sábado, 28 noviembre 2020

“Esperamos recibir la decisión sobre la concesión minera a finales de año”

Tras ser nombrado CEO de Geoalcali en julio, Ignacio Salazar asume el reto de llevar Mina Muga a la producción. Un proyecto cuya materialización está alargándose debido a su complejidad y a las reclamaciones interpuestas ante posibles afecciones al embalse de Yesa, que Salazar descarta por completo. El máximo responsable de la empresa defiende que Mina Muga asegurará treinta años de actividad económica y más de 800 empleos directos.

Cristina Catalán
Pamplona - 13 octubre, 2020

Ignacio Salazar lidera el proyecto, que supone una inversión de 576 millones de euros. (Fotos: Ana Osés)

Ignacio Salazar asumió en julio su cargo como CEO Highfield de Geoalcali con el propósito de liderar la construcción y puesta en marcha del proyecto Mina Muga. Formado en la Universidad de Deusto (Bilbao), donde completó sus licenciaturas en Económicas y Empresariales y en Derecho, este ejecutivo internacional cuenta con más de treinta años de experiencia en la exploración, desarrollo, construcción y operación de minas a cielo abierto y subterráneas. Previamente, había desarrollado una carrera internacional de dieciocho años en exploración y producción de petróleo y gas con Royal Dutch Shell. 

Además, en 2008 se unió a Orosur Mining, minera canadiense de oro con operaciones en Colombia, Uruguay y Chile, en la que ejerció como CEO desde 2013 hasta su llegada a Geoalcali. El pasado miércoles, la compañía anunció una inversión de unos 5 millones de euros en un minador de sección completa, que se usará para la construcción de las rampas y, posteriormente, para el método de arranque del mineral.

¿Cómo han sido sus primeras semanas de trabajo en Geoalcali, en medio del complicado escenario provocado por la pandemia?
Han sido unas primeras semanas muy activas. No puede ser menos para un proyecto de esta envergadura. Estamos preparando todo para empezar la construcción con geología, ingeniería, contratación, compras, capital, permisos, personal, etc. Todo ello debiendo avanzar de forma coordinada y en paralelo. La pandemia está siendo tremenda a nivel global. Nosotros hemos podido seguir trabajando bien y no nos podemos quejar. Este contexto nos anima aún más a trabajar duro para sacar este proyecto adelante, convencidos de que es una gran oportunidad para generar valor para todos.

“Es un proyecto que se va a desarrollar con muy altos estándares y de forma sostenible”.

¿Qué retos a nivel profesional se ha marcado con su llegada a Geoalcali?
Es mucho más fácil destruir que crear. Cualquier emprendimiento bien hecho es una gran satisfacción por el valor que se crea. Pero no es fácil. Si lo fuera, ya lo habrían hecho antes muchos otros. El proyecto Muga tiene los ingredientes necesarios: capital, personal y activos. El reto es pasarlo de la teoría a la práctica. Eso solo se logra con mucho trabajo, acierto y profesionalidad. Nuestro objetivo lo tenemos muy claro: construir Muga y llevarlo a producción. Esta es la finalidad de muchísimas personas que han puesto sus esperanzas en este proyecto. 

Mina Muga espera ser un motor generador de empleo para Navarra y Aragón. ¿Qué lo hace tan trascendente?
Estamos aquí desde 2012 y ya hemos invertido en este territorio 60 millones de euros para explorar a riesgo buscando minerales y hacer un descubrimiento con éxito. Mina Muga supone una fuerte inversión en el territorio y a esto hay que añadir el efecto multiplicador indirecto en el empleo y la recaudación de impuestos. El proyecto se va a desarrollar con muy altos estándares y de forma sostenible. No puede ser de otra forma para Geoalcali y Highfield. Nos manejamos dentro de un ámbito regulatorio europeo y español con la mayor exigencia, mientras que la empresa cotiza en la Bolsa de Valores Australiana, una de las más sofisticadas en el mundo para el sector de minería. Desde su creación, Geoalcali ha demostrado una especial sensibilidad en materia de responsabilidad social y su compromiso con la sostenibilidad.

¿Qué características destaca del proyecto?
Es una mina subterránea de cámaras y pilares​. La superficie total de las instalaciones es de 200 hectáreas en espacios no protegidos​, acordonadas por una barrera visual revegetada para minimizar el impacto visual en la zona​. El método utilizado de extracción es mediante rozadoras o minadores​, una de las técnicas más convencionales y de menor impacto en el entorno. Hay más de sesenta consultoras e ingenierías involucradas en el diseño y ejecución del proyecto; cinco laboratorios y expertos auditores externos, que verifican los recursos minerales; y más de ocho universidades, catedráticos y expertos en diferentes disciplinas que participan en el desarrollo del proyecto.

