lunes, 6 diciembre 2021

Laboral Kutxa prevé que la inflación se estabilice en 2022

La entidad financiera celebró este viernes uno de sus encuentros económicos, al que acudió una amplia representación del tejido empresarial e institucional de la región. En este foro, Laboral Kutxa reafirmó sus pronósticos del pasado julio. Entonces, relativizó la incidencia que podía tener la subida de precios y se mostró optimista en torno al ritmo y la profundidad del proceso de recuperación. Y pese a que su director de Estudios, Joseba Madariaga, recordó que "es muy difícil hacer previsiones en un entorno como en el que nos encontramos", pronosticó que la economía foral crecerá el próximo año un 6,7 % (siete décimas más que el Estado) y que la inflación repuntará un 1,5 %.

Jesús Jiménez
Pamplona - 22 octubre, 2021

Laboral Kutxa retomó en Pamplona sus encuentros económicos presenciales (Foto: Víctor Ruiz).

El ‘Encuentro Económico de Navarra’ realizado por Laboral Kutxa este viernes se convirtió en una cita de máximo interés para el tejido empresarial e institucional de la región. La situación actual, marcada por un incremento notable de los precios y las incertidumbres generadas en campos tan sensibles como el de las cadenas de suministro, la automoción o la energía, motivó que la convocatoria colgara el cartel de “aforo completo” en el Hotel Tres Reyes.

Ante ese auditorio, los responsables de la entidad financiera expusieron los cuatro escenarios hacia los que puede derivar el mercado y, en cierta medida, confirmaron las previsiones que realizaron el pasado julio. Entonces, relativizaron la incidencia que podía tener la inflación, y se mostraron optimistas en torno al ritmo y la profundidad del proceso de recuperación. Este viernes, sin embargo, su director de Estudios, Joseba Madariaga se mostró más cauto. “Es muy difícil hacer previsiones en un entorno como en el que nos encontramos”. No obstante, insistió en la propuesta que dibujaron al inicio del verano “aunque veremos en los próximos meses hacia dónde se puede dirigir la economía”; comentó. .

En ese sentido, Madariaga inició su exposición con un análisis sobre las variables de crecimiento y precios. En el primer caso destacó que la recuperación se ha producido “a medida que se han ido eliminando las restricciones”. No obstante, “los últimos datos muestran cierta debilidad”, advirtió. En cuanto a los precios, reconoció un importante repunte de la inflación “por encima de los valores aceptados por los bancos centrales”.

Joseba Madariaga: “Mantenemos el escenario que planteamos en julio, aunque es muy difícil hacer previsiones. Veremos en los próximos meses hacia dónde se puede dirigir la economía”.

Explicó, además, cómo se encuentra la economía global. En su opinión, afronta un ‘shock’ negativo de oferta que se contrapone a las políticas expansivas (fiscal y monetaria) impulsadas por las autoridades europeas, lo que ha provocado un episodio de alta inflación. Ante ese panorama, Madariaga planteó hasta cuatro posibles escenarios dependiendo de si las causas que han provocado el actual repunte son temporales o permanentes.

De esta forma, un incremento puntual acompañado de una aceleración en el PIB podría tener como resultado un periodo de estabilización, con un rendimiento creciente de los bonos y tipos de interés, así como una buena marcha de los mercados bursátiles. “Sería el escenario ideal“, apuntó. Por el contrario, si esa subida se viera acompaña de una desaceleración del PIB, traería como consecuencia una menor tasa de crecimiento y una caída en el rendimiento de los bonos e, incluso, una corrección de la Bolsa. “Actualmente estamos en el escenario uno pero, depende de la evolución del mercado, podríamos pasar a esta nueva coyuntura”, dijo Madariaga.

Por el contrario, una inflación alta y persistente acompañada de un crecimiento intenso del PIB abocaría a una situación de “estaflación”. Mientras que una subida de precios permanente seguida de una fase de decrecimiento supondría la reacción de los bancos centrales, tipos nominales y reales más crecientes, así como una corrección importante del mercado bursátil.

PREVISIONES DE ESPAÑA Y NAVARRA

Al margen de ese análisis, Madariaga también valoró el contexto macro de la economía española. En este punto destacó que ha ido corrigiendo desequilibrios en términos de endeudamiento de hogares, empresas y sector financiero. Aunque la deuda pública sigue elevada, “España ha pasado de ser un país con necesidad de financiación a ser financiador”, aseguró. Y sobre el nivel de endeudamiento del 120 % sobre el PIB, consideró que “la cifra es importante pero hay matices interesantes que permiten tener una visión menos pesimista”.

