La relación futura entre la UE y Reino Unido, "más importante" que el Brexit

domingo, 5 abril 2020

La relación futura de la UE y Reino Unido, “más importante” que el Brexit

Así se puso de manifiesto en la jornada ‘Navarra ante el Brexit’, organizada por la diputada del Parlamento Europeo Adriana Maldonado y que contó con la presencia de Elma Saiz, consejera de Economía y Hacienda.

Miguel Bidegain
Pamplona - 15 octubre, 2019

Elma Saiz (segunda por la izda.), en un desayuno sobre el Brexit. (Foto: Miguel Bidegain)

Brexit e incertidumbre son términos sinónimos. Apenas empezamos a entender un nuevo escenario este vuelve a cambiar. Y de nada sirve fijar fechas y plazos porque parecen quedar anulados por el devenir de los imprevisibles acontecimientos. Es más, una vez se aclare si Reino Unido abandona la Unión Europea de forma pactada o sin acuerdo, habrá que empezar a negociar algo aún más importante sobre todo para las empresas: cómo será la posterior relación.

Así se puso de manifiesto este martes en la jornada ‘Navarra ante el Brexit’, organizada por la diputada del Parlamento Europeo Adriana Maldonado, que contó con las intervenciones de Lucas González Ojeda, jefe de prensa de la Representación de la Comisión Europea en Madrid; Salvador Llaudes, asesor en el Gabinete del Secretario de Estado para la Unión Europea; y Elma Saiz, consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra.

Lucas González dijo que, como todos los procesos de divorcio, la separación de Reino Unido y Europa es conflictiva y no se sabe cuál va a ser su relación posterior, que en su opinión “es más importante y aún más incierta” que la forma en que se va a producir finalmente la salida. En cualquier caso, recordó que durante el periodo de transición, que teóricamente finaliza el 31 de diciembre de 2020, las cosas seguirán siendo “razonablemente” como lo son en la actualidad, lo que da un cierto margen de adaptación a las empresas afectadas.

La jornada tuvo lugar en el Hotel Tres Reyes.

La jornada tuvo lugar en el Hotel Tres Reyes.

Salvador Llaudes compartió básicamente los argumentos de González y puso de manifiesto que “debíamos estar hablando sobre cómo va a ser esa relación futura”, lo que no ha sido posible por la inestabilidad política que el Brexit ha generado en Reino Unido y porque, primero, debían conocerse los términos del acuerdo de divorcio, aplazado ya en tres ocasiones y para el que se ha fijado un nuevo límite que finaliza el 31 de enero de 2020.

El Brexit ha tenido la virtud de poner de acuerdo a todos por los países miembros de la Unión Europea frente a las exigencias y pretensiones de Reino Unido.

El efecto positivo de los aplazamientos es que permiten ganar tiempo a las empresas, pero a su vez suponen un problema, advirtió Llaudes, porque en su día se estableció que el periodo de transición durante el que debía negociarse precisamente cuál iba a ser esa relación futura finalizaba en 31 de diciembre de 2020. Es decir, en el mejor de los casos se contará con once meses, un plazo que según opinó es muy escaso teniendo en cuenta la amplitud y la enorme complejidad de los asuntos que serán objeto de discusión.

Además, destacó que el proceso del Brexit ha tenido la virtud de poner de acuerdo a todos por los países miembros de la Unión Europea frente a las exigencias y pretensiones del Reino Unido, al tiempo que calificó de “reto” conseguir mantener esa unidad en la fase posterior al momento de la salida: “Eso es algo esencial”, aseguró.

Adriana Maldonado: “Reino Unido se ha dado cuenta de que va a perder más saliendo de la UE que permaneciendo en ella”.

Durante su intervención, la consejera Elma Sáiz indicó que su Gobierno trabaja para que los 1.500 navarros que residen en el Reino Unido no vean mermados sus derechos y para reducir los efectos negativos que el Brexit puede tener para las empresas y la economía de la Comunidad foral.

En este sentido, insistió en que se trata de un mercado estratégico y prioritario para los sectores navarros de la agroalimentación, automoción, energías renovables, salud e industrias creativas. Las exportaciones navarras a Reino Unido sumaron el año pasado 441 millones y, en lo que va de 2019, ascienden a 367 millones, precisó Elma Saiz, quien explicó que la salida del Reino Unido podría reducir las exportaciones agrolimentarias en 186 millones, un 42 % del total exportado por el sector en 2018. Además, recordó que las empresas navarras tienen a su disposición una serie de medidas de contingencia puestas en marcha por el Gobierno foral, con objeto de facilitar su adaptación a la etapa posterior al Brexit.

Adriana Maldonado, por su parte, resaltó que Reino Unido se ha dado cuenta de que va a perder más saliendo de la UE que permaneciendo en ella, y sus empresas perciben que Europa puede buscarse otros proveedores para evitar los aranceles. En esa misma razón, basó su optimismo el presidente de la Cámara de Comercio, Javier Taberna, quien pidió la palabra para señalar que los empresarios navarros le han transmitido que los británicos han mostrado su interés en mantener las relaciones comerciales.

Entra aquí para saber más sobre el Brexit. 


To Top