domingo, 11 abril 2021

La venta de angulas crece un 50 % en la pandemia

Contra todo pronóstico, la temporada de angulas, que termina en abril, está arrojando unas ventas muy superiores en Navarra a las registradas en la campaña anterior. Las restricciones a la hostelería y las sociedades gastronómicas llevaron a la empresa Angulas Ibaigune, una de las dos mayoristas de España, a vaticinar inicialmente unas pérdidas de entre el 20 % y el 30 % a nivel nacional. Pero la realidad es que la empresa, según explica uno de sus comerciales a NavarraCapital.es, está experimentado un incremento del 15 % en el conjunto del país debido al consumo creciente de este selecto producto entre los particulares.

Iranzu Larrasoaña
Pamplona - 9 marzo, 2021

Natxo Castillo prepara pedidos en la angulería que Ibaigune tiene en Pamplona. (Fotos: Iranzu Larrasoaña)

Pese a los cierres vividos por la hostelería y las sociedades gastronómicas, la venta de angulas se ha disparado este año en Navarra con respecto a la temporada anterior. Así lo confirma Natxo Castillo, comercial en la región de la empresa Angulas Ibaigune, a NavarraCapital.es. “Cerraremos nuestra tienda el 31 de marzo (un mes antes de que concluya la campaña) con un 50 % de crecimiento“, resalta para admitir acto seguido que confía en llegar a los 250 kilogramos de angulas vendidas para esa fecha. “Estamos creciendo en la Comunidad foral por encima de lo que teníamos previsto en el mejor de nuestros sueños”, admite orgulloso porque, además, en los últimos tres años ha triplicado la cantidad de kilos comercializados. 

Angulas Ibaigune espera llegar a los 250 kilogramos comercializados en Navarra antes del 31 de marzo.

“Directo del pescador al paladar”. Este es uno de los lemas de Angulas Ibaigune, uno de los dos mayoristas de venta de angulas que distribuyen este selecto producto en España. La empresa vasca se fundó en 1993 y trabaja con alrededor de 200 pescadores. “No tenemos intermediarios”, destaca Castillo, quien asegura que una de sus principales prioridades es que, desde el momento de la pesca, la angula se cueza y consuma en el menor tiempo posible. El objetivo, que “no pierda propiedades”.

Además de su labor como compañía distribuidora, tiene cinco tiendas de venta directa en Madrid, Bilbao, Vitoria, San Sebastián y Pamplona. Asimismo, distribuye a todo el país a través de su página web, y los pedidos llegan en solo un día gracias a un servicio exprés de Seur para alimentos refrigerados. Cuando la campaña toca a su fin, pasa a centrar su actividad en la anguila y la lamprea, “pescados que se consumen poco en España, pero tienen buena acogida en Portugal y Francia”. No obstante, matiza que la lamprea sí tiene una buena aceptación en Galicia y en Madrid, “porque allí hay una gran comunidad de gallegos”.

En todo el país han distribuido cinco toneladas de este tesoro gastronómico y otras diez se han utilizado para repoblar ríos europeos.

La temporada de la angula arrancó el pasado 1 de noviembre con previsiones poco halagüeñas debido a la pandemia. Pero la terminará el próximo 30 de abril con un crecimiento inesperado, tanto a nivel nacional como en la Comunidad foral. “Nosotros vendemos a la hostelería, a pescaderías y al cliente final”, especifica Castillo. Por eso, el cierre del canal Horeca desató las primeras alarmas. En noviembre, la empresa auguró que la campaña se saldaría con pérdidas a nivel nacional, de entre el 20 % y el 30 %. Pero este pronóstico inicial ha dado un giro de 180 grados y, en estos momentos, puede presumir de haber crecido ya un 15 %. Para lograrlo, Angulas Ibaigune ha vendido cinco toneladas de este tesoro gastronómico en toda España. El incremento se debe, en gran parte, a que “la pandemia ha sido una paradoja”.

LA PANDEMIA DISPARA EL CONSUMO DOMÉSTICO

Estos buenos datos tienen una causa muy concreta: el cliente final ha compensado las pérdidas del canal Horeca. Es decir, los cierres de la hostelería y las sociedades gastronómicas han propiciado que muchas personas inviertan más dinero en la alimentación de sus hogares, lo que ha espoleado la demanda de productos gourmet como la angula.

Natxo Castillo, preparando una caja de angulas Selecta que se venderán a granel en una pescadería.

Natxo Castillo, preparando una caja de angulas Selecta que se venderán a granel en una pescadería.

Así, Castillo diferencia dos tipos de cliente: quienes consumen antes de Navidad y quienes compran después. “Antes de las fiestas, el comprador suele ser una persona que las adquiere asociadas a un recuerdo”, describe para confirmar después que, de forma habitual, a partir de enero las angulas se consumen más en las sociedades gastronómicas. No obstante, adquirida en una fecha u otra, siempre ha estado asociada a reuniones sociales y es ahí, precisamente, donde reside la paradoja.

