. Más tarde nos pasamos a una Renault Traffic. Pero este verano la vendimos y, ahora, hemos comprado una Fiat Ducato a un amigo mío». Un vehículo que han personalizado gracias a la marca Glassy, con la que también pudieron recorrer el norte de la Península Ibérica hasta el Algarve (Portugal).

Gracias a una colaboración con Caravanas Itsaso, además, pudo viajar en autocaravana a Alemania junto a Ane y los padres de esta: «El precio total era muy alto, pero conseguí bajar la cantidad a menos de la mitad a través de videoblogs que realizaba durante el viaje para promocionar el concesionario». Este verano, también ha disfrutado de una semana en Surfcamp, una surfhouse de Asturias donde hizo un retiro de yoga y este deporte. «Los dueños se quedaron sorprendidos y me contrataron para trabajar en un campamento infantil que gestionaban», añade.

Archivado en:

Redes sociales · Deporte Navarra ·


To Top