lunes, 6 diciembre 2021

“Es muy importante pasar tiempo de calidad con los empleados”

La preocupación por las necesidades de los trabajadores y proporcionales un mayor protagonismo dentro de las empresas son dos de las claves para que el talento se sienta vinculado a una compañía. Esta fue una de las principales conclusiones que dejó el segundo encuentro de Tudela Capital, celebrado este jueves y en el que participaron Muskilda Pascualena, directora de Talento y Cultura de Veridas, y el director de Recursos Humanos de General Mills, Paco González. Patrocinado por Gima, LORTU Desarrollo Empresarial y Castañeda y Asociados, el foro contó también con la colaboración de la Asociación Empresa Ribera (AER).

Iranzu Larrasoaña
Pamplona - 18 noviembre, 2021

Jesús Jiménez (Navarra Capital), Muskilda Pascualena (Veridas) y Paco González (General Mills), durante el encuentro. (Fotos: Víctor Ruiz)

Las empresas viven un cambio de paradigma en el que sus trabajadores se han convertido en el stakeholder más importante. Lo confirma el informe ‘Empleados impulsados por sus creencias’, elaborado por Edelman y en el que han participado 7.000 empleados de empresas brasileñas, chinas, alemanas, japonesas, indias, británicas y norteamericanas. En ese contexto, este jueves se celebró en el Hotel AC de Tudela la segunda edición de Tudela Capital, foro promovido por Navarra Capital que busca proponer ideas, estrategias y soluciones prácticas para las empresas en medio de la infodemia actual.

Bajo el título de ‘Talento, el stakeholder más importante’, el encuentro contó con dos ponentes contrastados en la gestión de personas y los Recursos Humanos: la directora de Talento y Cultura de VeridasMuskilda Pascualena, y el director de Recursos Humanos de General MillsPaco González. La cita estuvo patrocinada por GimaLORTU Desarrollo Empresarial y Castañeda y Asociados, y contó con la colaboración de la Asociación Empresa Ribera (AER). Durante el conversatorio, los ponentes coincidieron en la importancia de que los directivos se interesen de verdad por los empleados. Asimismo, abordaron la necesidad de permitir que tengan más protagonismo dentro de la empresa y la importancia que ha adquirido el ‘propósito’ dentro de las organizaciones.

“Hay que calibrar la perspectiva que tienen los directivos sobre los empleados porque siempre está sesgada. Por eso, es muy importante pasar tiempo de calidad con ellos, para identificar el talento y escuchar sus necesidades”, advirtió González a las más de sesenta personas que le escuchaban entre el público.

Una propuesta también defendida por Pascualena, quien incluso resaltó la importancia de dar un paso más al respecto. A su juicio, el empleado pide participar con más frecuencia. De ahí que considerara clave establecer mecanismos de comunicación en el día al día para satisfacer esa demanda: “Eso también genera engagement“.

Pérez se mostró partidario de potenciar las participación de los trabajadores en las empresas.

Al comienzo del acto, Joseba Pérez, CEO y fundador de LORTU Desarrollo Empresarial, compartió igualmente su visión sobre esta materia. Así, apuntó que, en ocasiones, al directivo le puede resultar “algo incómodo” que los trabajadores tengan un protagonismo relevante en el proyecto. Pero se mostró partidario de cambiar esa visión porque hacerlo “también conlleva mejores resultados para la organización”. Y destacó que, para retener al talento en una empresa, el salario es solo una de las variables: “Cuando las personas dan lo mejor de sí mismas, están satisfechas”.

Joseba Pérez (LORTU Desarrollo Empresarial): “Cuando las personas dan lo mejor de sí mismas, están satisfechas”.

Pascualena puso en situación al auditorio para hablar de la palabra ‘propósito’ a través de un ejemplo: “Si somos una empresa farmacéutica, le podemos contar al candidato que hacemos pastillas. También podemos explicarle que hemos puesto en marcha un proyecto para transformar la quimioterapia inyectable a un tratamiento con pastillas. No es lo mismo”.

Así, la directora de Talento y Cultura de Véridas defendió que las empresas muestren el impacto de lo que hacen en vez de simplemente contarlo. Y señaló que ese impacto puede ser uno de los puntos que lleven al trabajador a implicarse en una firma más allá de la cuantía de su salario.

