lunes, 16 diciembre 2019

Integralia, renovarse desde dentro

La empresa fabrica microbuses de Mercedes con mejoras personalizadas. Arturo Vega, su director de RRHH, explica cómo el programa de la CEN ‘Mejora de la competitividad a través de las personas’ les está ayudando a la hora de implementar un proyecto global, en el que ya estaban inmersos desde hace dos años.

Yosune Villanueva
Pamplona - 22 noviembre, 2019

Arturo Vega, en el interior de un microbús Mercedes T-One. (Fotos: Ana Osés)

Los inicios de la empresa están unidos a la adaptación de vehículos para personas con movilidad reducida. Así se creó Integralia Movilidad en CEIN en el año 1999. Pero al constituirse ya como compañía fuera del vivero de innovación en 2002, había que consolidar el negocio y ampliar la oferta, por lo que evolucionó hacia vehículos para todos los públicos, con mejoras personalizadas de prestaciones de cara a “hacer el viaje lo más confortable posible a las personas”, recuerda Arturo Vega, director de Recursos Humanos de la compañía navarra.

Hoy, Integralia pone en el mercado el modelo Mercedes-Benz Sprinter, un microbús que ha evolucionado y se adapta a las necesidades de cada cliente ofreciendo innovación y confort: “Si nos lo piden, aprovechamos el espacio para que entre el máximo número de pasajeros posible o damos más importancia a la domótica, haciendo microbuses más urbanos, escolares, colectivos, ‘transfer’, de lujo…”, detalla Vega.

Arturo Vega, director de RRHH de Integralia.

Arturo Vega, director de RRHH de Integralia.

Con 43 trabajadores, diseñan a medida el microbús completo que, acabado, puede costar desde 65.000 euros hasta 150.000“Integralia se ha diferenciado porque ha sabido adaptarse a las necesidades del cliente, personalizando todo a su medida”, insiste.

Precisamente, esta compañía navarra que cumple ahora veinte años está participando en el programa de la CEN ‘Mejora de la competitividad a través de las personas’. Comenzó con encuestas de clima laboral y, de esos resultados, surgieron tres acciones principales en las que ya están trabajando con un horizonte de dos años: la creación de un Plan de Comunicación Interna, la activación de las políticas de desarrollo del Departamento de Talento Humano y la formación de liderazgo en mandos intermedios. La respuesta de los trabajadores, asegura el responsable de RRHH, ha sido muy positiva. Pero también recuerda que “todo este nuevo proceso se suma a un trabajo en el que Integralia ya estaba inmerso”.

PROGRAMA ESTRATÉGICO GLOBAL

La renovación interna de Integralia comenzó antes, con el proyecto ‘Intégrate’ en el departamento de ingeniería. Como su producto “hay que conocerlo bien para optimizarlo”, querían que sus trabajadores, por un lado, lo entendieran al máximo y sugirieran mejoras; y, por otro, que no solo estuvieran a gusto trabajando, sino “que los jóvenes graduados quisieran venir a trabajar aquí”. Como ese programa funcionó, se pudo implantar en el resto de la organización.

“Hemos logrado la adaptación normativa más rápida del mercado, consiguiendo vehículos más eficientes, seguros y con una estética mejorada”.

Se trata de gestionar el talento y las personas, además de transmitir una marca de empresa haciéndola atractiva entre sus trabajadores y entre los posibles futuros empleados: “Queremos que la gente diga que Integralia es un buen sitio en el que trabajar. Y eso no son palabras que pueda decir la empresa, sino que los trabajadores deben sentirlo así”. 

Además, este plan de comunicación ha sacado a la luz la inquietud y curiosidad de todos los trabajadores. “Aunque a uno le toque montar los sillones, hemos descubierto que quiere saber cómo vamos de ventas o cuáles son nuestros principales clientes, ya que ellos también pueden proponer mejoras”, recalca.

INTEGRALIA-T-ONE

Modelo Integralia T-ONE de Mercedes.

FRANCIA, BOLETUS, ADBLUE…

El mercado mayoritario de Integralia es Europa, donde sus ventas casi se dividen al 50 % entre España y Francia. Entre ambos países se aprecian diferencias como, por ejemplo, que aquí es más habitual optimizar el producto: “Los autobuses escolares van casi pelados en el país galo, pero en España siempre se busca un acabado mejor, porque luego optimizan ese vehículo reutilizándolo el fin de semana”.

2019 ha sido un año complicado, muy exigente a nivel normativo, con nueva reglamentación y homologaciones para microbuses, que han exigido procesos extensos y complicados. A su vez, se ha actualizado el modelo Sprinter sobre el que trabaja la compañía, lo que ha exigido desarrollos de nuevas piezas y actualizaciones de sistemas: “Integralia ha aceptado este desafío tecnológico y normativo y lo ha interpretado como una ventaja competitiva, ofreciendo la adaptación normativa más rápida del mercado y consiguiendo vehículos más eficientes, seguros y con una estética mejorada”.

No se puede olvidar que el sector de la automoción es clave en la economía y es muy sensible a las crisis de consumo como la que se anuncia. Para capear estas situaciones “Integralia apuesta por la diversificación, además de participar en programas como el de la CEN u otros como el que tracciona el clúster ACAN junto con AIN.

Y es innegable la incertidumbre que se cierne sobre los carburantes y los eléctricos. “Como hemos visto en nuestra participación en Busworld 2019, una de las respuestas más habituales actualmente es apostar por la electrificación y los combustibles alternativos”, aunque “no son las únicas opciones”. Integralia está inmersa en el proyecto Boletus para afrontar la elaboración de un microbús autónomo y eléctrico, junto a la Universidad Pública de Navarra (UPNA), Permagsa e Ingeteam.

Integralia apuesta por la expansión internacional de cara a 2020.

Por otra parte, las distancias interurbanas para vehículos Clase III todavía no encuentran una respuesta tecnológica que equilibre autonomía, servicio y margen comercial, por lo que en esta compañía navarra siguen apostando por motores Euro VI con Adblue, con muy pocas emisiones: “Un viaje en nuestro microbús ONE ahorra en cada desplazamiento las emisiones de 4,5 utilitarios de media”.

De cara al próximo año 2020, se muestran optimistas porque su expansión internacional “va por buen camino” y, a pesar de las perspectivas económicas, creen que “va a ser un buen año para Integralia”.

Instalaciones de Integralia, en el polígono industrial Comarca II.

Instalaciones de Integralia, en el polígono industrial Comarca II.

Entra aquí para saber más sobre la empresa en Navarra. 


To Top