domingo, 28 noviembre 2021

La Gran Recogida online: en efectivo más efectiva

El Banco de Alimentos de Navarra cambia el paradigma de las recogidas de alimentos. En un momento en el que la crisis sanitaria paraliza el desarrollo habitual del mayor acto solidario que realizan, la Fundación BAN quiere aprovechar para fomentar las donaciones de dinero, en vez de la tradicional ofrenda física. Un cambio que auguran mantener en el tiempo debido a los numerosos beneficios que supone: reduce al máximo las caducidades, gran ahorro económico en transporte, menor huella de carbono y contaminación... Para donar la cantidad que deseen, ya pueden hacerlo en las cajas de los supermercados o desde su página web: 'www.bancoalimentosnavarra.org', por transferencia o mediante donación digital.

Amaia Oyarbide
Pamplona - 20 noviembre, 2021

Marisol Villar, presidenta de la Fundación Banco de Alimentos de Navarra, junto a los carteles de las campañas de otras ediciones.

El Banco de Alimentos de Navarra activa ‘La Gran Recogida de Alimentos 2021’, bajo el lema ‘Es tiempo de donar online’. Se trata del segundo año consecutivo, como recalcan en su eslogan, que se celebra en formato online desde ayer viernes, 19 de diciembre. Y durará hasta el próximo jueves, día 25. Todo ello con un claro objetivo: recaudar 600.000 euros. Con ese dinero podrán mantener la actual actividad solidaria de alimentar a 25.000 personas mensualmente.

Desde que se desató la pandemia, en marzo de 2020, el número de usuarios a los que atienden se ha multiplicado exponencialmente. Un aumento que en cifras suponen 2.700 nuevas personas con urgente necesidad alimentaria en la Comunidad foral. Marisol Villar, presidenta de la entidad, reitera en el ahorro y beneficio que supone para la Fundación recibir donativos de dinero, en vez de en alimentos, ya que lo aprovechan “mejor”.

“Además de evitarnos una logística terrible, compramos los alimentos que necesitamos de verdad, evitando caducidades”

Por un lado, “además de evitarnos una logística terrible, compramos los alimentos que necesitamos de verdad, evitando caducidades”, indica. Y es que, son muchos los provechos de esta nueva manera de contribuir, ya que gracias al dinero pueden comprar en base a las necesidades que tienen, evitando los riesgos de que ciertos alimentos se pongan en mal estado.

La campaña durará hasta el próximo jueves, 25 de noviembre.

Un dato desconocido para muchas personas, pero que podría suponer un incentivo a la hora de ser caritativos, es saber que las donaciones a asociaciones sin ánimo de lucro pueden desgravarse en la declaración de la renta. “De los primeros 150 euros que das a cualquier asociación solidaria, te deducen un 80 % y del resto un 35 %”. Es verdad, que no se busca recompensa a la hora de realizar una acción benévola, no obstante “si no quieres beneficiarte de ello, lo que te devuelven lo donas otra vez, y así contribuyes un poco más”, bromea Marisol. Además, en el caso del Banco de Alimentos, ellos mismos se encargan de preparar un listado y entregarlo en Hacienda facilitándoles así el trámite a los donantes.

Tras las recaudaciones del año pasado han conseguido aumentar los kilos de comida que se reparten por persona, pasando de 10 a 14. “No solo hemos incrementado la cantidad, también la variedad y la calidad: hemos mejorado la cesta de alimentos que repartimos”, insiste la presidenta, incidiendo en concienciar de las ventajas que supone donar dinero. Incluso gracias a la colecta de dinero realizan compras al por mayor obteniendo mejores precios.

En el último año y medio han gastado un total de 1.374.293 euros en la compra de alimentos de primera necesidad. Actualmente, ya solo disponen de una recámara de 81.000 euros en reservas, motivo por el que en esta ‘Gran Recogida’ necesitan recaudar, al menos, 600.000 euros para poder seguir ejerciendo su actividad. El Banco de Alimentos de Navarra vuelve a pedir este mes de noviembre a la sociedad navarra “un esfuerzo solidario” en formato online y en las cajas de los supermercados.

A diferencia del año pasado, durante este fin de semana voluntarios y voluntarias estarán repartidos entre distintos supermercados y grandes superficies con la intención de “visibilizar y recordar a la gente qué es la ‘Gran Recogida’, aunque no vean los cajones”. Para llevar a cabo la labor del Banco necesitan voluntarios. Ya que “por miedo, enfermedad o edad contamos con aproximadamente 40 voluntarios menos ahora mismo, en cambio, hemos incrementado la gente a la que repartimos y los kilos que manejamos. Está siendo un esfuerzo bastante grande, por eso toda la ayuda es bienvenida”, manifiesta Marisol.

La actual crisis de escasez y subida de precios también afecta a la entidad: “El proveedor no se compromete a que el pedido llegue a tiempo. No pueden responsabilizarse ni por cantidad ni por el precio, ya que están siendo muy cambiantes. En cada momento te alteran el precio de lo que compras, no te lo respetan”, aclara.

“No solo hemos incrementado la cantidad, también la variedad y la calidad: hemos mejorado la cesta de alimentos que repartimos”

A pesar de dicha adversidad, el Banco de Alimentos de Navarra aspira a seguir ayudando a las personas que lo necesiten. “Siempre confío en la respuesta de la gente”, sostiene Marisol. Pero para ello “necesitamos un año más el generoso apoyo ciudadano, empresarial e institucional”, exclama. Los navarros y navarras podrán donar económicamente la cantidad que deseen al pasar por las distintas cajas de los supermercados o desde su página web: www.bancoalimentosnavarra.org, bien por transferencia bancaria a través de las distintas entidades, o mediante donación digital.

Entra aquí para leer más reportajes de Vanity Capital.


To Top