lunes, 20 mayo 2024

Hidrorubber, ArcelorMittal y Caja Rural se unen a CPEN para reforestar Lesaka

La Corporación Pública Empresarial de Navarra trabaja en la creación de una cartera de proyectos de reforestación que, bajo el nombre Bosque CPEN, permita a las empresas interesadas "compensar toda o parte de su huella" de carbono. El primero, puesto en marcha en Lesaka, busca repoblar 13 hectáreas calcinadas en 2021. Sus promotores (la propia corporación y el Ayuntamiento de la localidad) firmaron este martes un convenio con tres compañías que ya se han adherido a la iniciativa.


Lesaka - 31 octubre, 2023 - 14:26

El proyecto puesto en marcha en Lesaka busca repoblar 13 hectáreas calcinadas por el fuego en 2021. (Foto: cedida)

Arranca el primer proyecto público-privado de Navarra catalogado como sumidero de carbono que, además de reforestar terrenos calcinados en los últimos incendios, «ayudará a la compensación voluntaria de emisiones de efecto invernadero generados por la actividad de las empresas».

Esta iniciativa «a largo plazo», impulsada por la Corporación Pública Empresarial de Navarra (CPEN) bajo el nombre Bosque CPEN, propició este martes una primera visita institucional de las reforestaciones llevadas a cabo en Lesaka. En concreto, acudieron el consejero de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, José Mari Aierdi; el alcalde de Lesaka, Ladis Satrustegi; el director general de CPEN, Francisco Fernández Nistal; Javier Martínez, director del área de Acción Social en Caja Rural de Navarra; François Delamarre, plant manager de ArcelorMittal en la localidad; y Luis Sanz, director gerente de la sociedad pública GAN-NIK.

El paraje escogido, Eskolamendi, fue calcinado en el incendio de febrero de 2021 que afectó a varios municipios de Navarra, Gipuzkoa y Francia. Según informaron desde CPEN, las llamas quemaron 1.600 hectáreas, 400 de ellas en Lesaka. En consecuencia, el proyecto contempla la repoblación de 13 hectáreas con 18.289 plantones. El trabajo técnico está siendo dirigido desde el área de gestión forestal de la sociedad pública GAN-NIK, en colaboración con el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra.

«CPEN y las sociedades públicas de Navarra, de la mano de GAN-NIK, se adelantan con esta iniciativa a cobrar un papel relevante en el desarrollo de la Ley Foral de Cambio Climático y Transición Energética. La madera es vida para nuestro mundo rural y reforestaciones como la que ponemos hoy en marcha en Lesaka contribuyen a generar una materia prima renovable y de origen local. Además, suponen una oportunidad de primer orden para la mejora del ecosistema de los montes y el desarrollo sostenible de los entornos rurales y la economía local», resaltó Aierdi.

Por su parte, Fernández Nistal hizo hincapié en el «carácter pionero» de este proyecto de colaboración público-privada y «en la importancia de la participación del tejido empresarial» para maximizar su impacto: «En Navarra apenas se han trabajado proyectos que computen en el Mercado Voluntario de Carbono para quienes quieren neutralizar sus emisiones de CO2 o, simplemente, colaborar en proyectos de reforestación en Navarra. Esta iniciativa surge, precisamente, ante la necesidad de dar una respuesta colaborativa a los incendios sufridos en el territorio en los últimos años, implicando al sector privado en proyectos de reforestación, cuyo papel va a ser vital».

De la misma manera, Satrustegui puso el foco en lo que este proyecto supone para la localidad: «Para Lesaka, es muy interesante puesto que con fondos propios no nos sería posible recuperar toda la masa forestal calcinada en el paraje de Eskolamendi. Estamos muy agradecidos por la oportunidad que nos brida».

FIRMA DEL CONVENIO

Antes de la visita al paraje de Eskolamendi, se formalizó la firma del convenio. Los promotores del proyecto, CPEN y el Ayuntamiento de Lesaka, junto a las tres empresas privadas que ya se han adherido al mismo, se dieron cita en el Consistorio (ArcelorMittal Lesaka, Caja Rural de Navarra e Hidrorubber). «Esta es una actuación que se enmarca dentro del plan de gestión forestal de Caja Rural de Navarra como parte de nuestra acción social, en esta ocasión además como una acción colaborativa junto a otras instituciones y empresas del entorno. Nos permite recuperar toda una zona que quedó arrasada por un incendio en 2021», valoró Martínez tras la firma del documento.

La firma del convenio entre CPEN, el Ayuntamiento de Lesaka y las empresas tuvo lugar este martes.

La firma del convenio entre CPEN, el Ayuntamiento de Lesaka y las empresas tuvo lugar este martes.

El Bosque CPEN busca «impulsar y facilitar la puesta en marcha de proyectos de reforestación y compensación voluntaria de emisiones» en terrenos calcinados por los incendios forestales de los últimos veranos en Navarra. De esta forma, persigue «promover la colaboración público-privada, implicando al tejido empresarial navarro en proyectos de reforestación en territorio foral, como un mecanismo validado para la generación de sumideros de carbono y compensación de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI)».

Junto al de Lesaka, CPEN está trabajando para ofrecer una cartera de proyectos forestales ubicados en Navarra, con los que las organizaciones interesadas «pueden participar en proyectos de reforestación y compensar toda o parte de su huella». «Estos proyectos integran numerosos beneficios ambientales y sociales, entre los que se encuentra la absorción de dióxido de carbono de la atmósfera, también conocida como secuestro de carbono, o la creación de empleo y la mejora de la cohesión territorial», resaltó la corporación. En todos los casos, las iniciativas dispondrán de un plan de gestión de la masa forestal, «en el que se indiquen las actuaciones previstas para permitir alcanzar con éxito el objetivo de permanencia del mismo».

Para dar el paso y poner en marcha esta iniciativa, previamente CPEN realizó un ejercicio de cálculo de su huella de carbono de los últimos tres ejercicios (2020,21 y 22), con alcance 1 y 2, emisiones directas e indirectas de su actividad, con un plan de reducción de huella de carbono asociado, y en el que la compensación es un paso más: «Los esfuerzos de la corporación se centran en la reducción de la huella de carbono mediante iniciativas como búsqueda de mejores técnicas disponibles en materia de eficiencia energética para su actividad industrial, y compra de energía de origen certificado renovable, que realiza desde 2019. En 2022, las emisiones de CPEN ascendieron a 50.116 t de CO2, o 33,52 t. por puesto de trabajo, con un leve descenso desde 2020, en el que ascendían a 34,25 t. por puesto de trabajo».


To Top