Las restricciones motivadas por la pandemia, lejos de menguar el consumo de este producto, han animado a mucha gente a comprarlo. “En una cena familiar donde se reúnen veinte personas no se incluyen en el menú por el precio”, apostilla Castillo. Pero la limitación de personas en las últimas fiestas navideñas jugó a su favor, ya que provocó que los grupos fueran menores y, en consecuencia, la angula atlántica estuviera presente en muchas más mesas: “Este año se han juntado cuatro familiares y han decidido comerlas”.

Después de las fiestas, le preocupaba el avance de la temporada de cara a los meses siguientes. “Pensaba que las ventas iban a caer porque la gente no se puede juntar tanto y las sociedades gastronómicas están cerradas”. Nada más lejos de la realidad. El aumento de la compra de angulas por parte de particulares ha seguido compensando las pérdidas en el canal Horeca. 

En la actualidad, la mayoría de los compradores de angulas superan los 50 años “porque los jóvenes tienen menos poder adquisitivo y conocen menos el producto”. Y hace años era más habitual el consumo porque entonces resultaba más económico. “La pesca estaba menos limitada y la gente se lo podía permitir”, recuerda Castillo. Pero el aumento de su presencia en reuniones familiares ha permitido que algunos jóvenes las prueben por primera vez: “Habrá que ir viendo cómo evoluciona el consumo dentro de este público”. Eso sí, avisa de que dependerá de varios factores como el poder adquisitivo o la valoración que hagan del propio producto. 

La variedad Selecta comenzó la temporada a 750 euros el kilo y, en la actualidad, se puede adquirir por 599 euros.

Pese a que muchos hogares no pueden permitirse su consumo, Angulas Ibaigune busca hacer llegar las angulas a un público amplio. Por eso, distribuye tres variedades con diferentes precios, que fluctúan en función de la cantidad extraída. En ese sentido, Castillo desmonta una creencia popular muy arraigada, según la cual el precio de la angula aumenta en Navidad. “Lo normal es que empiece la temporada más alto porque hay menos, y bajé después de Navidad y del día de San Sebastián”, aclara. En esta campaña, por ejemplo, la variedad Selecta comenzó a 750 euros el kilo y, en la actualidad, se puede adquirir por 599. El resto de opciones, la angula Ibaigune y la refrigerada, se están vendiendo ahora a 539 y 363 euros el kilo respectivamente. 

Esta última variedad, la refrigerada, está pensada para llegar a un público con menor poder adquisitivo y que, de otra forma, no adquiriría este manjar. La única diferencia con los otros dos tipos es que, una vez capturadas, las angulas se congelan sin vida mediante una técnica conocida con el nombre de criogenia, que permite que el alimento no pierda sus propiedades. Pero unas y otras se entregan ya cocidas al cliente. En este sentido, es muy importante consumirlas en el menor tiempo posible: “Cuanto más frescas, mejor”.

Este año se han recibido más encargos de angulas, pero han sido más pequeños.

Este año se han recibido más encargos de angulas, pero han sido más pequeños.

Las restricciones no solo han incentivado la compra de angulas, también han provocado cambios en los pedidos. “Este año hemos vendido a más personas, pero cantidades menores”, destaca Castillo. No obstante, hay encargos de todo tipo, desde clientes que adquieren 100 gramos hasta los que compran el kilo entero: “Cuando es un comprador nuevo, se suele llevar 100 gramos y prueba diferentes variedades para ver si merece la pena la diferencia de precio”. Por el contrario, el consumidor que ya conoce el producto tiende a adquirir cantidades algo mayores. 

REPOBLACIÓN DE LOS RÍOS EUROPEOS

El 90 % de la angula que distribuye esta empresa es capturada en Francia, aunque es la misma que se puede encontrar en Portugal o España porque se trata de una especie muy viajera. Este manjar es la cría de la anguila, un pez que al alcanzar la edad adulta recorre miles de kilómetros, desde Europa hasta el mar de los Sargazos, cerca de la costa atlántica norteamericana. Allí pone sus huevos y las larvas vuelven a las costas de Europa dispuestas a remontar los ríos en los que también crecieron sus madres. El trayecto lo realizan en grupos de miles de millones para no ser engullidas por los depredadores. “En nuestro caso, por la limitación de la pesca en España, desde hace años tenemos los viveros más importantes en Las Landas”, indica Castillo. 

Natxo Castillo: “Si vaciamos los ríos de angulas, no tendremos para pescar el producto que vendemos”.

Pero no todas las angulas que se recogen van directas al paladar. De hecho, la mayoría vuelven a los ríos. La normativa vigente marca que el 60 % de las capturas se destine a repoblar los ríos europeos, donde la presencia de esta especie quedó hace años diezmada por la pesca masiva. “Si vaciamos los ríos de angulas, no tendremos para pescar el producto que vendemos”, advierte el comercial navarro.

Castillo también lamenta que el tráfico de angulas haga una mala publicidad a organizaciones como la suya porque, al final, “se asocia a la angula con una práctica ilegal” y mancha el nombre de las empresas debidamente reguladas. En los últimos años, han proliferado noticias de mafias que capturan angulas en España y las trasladan a países asiáticos, donde las crían hasta que alcanzan la edad adulta y las venden. “En esos países, la anguila es un manjar”, sentencia. 

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario de Navarra.


To Top