Teniendo en cuenta estos precedentes, Madariaga pronosticó que la economía española cerrará este año con unas magnitudes macro del 6 % en cuanto a crecimiento, una subida del empleo del 3,6 % y una inflación del 2,2 %. Para el año 2022, por su parte, contempló subidas del PIB (+6,5 %) y empleo (+4,5 %), que irían acompañadas de una subida del 1,6 % en el IPC.

Laboral Kutxa estima que la economía foral crecerá en 2022 un 6,7 %, mientras que empleo e IPC aumentarán en un 4,8 y un 1,5 %.

Por lo que se refiere a Navarra, desde Laboral Kutxa revisaron las cifras que presentaron con motivo de su último informe el pasado julio. Entonces, los expertos de la entidad financiera estimaron una subida del PIB foral del 6,4 % para este año y del 7 % para el próximo. Ahora, mantiene esa primera cifra aunque para el año que viene contempla una subida del 6,7 %, tres décimas menos de lo pronosticado en un primer momento.

En cuanto al empleo y el IPC, se espera un aumento del número de empleados del 4,2 % en este 2021 y un 4,8 % el próximo ejercicio. Y, respecto a los precios, su cálculo es que se revalorizarán un 2,3 % hasta diciembre, mientras que para 2022 el repunte será del 1,5 %.

EL FUTURO Y LOS NEXT GENERATION

Previamente, el director territorial de Laboral Kutxa en Navarra, Javier Cortajarena, indicó que su organización es consciente de los “tiempos complicados” que afronta la humanidad: “Nos hemos visto obligados a convivir con el virus durante todo el pasado curso y buena parte de 2021”. Y aunque reconoció que “felizmente se han eliminado todas las restricciones”, enumeró las dos dificultades que todavía persisten en el ámbito económico y que están ralentizando la recuperación. La primera, el proceso de vacunación. “Mientras en los países desarrollados más de la mitad de la población cuenta con la pauta completa, en los emergentes dicho colectivo apenas supera el 20 %”, incidió.

El encuentro de Laboral Kutxa en el Hotel Tres Reyes colgó el cartel de “aforo completo”.

El otro elemento “perturbador” afecta de lleno a la cadena de suministro global. “El rápido incremento de la demanda ha producido un sustancial aumento del precio de los productos básicos”. Es por ello que, bajo su punto de vista, los agentes económicos mundiales se encuentran ante “una encrucijada a la hora de poder valorar la posible evolución de las variables ‘crecimiento’ y ‘precios’ para los próximos trimestres”.

Ante esa situación de incertidumbre, Cortajarena valoró la respuesta ofrecida por la Eurozona en política monetaria y fiscal. “Ha estado a la altura de las circunstancias con los Fondos Next Generation“, defendió. No obstante, hizo hincapié en que “el futuro va a depender del éxito de la utilización de esos fondos”. En ese sentido, el director territorial de Laboral Kutxa resaltó que su entidad cuenta con una unidad de asesoramiento especializada, denominada LaboralNext, “para facilitar a las pymes el acceso a las principales líneas de ayuda”.

El consejero Mikel Irujo anunció un próximo plan de apoyo a las empresas por parte del Gobierno de Navarra “para afrontar la actual crisis energética”.

El Encuentro Económico de Navarra se completó con un diálogo abierto entre Javier Cortajarena y los consejeros de Economía y Hacienda y de Desarrollo Económico y Empresarial, Elma Saiz,y Mikel Irujo respectivamente. La primera afirmó que “la recuperación ha dejado de ser un deseo para ser una realidad”. No obstante, reconoció que esa mejora “no es homogénea y que presenta riesgos”. De ahí su confianza de que los fondos europeos coloquen “en una buena situación” a la economía foral. Y aunque reconoció cierta preocupación por el repunte de los precios consideró que Navarra tiene las herramientas en su mano para afrontar este periodo con garantías. “La estabilidad política y los próximos presupuestos pueden ser también un elemento clave”, señaló.

Mientras, Irujo coincidió grosso modo con el análisis expresado por Saiz. Recordó, en ese sentido, que los Fondos Next Generation debe afrontar “muchísimos retos” entre los que mencionó dos: la transición medioambiental y la transformación digital. De la primera dijo que es “una clara apuesta de Europa” puesto que se trata de un campo en el que puede ser “muy competitiva” frente a China y Estados Unidos. En cuanto a la digitalización confirmó el retraso del Viejo Continente en esta materia. Sin embargo, quiso mandar un mensaje de optimismo frente al futuro porque “la Unión Europea camina despacio pero siempre es un rodillo”, aseguró.

Además, aprovechó su turno de palabra para informar de que el Gobierno de Navarra tiene previsto presentar en breve un plan de apoyo a las empresas “para afrontar la actual crisis energética”. Porque “aquel que antes complete el proceso de transición hacia un modelo más sostenible más competitivo será”, sentenció.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top