sábado, 2 julio 2022

La campaña del espárrago registra un incremento del 7 % en fresco

Frente a la cantidad recogida en 2020 (154.419 kilos), este año se certificaron un total de 164.794 kilos en fresco, según destacó INTIA a través de un comunicado. A espera de que las últimas conserveras cierren su actividad, la sociedad pública espera superar, por segundo año consecutivo, los cuatro millones de kilos de IGP Espárrago de Navarra en conserva.

Redacción
Pamplona - 24 junio, 2021

Frente a los 490 productores inscritos en 2020, este año se apuntaron 457 a la campaña. (Foto: cedida)

A falta de los últimos datos de elaboración en conserva, INTIA dio por concluida la campaña del Espárrago de Navarra. El órgano de control para la certificación de este producto emitió un comunicado este jueves, en el que destacó el balance “positivo” de la temporada, “que demuestra la buena salud de un producto de calidad”.

En este año se certificaron un total de 164.794 kilos de espárrago en fresco, lo que supone un incremento próximo al 7 % con respecto a la cantidad certificada en 2020 (154.419 kilos). Por otra parte, INTIA espera que en esta campaña se vuelva a superar, por segundo año consecutivo, los cuatro millones de kilos de espárrago en conserva. Aunque la mayoría de las empresas ya finalizaron la campaña, desde la entidad advirtieron de que “todavía quedan algunas” compañías que continúan dicha actividad, “ya que el frío y la humedad de los pasados días están permitiendo prolongar la temporada”.

Frente a los 490 productores inscritos el año pasado en la campaña, en 2021 se apuntaron 457 personas, con un total de 1.630 hectáreas de parcelas registradas. En la campaña de conserva se incorporaron dos empresas más, por lo que ya hay un total de 35 conserveras que elaboran Espárrago de Navarra: una en Aragón, cinco en La Rioja y veintinueve en la Comunidad foral.

Marcelino Etayo (IGP Espárrago de Navarra): “La meteorología condicionó de una manera importante toda la campaña. Aun así, el espárrago ha sido de gran calidad”.

“La meteorología de este año ha condicionado de una manera importante toda la campaña, debido a los cambios tan bruscos de temperatura que han implicado mucho calor durante el día y frío por la noche. En realidad, el espárrago necesita las horas de frío nocturno, pero no las bajadas tan drásticas que hemos tenido que soportar este año”, detalló Marcelino Etayo, presidente de la IGP Espárrago de Navarra.

Además, el presidente de esta Indicación Geográfica Protegida explicó que la falta de humedad, causada por un descenso en las precipitaciones, no favoreció la salida de este vegetal. “Aun así, y a pesar de obtener menores cantidades, el espárrago que hemos conseguido ha sido de gran calidad”, valoró.

El pasado mes de mayo, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación avaló esta recogida con una serie de inspecciones en las que se verificaron los controles realizados para garantizar la certificación. Desde INTIA, adicionalmente, se efectuaron controles a un doble nivel. Por un lado, mediante inspecciones ‘in situ’ para verificar las nuevas inscripciones de las parcelas y, por otro lado, mediante visitas a comercializadores en fresco e industrias conserveras, donde se tomaron muestras para llevar a cabo análisis de calidad en CNTA.

Además, la sociedad pública es la encargada de llevar control documental, verificando así las producciones de las parcelas, las fabricaciones en las industrias, las salidas de producto certificado y la entrega de contraetiquetas que certifiquen que se trata de auténtico Espárrago de Navarra. El Espárrago de Navarra, inicialmente inscrita a nivel nacional como Denominación Específica en 1986 y después registrada bajo la figura de Indicación Geográfica Protegida, es una de las marcas de calidad amparadas bajo la enseña Reyno Gourmet.

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario de Navarra.


To Top