jueves, 25 julio 2024

Isonatur producirá harinas con larvas de mosca soldado negra

La sociedad está constituida por Trasa, una firma de entomólogos y un fabricante de harinas para piscifactorías y mascotas. Este mismo año, creará una planta semiindustrial en las instalaciones de Trasa, ubicadas en Milagro: "Tendrá cámaras para la cría y el engorde de las larvas. Fabricaremos decenas de toneladas de harina, pero en este momento no nos importa la cantidad. Queremos obtener esos primeros datos para montar una planta más grande y automatizada en 2024 o 2025", detalla el gerente de Trasa, José Ramón Íñigo.


Pamplona - 25 agosto, 2023 - 00:02

Isonatur cuenta con tres empresas socias, entre las que figura Trasa. (Foto: cedida)

Las larvas de la mosca soldado negra devoran residuos orgánicos. De esta forma, son capaces de transformar los desechos en materias primas para piensos, fertilizantes, biodiésel y cosméticos. Incluso, estos insectos pueden convertirse en harina para piensos animales y figuran en la selecta lista de especies aptas para elaborar comida de humanos.

Poco a poco, la también llamada hermetia illucens se han ido perfilando como una interesante alternativa para revalorizar los subproductos de las industria agroalimentaria. Una tendencia que no pasó desapercibida para Trasa, empresa milagresa especializada en la gestión de restos vegetales y su revalorización a través de proyectos de I+D.

Precisamente, esta última línea de trabajo le llevó a poner en marcha una iniciativa junto a CNTA, la Universidad de Navarra, la UPNANutrinsect en 2018. El objetivo: abordar la obtención de harinas con un alto valor nutritivo a partir de la biomasa generada por insectos como la mosca soldado negra o el gusano de la harina. En concreto, el grupo de investigación desarrolló una serie de fórmulas que se adaptaban mejor al tipo de larva y profundizó en las condiciones óptimas para su cría y engorde, como la temperatura o humedad.

José Ramón Íñigo (Trasa): «Isonatur está constituida por Trasa, una firma creada por entomólogos y un fabricante de harinas para la alimentación de peces y mascotas»

«Después, hicimos un desarrollo semiindustrial con uno de los socios del proyecto, que nos permitió obtener mayores cantidades de larvas y harinas para confirmar los datos del laboratorio. Todo el I+D que hacemos se dirige a la industrialización de los procesos. Finalmente, esta fase también tuvo éxito, lo que nos motivó a tomar pasos para materializar el negocio alrededor de las larvas de la mosca soldado negra«, explica José Ramón Íñigo, gerente de Trasa.

Este fue el germen que llevó recientemente a la constitución de Iniciativas Sostenibles Naturales (Isonatur), cuyo objetivo es seguir desarrollando esta tecnología ligada a la cría y engorde de los insectos. «Esta sociedad está constituida por Trasa como socia fundadora junto a una firma creada por los entomólogos con los que hemos colaborado desde el principio. Así mismo, se incorporó a última hora un fabricante de harinas para peces y mascotas, que es uno de los mercados objetivos de esta harina de insectos», detalla Íñigo.

La firma, que acaba de iniciar un proceso para contratar a un profesional que encabece su evolución, ya ha delineado una hoja de ruta para los siguientes años. Así, proyecta crear una planta semindustrial este año en las propias instalaciones de Trasa: «Tendrá 200 metros cuadrados con cámaras para la cría y el engorde de las larvas. Fabricaremos decenas de toneladas de harina, pero no nos importa en este momento la cantidad. Queremos obtener esos primeros datos industriales para montar una planta más grande y automatizada en 2024 o 2025″.

COMIDA PARA HUMANOS

Está previsto que esa segunda planta fabrique «entre 18.000 y 20.000 toneladas de harina» para piensos, el principal mercado de este negocio por el momento. En concreto, la demanda se focaliza sobre todo «en el sector de las piscifactorías y del petfood«. Así mismo, desde Isonatur se desarrollarán otros productos «de alto valor añadido» con los productos del proceso como la grasa de las larvas, unos desarrollos para los que Trasa ya tiene avanzadas varias convocatorias de I+D.

Más a largo plazo, la empresa contempla crear alimentos para humanos con esta harina. Un punto en el que depende de la legislación europea, «que avanza poco a poco». Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), existen «más de 1.900 especies» de insectos que se han utilizado como alimento en el mundo. Y la Comisión Europea, que ya autorizó en 2021 el uso del gusano de harina como nuevo alimento, también ha recibido varias solicitudes para poder emplear otras especies de insectos, entre las que se encuentra la mosca soldado negra.

«En España seguimos teniendo lagunas en nuestra normativa. Por eso nos centraremos de momento en los alimentos para animales, cuya regulación está bastante más definida. Sin embargo, esperamos que nuestra instalación esté pensada y autorizada desde el inicio para la fabricación de alimentos humanos», apostilla el gerente de Trasa. 

17.000 TONELADAS DE PIENSO

La noticia llega poco después de que Trasa, ubicada en Milagro, anunciara su objetivo de facturar un 15 % más este mismo año. Un crecimiento que vendrá impulsado por su objetivo de «establecer sinergias para optimizar, mejorar y liderar la investigación para aprovechar los restos vegetales y producir nuevas materias primas», así como por el incremento de sus actividades de gestión.

Trasa produce unas 17.000 toneladas de alimento para animales, aunque está especializada en el sector de los rumiantes. «De hecho, hemos ampliado mercados a nivel nacional. Estamos ahora trabajando bastante con Castilla-La Mancha, con oveja de queso manchego; con la zona de Tarragona; y con nuestros mercados habituales: Navarra, País Vasco y La Rioja. Así mismo, por la tipología del producto, somos capaces de exportar una pequeña cantidad al sur de Francia», especifica Íñigo. 


To Top