jueves, 13 diciembre 2018

La excelencia y la gestión familiar cimentan la expansión de Martiko

La firma de Bera, que exporta con regularidad sus derivados de pato a 10 países y ya contempla su extensión a otros 15 mercados más, es Premio Alimenta Navarra 2018 a la Internacionalización.

Yosune Villanueva
Bera - 20 noviembre, 2018

Imagen de la sede exterior de Martiko en Bera.

Imagen de la sede exterior de Martiko en Bera.

Japón, México, Emiratos Árabes Unidos, Chile, República Dominicana, Hong Kong, Portugal, Francia y Suecia son los países a los que Martiko, Premio Alimenta Navarra 2018 a la Internacionalización, exporta con regularidad sus derivados de pato. Aunque sus responsables, que han cimentado su expansión en la excelencia, la gestión familiar, la mejora y la investigación constantes, contemplan la posibilidad de seguir expandiendo su negocio a otros 15 mercados más, donde ya exportan puntualmente.

Joseba Martikorena (derecha) recibiendo otro reconocimiento.

Joseba Martikorena (derecha) recibiendo otro reconocimiento.

En medio de este proceso, se les otorga este galardón Alimenta que “recibimos con ilusión y agradecimiento a NavarraCapital.es y a los miembros del jurado”, indica Joseba Martikorena, director general de la compañía. “Siempre es un placer que se reconozca y se premie el trabajo que se lleva haciendo desde hace tanto tiempo”, añade.

Este caso de éxito nació en 1986 de la mano del matrimonio Peio Martikorena y Agustina Damboriena. Aunque Peio poseía un taller de fontanería, montó junto con uno de sus primos una tienda en la frontera hispano francesa. En aquella época, un vecino le pidió un préstamo para crear una empresa de engorde de patos y elaboración de patés siguiendo el modelo de elaboración francés y, al no poder satisfacer la deuda, la familia se quedó el negocio en 1986 y lo denominó Martiko, en honor al apodo familiar.

La puesta en marcha de la compañía supuso una apuesta arriesgada, porque entonces los derivados del pato eran prácticamente desconocidos en nuestro país, pero ya desde entonces Peio y Agustina supieron transmitir a sus hijos: Joseba, Pilar, Pedro Mari y Fermín valores empresariales como el esfuerzo, el trabajo, la honradez y la austeridad.

martiko-lerin

Vista aérea de las instalaciones de Martiko en Lerín.

Hoy, los cuatro hermanos están volcados en la empresa familiar, además de sus cónyuges y algún miembro de la tercera generación. Su constancia en el trabajo, la habilidad de manejar una empresa solvente y con capacidad, su apuesta por la excelencia en el producto y la capacidad de llevar estos productos más allá de nuestras fronteras, les ha hecho merecedores de un galardón patrocinado por EroskiBankia, Reyno Gourmet Ayuntamiento de Tudela y que se entregará el martes 27 de noviembre, a las 18:30 horas, en la Ciudad Agroalimentaria de Tudela (CAT).

“Recibimos el premio Alimenta con ilusión porque siempre es un placer que se reconozca y se premie el trabajo que se lleva haciendo desde hace tanto tiempo”.

Reciben este reconocimiento en un buen momento empresarial: La compañía está asentada, el proceso está totalmente integrado de inicio a fin, la calidad de producto es buena, la marca está implantada, el reconocimiento de los consumidores que conocen el producto es bueno y, en consecuencia, el reconocimiento del distribuidor también”, afirman sus responsables. Pero siempre pensando en mejorar porque, “a pesar del buen momento que vivimos, hay mucho que hacer. Hay muchos posibles consumidores que no conocen nuestro producto. Tenemos que trabajar en ganar para que todos esos posibles consumidores, sean consumidores de Martiko. En internacionalización hemos sembrado mucho y, aunque está dando sus frutos, nos queda muchísimo más que hacer”.

PROYECTOS DE FUTURO

En Martiko miran el futuro con ganas de trabajar y ampliar el negocio: “Creemos que nuestra actividad seguirá creciendo a un ritmo suave, sostenidamente. Influirán mucho los factores externos. A medida que vamos creciendo, iremos ampliando nuestras granjas, fábricas etc. Todo lo que haga falta, para garantizar la seguridad alimentaria, la calidad y el servicio rápido”.

“Seguiremos invirtiendo en innovación y tecnología para poner a disposición del consumidor productos acordes a sus necesidades”. 

Patés, foie gras, Mi cuit, confit, jamón, especialidades frescas y congeladas… Delicatessen elaboradas desde el pato y adaptadas a todos los gustos y necesidades: “Pero seguiremos invirtiendo en innovación y tecnología para poner a disposición del consumidor productos acordes a sus necesidades. También debemos de trabajar en crear nuevas necesidades”. 

Muestra de ello es su apuesta por los ahumados en la que cuenta con numerosas variedades de salmón, bacalao, trucha, atún y palometa, entre otras especies, orientadas principalmente al canal retail: “Presentamos nuevas referencias que maridan con otros productos, nuevos tipos de envasados y de productos que sugieren el consumo en otros momentos o de otras formas”, concluye Joseba Martikorena, ya está inmerso en la campaña navideña que cerrará un buen año para la compañía.

Para acceder a más noticias relacionadas con Alimenta… LEER AQUÍ.


To Top