miércoles, 16 octubre 2019

“Es una trabajadora más, a pesar de su discapacidad”

Navarra tiene 20.700 personas con discapacidad en edad de trabajar y más de un 40% tienen empleo, entre ellas se encuentra Beatriz Guillén, quien tuvo un ictus hace 20 años y hoy trabaja en la peluquería MV León.

Yosune Villanueva
Pamplona - 30 enero, 2019

Beatriz Guillén sufrió un ictus hace 20 años y trabaja como peluquera gracias a Cocemfe y el Programa Incorpora de CaixaBank.

“Mi marido es trasplantado de hígado, así que conozco los problemas a los que se enfrentan las personas con discapacidad en el mundo laboral. Una vez trasplantado, yo decía, no va a poder realizar el mismo trabajo, porque está bien, pero tiene sus limitaciones…”, empieza relatando María Victoria León. “A través de Cocemfe, realizó diferentes cursos y comenzó a trabajar como persona con discapacidad en otro ámbito”, recuerda quien, en ese momento, pensó que ella también podría ayudar desde su Peluquería MV León y por ello, desde hace tres años, contrata a personas con discapacidad a través de este programa.

RSC-Peluqueria-Discapacidad-2

Beatriz Guillén y María Victoria León, en plena faena con sendas clientas.

Beatriz Guillén tiene 41 años y sufrió ictus con 21. Pero nada se le ha puesto por delante: “Me costó más de un año recuperarme y, aunque yo noto fallos, me decía el neurólogo que iban a hacer una tesis sobre mí porque me recuperé en tiempo récord y muy bien”. Hizo mucha rehabilitación y mantenía la ilusión de volver a trabajar como peluquera, que era su profesión: “Mis amigas fueron la mejor rehabilitación, venían a verme y me hacían reír, que ni podía, pero así fui poco a poco empezando a moverme y a hablar”. Beatriz tiene un 33% de discapacidad reconocida y, si alguien creyó que el ictus la frenaría, se equivocó: “Incluso me arriesgué a alquilar una peluquería durante 10 años, pero al quedarme embarazada tuve que dejarla, porque era inviable”. Sí, también tuvo la valentía de quedarse embarazada, trabajó hasta los 7 meses de gestación y a los 8 dio a luz.

Beatriz y María Victoria se conocieron en Cocemfe a través del Programa Incorpora de CaixaBank.

Hoy, madre de mellizos de 3 años, recuerda que hace más de un año estaba en paro y le llamaron a través de Cocemfe para hacer una sustitución en esta peluquería que no conocía previamente: “Estoy muy a gusto y puedo hacer de todo. Trabajo jueves, viernes y sábado, y el horario me permite conciliar con mis mellizos. Estoy encantada y agradecida”.

BENEFICIOS PARA LAS EMPRESAS

El compromiso de esta propietaria de peluquería con las personas con discapacidad en edad de trabajar es muy personal debido a la situación de su marido, Juan Jesús: “No sé poner las palabras correctas, pero como yo ya he vivido una situación de discapacidad en mis propias carnes, me siento en la obligación de ayudar a otras personas que tienen el mismo problema que mi marido. Si a él le han dado la oportunidad, ¿por qué no darla yo a otras personas?”. RSC-Peluqueria-Discapacidad-5

E insiste en que no hay diferencia entre Beatriz y cualquier otra trabajadora con otro tipo de capacidades:Es una trabajadora más, a pesar de su discapacidad, ella puede hacer todo lo que engloba el ámbito de la peluquería, todo. Así que no tengo ningún problema y su discapacidad no interfiere en el trabajo para nada”. Pero Beatriz asegura que, aunque su discapacidad no se vea, sí tiene menos fuerza en una mano: “Tengo menos destreza a la hora de manejar algún utensilio, a veces se me caen las cosas, que ya se me caían antes del ictus, no creas (admite entre risas), pero encuentro la forma de hacerlo de diferente forma y ya”.

Como empresaria, María Victoria lo tiene claro:Laboralmente, una discapacidad marca mucho a la persona que la padece y desde las empresas hay que echarles una mano. A parte de que, laboralmente, a nosotros como empresa nos ayuda y lo recomiendo por ambos motivos motivos: la satisfacción personal de saber que estás ayudando a alguien y, si lo quieres, más egoístamente, como empresa te beneficias en tema económico y fiscal”, aunque insiste en que no son lo importante los beneficios económicos.

La peluquería MV León está abierta desde el año 2005 en San Jorge y antes de la crisis daba trabajo a más gente. Ahora, tras ajustar presupuesto, da trabajo a una persona con discapacidad.

AUMENTAN LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD CONTRATADAS

Un estudio destaca que el número de contratos firmados por profesionales con discapacidad en Navarra ha aumentado en el último año y ya alcanza el 41%. A 31 de diciembre de 2018, las personas con discapacidad habían firmado en Navarra 1.140 contratos, un 7% más que el año anterior.

María Victoria León: “Desde las empresas, tenemos que echar una mano a las personas con discapacidad”.

Sin duda, las personas con discapacidad de Navarra encaran el 2019 con esta buena noticia pues la Comunidad foral se encuentra entre las que mayor empleo ha generado para este colectivo, por encima de la media nacional. Sin embargo, la triste realidad es que casi un 60% de las personas con discapacidad en edad de trabajar sigue sin empleo, siendo una asignatura pendiente de la economía navarra. Este es el balance que realiza Cocemfe Navarra (la federación navarra de discapacidad física y orgánica) del empleo de las personas con discapacidad en Navarra, entidad que este año ha logrado más de 350 contratos a personas con discapacidad.

Hay que seguir trabajando para que ese 60% sin empleo sea contratado.

En concreto, Navarra registra 20.700 personas con discapacidad en edad de trabajar, de las que un 41,2% está trabajando, lo cual supone diez puntos más que un año antes, cuando este colectivo registró una tasa de actividad de un 31,5%. Un dato que sitúa a la Comunidad foral por encima de la media nacional (35%), solo superada por Castilla La Mancha (45,9%), La Rioja (45,3%), Madrid (43,4%), Baleares (41,4%) y Cantabria (41,3%).

El programa Incorpora de La Caixa facilitó 480 puestos de trabajo a personas vulnerables en Navarra a lo largo de 2018, un 12% más que el año pasado. Esto ha sido posible gracias a la implicación de 190 empresas locales en este proyecto de responsabilidad social, como es el caso de MV León. De las 480 inserciones realizadas durante 2018 a través de Incorpora en Navarra, 300 han sido mujeres y 180 hombres. Precisamente, esta entidad bancaria ha renovado el acuerdo de colaboración para desarrollar Incorpora con las siete entidades sociales que lo impulsan en Navarra: Fundación Gaztelan, Síndrome de Down, Cocemfe, Elkarkide, Cruz Roja, Secretariado Gitano y Fundación Ilundain Haritz-Berri.

El paro entre las personas con discapacidad es de casi un 60%.

Para acceder a más noticias relacionadas con la RSC en Navarra… LEER AQUÍ.


To Top