“Nuestra relación con la administración es fluida y estamos agradecidos con el nivel de compromiso y comunicación entre compañía y autoridades”.

Están a la espera del permiso de explotación para la extracción de potasa. ¿En qué punto se encuentra?
Seguimos avanzando con paso firme en la tramitación de los permisos mineros de Muga. Este trámite se inició en 2014. Después de un arduo proceso de revisión que involucra a todas las autoridades competentes e interesados en el proyecto, la evaluación ambiental concluyó en 2019 cuando recibimos la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable. Después de seis años, estamos ya en los últimos pasos en este proceso exhaustivo y, en julio de 2020, se abrió un proceso de consulta pública que forma parte de esta fase final de tramitación del expediente. Este periodo de consultas terminó recientemente. En la actualidad, la empresa y las autoridades mineras estamos trabajando conjuntamente para dar respuesta a las cuestiones planteadas. Cabe destacar que nuestra relación con la administración es fluida y que estamos agradecidos con el nivel de compromiso y comunicación entre la compañía y las principales autoridades durante este proceso, a pesar de las actuales circunstancias especiales derivadas del Covid-19. Esperamos que este nivel de compromiso continúe y a finales de año podamos recibir la decisión sobre la concesión minera para Mina Muga.

Salazar estimas que las obras de construcción duren 24 meses una vez comenzadas.

Salazar estimas que las obras de construcción duren 24 meses una vez comenzadas.

En diciembre, la empresa señalaba que el proyecto implica una inversión de 576 millones de euros. ¿Se mantienen las cifras?
Nuestro proyecto se divide en dos fases. En la primera, la cifra de inversión estimada es de 368 millones de euros y, para la segunda fase, se estima una inversión adicional de 208 millones de euros. Es una gran inversión en I+D, ingeniería, e industria. 

También estimaba que se generarán 800 puestos de trabajo directo…
Así es. Mina Muga espera generar en torno a 500 empleos en una primera fase y 300 adicionales en la segunda. También hay que señalar que, para la fase de construcción, que arranca en 2021 y durará aproximadamente dos años, se estima la generación de 1.000 puestos de trabajo. Además, los empleados que se generan indirectamente son muchos más. 

“Estamos trabajando en definir reservas para una vida del proyecto de treinta años”.

¿Cuántos empleados tiene actualmente la empresa? ¿Han comenzado ya el proceso de selección de nuevos empleados?
En la actualidad, somos unos cuarenta empleados en la oficina de Pamplona. Durante la construcción, empezaremos con la fase preoperacional, donde vamos a trabajar muy de cerca con los servicios de empleo de Navarra y Aragón, así como con las agencias de desarrollo rural de Sangüesa y Cinco Villas, para la coordinación de planes formativos y de empleo a futuro. 

Requerirán personal altamente cualificado…
Diría más bien puestos de trabajo de alta calidad.  Este es un sector intensivo en capital y, por lo tanto, se mira mucho el desarrollo del personal y la gestión de recursos humanos. Hay ciertos puestos de alta cualificación también, pero eso no significa que la inmensa mayoría del personal no pueda ser reclutada localmente o formada. Los perfiles requeridos son muy diversos, desde profesionales y técnicos con perfiles de ingeniería, geología y gestión hasta conductores de maquinaria pesada, pasando por personal de mantenimiento, operarios, logística o incluso perfiles de servicios adicionales como cocineros, jardineros y un largo etcétera. Como empresa, tenemos un compromiso de formar personal local al máximo.  

En cuanto a fechas, ¿cuánto tiempo prevé que duren las obras? ¿Cuál es la fecha límite, si la tiene, para su finalización?
Nuestras estimaciones indican que la construcción durará unos veinticuatro meses.

¿Cuántos años de vida útil se estima que tenga la mina?
La Declaración de Impacto Ambiental ha sido otorgada para un periodo de dieciocho años de explotación. No obstante, la empresa continúa invirtiendo en labores de investigación que pueden alargar estos plazos. Con la información existente, se está trabajando en definir reservas para una vida del proyecto de treinta años.

“El proceso de tramitación de una mina es complejo. La legislación es muy estricta”.

