viernes, 7 octubre 2022

El SNE-NL y Amimet zurcen las bases del empleo inclusivo

El Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare otorgó 16.492,80 euros para la puesta en marcha de un curso de cosido industrial con compromiso de contratación, que se desarrollará en Tudela y Estella y formará a un total de dieciséis personas con baja cualificación profesional, necesidades formativas especiales o que presenten una discapacidad intelectual o física. La iniciativa, que culminará con la contratación de un alto porcentaje del alumnado, se enmarca dentro de un objetivo concreto: facilitar la inserción laboral de colectivos vulnerables y generar una cantera de perfiles profesionales demandados por las empresas.

Redacción
Pamplona - 27 junio, 2022

El curso, de 120 horas de duración, formará a diez personas en Tudela y a otras seis en Estella. (Foto: cedida)

Pedro Laplaza había trabajado hasta el momento como albañil cuando, en 2017, decidió apuntarse a un curso de costura y confección en el que aprendió a transformar telas en “hamacas de playa, sábanas, almohadas y pantalones”. Lo que comenzó entonces como un aprendizaje puntual se convertiría más tarde en el oficio que ahora, a sus 57 años, lleva casi un lustro ejerciendo en la capital ribera.

Parecida -aunque más corta- es la trayectoria de Néstor Hernández, de 48 años, quien en marzo de 2021 se apuntó a una formación de características similares en Estella. Allí “como muchos otros que estaban en el curso”, se sumergió en la labor desde cero. Su nula experiencia en la materia -había dedicado casi toda su vida laboral a la talla de madera y piedra- no le impidió adquirir los conocimientos necesarios que, “después de dos meses y medio de aprendizaje”, le llevarían a obtener un empleo.

Como Hernández, otras veintisiete personas se formaron en cosido industrial entre 2020 y el pasado ejercicio gracias a la formación con compromiso de empleo puesta en marcha por el Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL), organismo dependiente del Departamento de Derechos Sociales, y la Asociación de personas con discapacidad de la Ribera de Navarra (Amimet). El éxito alcanzado en los dos años anteriores llevó a ambos agentes a lanzar la tercera edición de esta iniciativa.

El curso, de 120 horas de duración, está dirigido a personas desempleadas con baja cualificación profesional, necesidades formativas especiales o que presenten una discapacidad intelectual y/o física. La oferta cuenta con un itinerario en Tudela, que acogerá a un total de diez alumnos y alumnas; y otro en Estella, donde se formarán otras seis personas. Para ambos, el SNE-NL otorgó 10.308 y 6.184,80 euros, respectivamente, ascendiendo la concesión a un total de 16.492,80 euros en esta edición.

Carlos Adín (SNE-NL): “Con este nuevo curso, Amimet consolida una dinámica para formar a personas vulnerables”.

La iniciativa, desarrollada a través del Centro Especial de Empleo de Amimet, se enmarca en un programa puesto en marcha por el Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare que persigue, por un lado, facilitar la inserción laboral de personas desempleadas y, por otro, generar una cantera de perfiles profesionales que cuenten con las competencias demandadas por las empresas de la Comunidad Foral. En los últimos meses, se han acogido a este formato “abierto y flexible” entidades de los sectores de hostelería, carnicería, industrial, energías renovables, logística, construcción, automotriz y de reparación de vehículos, comercio o informática, entre otros.

“Con este nuevo curso -señaló Carlos Adín, director del Servicio de Desarrollo de Competencias Profesionales en el SNE-NL- Amimet consolida una dinámica para formar a personas vulnerables en una profesión histórica en la zona que ha vuelto a tener auge”.  Las formaciones, lideradas por directivos y trabajadores de las propias empresas y/o por docentes externos, culminan con la contratación del 40 % de los participantes como mínimo, aunque el porcentaje suele ser mayor. En las pasadas ediciones de esta iniciativa desarrolladas en Amimet, por ejemplo, una media del 65 % del alumnado ha pasado a formar parte de la plantilla de su Centro Especial de Empleo tras la finalización de los cursos.

En definitiva, según Margarita Sánchez, directora general en Amimet, se trata de un programa “muy positivo para cualquier empresa”, sin importar el sector del cual forme parte, “porque permite formar a las personas en un trabajo y durante un tiempo concretos”, a partir del cual la empresa puede seleccionar a los perfiles más adecuados y proceder así a su contratación.  “A nosotros nos ha venido genial para tener una plantilla más potente, formada y poder hacer más cosas. Es una convocatoria buenísima y hay que intentar que más compañías conozcan esta opción”, valoró. .

ITINEARIO TEÓRICO PRÁCTICO

Como en las dos formaciones con compromiso de contratación de empleo puestas en marcha anteriormente por el SNE-NL y AMIMET, en esta ocasión el curso volverá a versar sobre costura y confección. A través de esta iniciativa, los alumnos y las alumnas recibirán clases teóricas y prácticas, en las que aprenderán a manejar el funcionamiento de máquinas de coser, tanto planas como de ojales y remalladoras.

Margarita Sánchez (Amimet): “Es una convocatoria buenísima y hay que intentar que más compañías la conozcan”.

Así, se adentrarán en el patronaje, corte y confección de batas laborales elaboradas a base de tejidos antibacterianos, hamacas, arneses de traslado de grúas para personas con movilidad reducida o que cuenten con un miembro amputado, y uniformes de trabajo. Asimismo, los y las participantes también se adentrarán en la personalización, a través de bordados y estampados, de prendas textiles.

Amimet es una asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo principal es alcanzar la inclusión de las personas con discapacidad de Tudela y las 22 poblaciones de la Merindad. En la actualidad, el colectivo impulsa un área social, centrada en el diseño de acciones y proyectos encaminados a la sensibilización concienciación e integración en la sociedad de hombres y mujeres con diversidad funcional. Además, cuenta con una plantilla de 177 trabajadores (el 44 % de los cuales son mujeres) en su Centro Especial de Empleo, un espacio desde el que se prestan diariamente servicios de logística y almacenaje, limpieza, montajes industriales, etiquetado, jardinería y textil.

Bajo esta última línea, precisamente, se han desarrollado con anterioridad dos cursos de formación con compromiso de contratación. Para el primero de ellos, que tuvo lugar en el año 2020, el Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare concedió una subvención de 5.760 euros a AMIMET. El importe se destinó a una actividad formativa de cosido industrial en Tudela, que tuvo una duración de 80 horas y acogió a 9 alumnos y alumnas.

El pasado ejercicio, por otra parte, el SNE-NL otorgó a la entidad 18.240 con el fin de financiar otros dos cursos —de 120 horas de duración, respectivamente— con compromiso de contratación de empleo en este mismo ámbito. El primero de ellos, celebrado en Tudela, contó con 10 participantes y un presupuesto de 9.600 euros. El segundo, por otra parte, tuvo lugar en Estella, formó a 9 personas y obtuvo una subvención de 8.640 euros.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top