Siguiendo con esa línea de pensamiento, opinó que los departamentos de Recursos Humanos tienen que hacer un esfuerzo para distinguir a aquellos profesionales que “se quejan, pero ponen una solución y participan en la implantación de la misma”, y quienes únicamente se centran en el lado negativo de las cosas.

Por su parte, González dedicó una parte de su intervención a describir el talento: “Para mí es una persona que consigue resultados, se adapta a los cambios, maneja personas y aprende rápido”. Precisamente, al hablar de esa flexibilidad, reconoció que “es más fácil decirlo que ponerlo en práctica”. Y por eso, reivindicó que hay que valorar a quien lo logra.

MODELO HÍBRIDO DE TELETRABAJO

Ambos ponentes se mostraron contrarios al triunfo del teletrabajo como modelo exclusivo. Y, en su lugar, abogaron por un sistema híbrido. González evidenció esta conclusión al exponer los resultados de una encuesta realizada en su empresa: “Casi nadie quería teletrabajar al 100 %”. A su juicio, esto se debe a que “somos humanos y necesitamos de esa relación e interacción”. Una opinión con la que se mostró de acuerdo Pascualena, quien rememoró su paso por una empresa del sector de la automoción. Allí, para las once de la mañana, toda la compañía ya se había reunido. “Esa es, precisamente una de las vías en las que se produce la escucha en el día a día”.

Muskilda Pascualena (Véridas): “Al talento joven le encanta aprender de los demás”.

Ella trabaja en una empresa joven, con 32 años de media y donde a los trabajadores les gusta comer juntos, organizar cenas o participar en actividades deportivas. Por eso, se mostró partidaria de escuchar de forma activa al empleado dentro de las posibilidades de la organización: “A mí, por ejemplo, me viene bien trabajar dos o tres días en casa, pero quiero venir a la oficina el resto para estar con los compañeros o avanzar en algún proyecto más complejo”.

Por último, analizaron la dificultad de acceso al trabajo para el talento joven y el sénior. Según la última EPA, en España hay 495.000 jóvenes de entre 16 y 25 años en desempleo que, además, tampoco realizan ningún tipo de acción formativa. Esta cifra supone el 11,4 % del total. En ese mismo informe se expone que, si en 2014 el perfil del ‘nini’ era el de un joven sin estudios terminados, en 2021 tiene estudios secundarios o superiores acabados y experiencias laborales que no se corresponden con su formación.

De izda. a dcha., Sánchez (AER), Jiménez (Navarra Capital), Benet (Navarra Capital), Cordón (Gima), Castañeda (Castañeda y Asociados), González (General Mills), Pascualena (Veridas) y Pérez (LORTU).

Al se consultada por esta realidad, Pascualena se mostró tajante: “En la actualidad, la mayoría de la población tiene una titulación universitaria, pero no sé si tienen la formación demandada por las empresas”. Así, reconoció que en Veridas encuentra muchas dificultades para encontrar talento joven. Precisamente en relación a la formación, recordó que el 70 % de lo que aprendemos es a través de la práctica, el 20 % observando a otras personas y el 10 % gracias a la enseñanza reglada. “Los departamentos de Recursos Humanos nos centramos en ese 10 %”, lamentó. De ahí la necesidad de crear espacios de encuentro y transferencia de conocimiento dentro de las compañías. “Al talento joven le encanta aprender de los demás”.

Paco González (General Mills): “Una persona que no se especializa tanto, pero tiene unos buenos conocimientos básicos, podrá adaptarse”.

El director de recursos humanos de General Mills también tiene grandes dificultades para dar con los perfiles profesionales que busca. Pero se mostró optimista al respecto. “Nuestros ingenieros son más generalistas que los de otros países”, ensalzó. En su opinión, si una persona no se especializa tanto, pero tiene unos buenos conocimientos básicos, “podrá adaptarse”.

En relación al talento sénior, animó a poner en valor “lo que tenemos en casa” porque “el mercado no es un mar lleno de peces”. Por su parte, Pascualena subrayó que “se puede aprender mucho de ellos” y, por eso, “hay que darles visibilidad”.

Entra aquí para leer más sobre los encuentros de Navarra Capital.


To Top