Está siendo un proceso largo y tedioso, ¿no?
El proceso de tramitación de una mina es complejo. La legislación es muy estricta en esta materia y de forma especial en Europa. Pocos sectores tienen el nivel de exigencia que actualmente tiene la minería en Europa. El resultado es que si un proyecto como Muga llega al estadio que hemos llegado, es porque se ha garantizado unos estándares de primer nivel, muy por encima de lo que se pide en otros sectores o de lo que se le pedía a la minería en el pasado. En España, la media para este tipo de proceso de tramitación de permisos es de siete años. En nuestro caso, este proceso ha sido riguroso y exhaustivo y ha contado con la participación de una multitud de grupos de interés como organismos regionales y estatales, entidades locales, grupos ecologistas, ciudadanos y otras asociaciones, lo cual contribuye al desarrollo de un proyecto robusto y ejemplar en materia de sostenibilidad.

Además, se han puesto sobre la mesa algunos temas delicados como la posible afección a la ladera del embalse de Yesa… ¿Qué valoración hace al respecto?
Las formaciones geológicas de Yesa y de Mina Muga son distintas y están separadas de forma natural por una barrera geológica. Esto imposibilita cualquier interacción entre ambas estructuras. Se han realizado pruebas físicas para evaluar las interacciones con esta y otras infraestructuras. El organismo oficial competente para evaluar estas cuestiones es el IGME. Y, tras una exhaustiva revisión y análisis, concluye que no hay afección al embalse de Yesa.

¿Cuáles son las utilidades de la potasa y qué industrias se benefician de ella?
Nuestra potasa se destinará a la elaboración de fertilizantes comunes para la agricultura, conocidos como NPK. Hoy en día, el potasio (K) encontrado en la potasa es uno de los tres componentes más importantes en fertilizantes solubles comerciales, junto con el nitrógeno (N) y el fósforo (P). Hay una población mundial en crecimiento, que se enfrenta a una superficie de tierra para cultivo en declive. Esta ecuación para dar de comer al planeta solo tiene una solución vía fertilizantes como la potasa. España en particular y Europa son deficitarias en potasa y actualmente son importadoras netas de este producto.

“Tras una exhaustiva revisión y análisis, el IGME ha concluido que no hay afección al embalse de Yesa”.

¿Cómo repercutirá el proyecto en la zona?
Un proyecto como este, que perdurará por varias décadas, es una fuente importantísima de riqueza y empleo. Muga ofrece la oportunidad de crear un beneficio sostenible, por un largo periodo de tiempo. La compañía tiene el compromiso de dar prioridad a la comunidad local tanto en formación como en empleo y contratación de empresas auxiliares.

¿Está la minería convenientemente valorada?
Hay países que conocen bien la minería y la valoran muchísimo, pues saben los aspectos positivos que aporta. La gente que la conoce menos o países como España, donde la minería es un sector pequeño e incipiente, pueden caer en el tópico debido al desconocimiento. Tampoco podemos ser arrogantes y desconocer que en la historia de la minería, o incluso en la actualidad, ha habido y hay malas prácticas, por supuesto. La discusión minería sí o no no se ajusta a la realidad actual, donde sí o sí se vive de los minerales que se extraen. Como cualquier otra actividad económica, la clave es o se hace bien o no se hace. Que alguien me diga qué proyecto de potasa en el mundo tiene los estándares que Muga va a implementar.

Salazar estima que las obras de construcción durarán unos 24 meses.

Salazar estima que las obras para la construcción de Mima Muga durarán unos dos años.

¿Geoalcali tiene algún proyecto más en cartera por la zona?
Tenemos varios permisos de investigación en Navarra y Aragón, pero nuestro enfoque principal ahora está en Muga.

¿Qué implica ser una empresa cotizada en Australia (ASX)?
Significa que estamos sujetos a unos estándares de auditoría, transparencia e información muy estrictos. Por ejemplo, la definición de recursos y reservas de minerales (de potasa) que la empresa publica es supervisada y confirmada por personas competentes independientes, según las normas de JORC Compliance. Estamos sometidos a numerosas auditorías técnicas y financieras. Tengamos en cuenta que la Bolsa de Australia y la de Canadá son, probablemente, las más sofisticadas y avanzadas en minería del mundo. Cualquier evento, información o problema sobre el proyecto Muga que pudiera tener un efecto sobre el precio de la acción debe ser comunicado de inmediato de forma pública. Pocas empresas en España tienen el nivel de escrutinio y la obligación de transparencia que tienen Geoalcali / Highfield. 

Entra aquí para leer más sobre la empresa navarra.


To Top