martes, 16 agosto 2022

El proyecto de Mutilva que orbita en los laboratorios de la Agencia Espacial Europea

La Unidad de Aerospace del Grupo Eosol está trabajando en colaboración con otras tres entidades en el diseño y fabricación de la antena (sub)mmVAST. Esta permitirá a los laboratorios de medida de la ESA calibrar otras antenas y aumentar su fiabilidad para futuras misiones de observación de la tierra o exploración del espacio. "Es un paso muy importante para nosotros", explica Gonzalo Crespo, director de la división, a Navarra Capital. La firma con sede en Mutilva tiene previsto realizar la entrega final de esta antena en abril de 2023.

Irene Guerrero
Pamplona - 2 agosto, 2022

El Grupo Eosol creó su división aeroespacial hace tres años. (Fotos: cedidas)

El Grupo Eosol añade un hito más a su actividad dentro del sector aeroespacial. La Agencia Espacial Europea (ESA) declaró formalmente cerrada la Revisión Crítica de Diseño (CDR en sus siglas en inglés) de la antena (sub)mmVAST, puesta en marcha por la firma con sede en Mutilva como contratista principal. La iniciativa, adelantada por la empresa a Navarra Capital, fue llevada a cabo en colaboración con Radiometer Physics, Space Structures y la Universidad Politécnica de Madrid.

“El Grupo Eosol creó su división aeroespacial hace tres años para diversificar su actividad y, aunque aún somos pequeños, vamos haciendo camino. Para nosotros, ser seleccionados por la ESA en un contrato tan relevante como el diseño de esta antena para sus centros es un paso importante”, explica Gonzalo Crespo, director de la Unidad de Aerospace de la firma, a Navarra Capital.

Gonzalo Crespo (Grupo Eosol): “Para nosotros, ser seleccionados por la ESA en un contrato tan relevante es un paso importante”.

En concreto, la (sub)mmVAST se empleará en los principales laboratorios de medida de la ESA en Europa para “calibrar sus cámaras anecoicas, es decir, los entornos en los que se miden las antenas”. Para ello, el diseño de Grupo Eosol se vale de su “singular” estabilidad mecánica y térmica: “Esta antena tiene que trabajar en un rango de frecuencias muy grande, que va desde los 86 Ghz hasta los 1,2 THz, algo que muy pocas son capaces de hacer en la actualidad. Además, puede soportar temperaturas criogénicas de hasta 4 grados Kelvin gracias a los materiales especiales que utilizamos en su fabricación”. 

Así, los centros de investigación podrán cuantificar a través de ella posibles errores producidos en el proceso de medida de las antenas, los cuales podrían llegar a afectar a los resultados finales. De esta forma, se podrán tomar medidas correctoras y aumentar la fiabilidad de futuros ensayos, “cada vez más demandantes en cuanto a la precisión de alineamiento o la repetitividad”. Esto resulta clave para poder garantizar, por ejemplo, la precisa caracterización de antenas que se emplearán en futuras misiones públicas o privadas de observación de la tierra o exploración del espacio.

El proyecto ya entró en su fase de fabricación, en el que se emplean componentes fabricados en Alemania y en España. En las próximas semanas, la antena se someterá a distintos tratamientos térmicos y superficiales, así como a su caracterización por partes. Por último, el ensamblaje final se realizará en las instalaciones del Grupo Eosol.

La (sub)mmVAST se caracteriza por su gran estabilidad mecánica y térmica.

La antena será trasladada a las instalaciones de la ESA en Holanda (ESTEC), donde durante varias semanas el equipo de ingenieros participará en su caracterización tanto a temperatura ambiente como en criogenia. La entrega definitiva de la (sub)mmVAST está prevista para abril de 2023.

EL SECTOR

El sector aeroespacial en Navarra se encuentra “atomizado, pero posee altas capacidades y posibilidad de reorientar su actividad hacia las oportunidades que presenta el mercado”. Así lo valoró el pasado mes de mayo el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo, durante un encuentro entre el Ejecutivo foral y las principales empresas del sector en el que también se planteó la posibilidad de crear un clúster o polo regional.

Al mismo tiempo, se trata de un mercado ampliamente desarrollado en el conjunto del país. Según el ICEX España Exportación e Inversiones, alcanzó una facturación de 11.413 millones de euros en 2020, empleando a más de 47.600 personas, cifras que sitúan a España en la quinta posición respecto a volumen y empleo en Europa. Así mismo, se caracteriza por un “elevado crecimiento y una importante inversión en I+D”, que alcanza el 9 % de la facturación del sector.

Por eso, el Consejo de Ministros aprobó el pasado marzo un PERTE dirigido al sector y vinculado al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Sus objetivos específicos se articulan en torno a tres pilares: el aeronáutico, el espacial y el transversal. La iniciativa, que prevé movilizar 4.500 millones, servirá para impulsar proyectos estratégicos que podrán generar “más de 14.000 puestos de trabajo en todo el país”.

Entra aquí para leer más sobre innovación.


To Top