jueves, 22 agosto 2019

Laboral Kutxa prevé un crecimiento del 2,7% en Navarra en 2019

El Informe de Economía de Navarra presentado por la entidad destaca que el PIB de la comunidad foral en 2018 se incrementó un 3,2%, cifra que supera en seis décimas a la tasa de crecimiento del conjunto del país, con un 2,6%. Además, subraya la necesidad de medidas que favorezcan la productividad ante el elevado grado de incertidumbre que refleja la situación a nivel global.

Cristina Catalán
Pamplona - 19 julio, 2019

Javier Cortajarena, director Territorial, Ibon Urgoiti, director de Desarrollo de Negocio y Joseba Madariaga, director del Departamento de Estudios de Laboral Kutxa en la presentación del “Informe de economía de Navarra”.

El Departamento de Estudios Laboral Kutxa ha presentado el Informe de Economía de Navarra correspondiente a 2018 y las previsiones económicas para el presente año 2019, en el que se ha destacado que la incertidumbre a nivel global está lastrando la inversión pero que en Navarra “vivimos en una isla”, puesto que a pesar de percibir la desaceleración de la economía, la previsión de nuestra comunidad es buena. 

Javier Cortajarena, director Territorial de Laboral Kutxa; Ibon Urgoiti, director de Desarrollo de Negocio de Laboral Kutxa y Joseba Madariaga, director del Departamento de Estudios de Laboral Kutxa han sido los encargados de presentar dicho informe en el que se señala que el PIB de la comunidad foral se incrementó un 3,2%, en 2018, cifra que supera en seis décimas a la tasa de crecimiento habida en el conjunto del Estado cuyo registro es del 2,6%. “Navarra lleva 23 trimestres consecutivos de crecimiento y está experimentando un buen comportamiento de la demanda interna, entre consumo e inversión, a pesar de la desaceleración industrial”, ha señalado Joseba Madariaga.

El PIB de la comunidad foral se incrementó un 3,2% en 2018.

Según han añadido, el comportamiento del mercado laboral es positivo, ya que el empleo crece un 1,2% en Navarra y un 2,7% en el resto de España. En cuanto a la magnitud más influyente, la tasa de paro, se sitúa en el 10% en la Comunidad Foral y en España alcanza el 15,3%. “Las tasas de crecimiento de los afiliados en Navarra se sitúan en el entorno del 3% y las de disminución del paro registrad, en torno al 6%, están desacelerando”, ha añadido Madariaga.

La conclusión que desprenden desde Laboral Kutxa es que las tasas de paro comienzan a ceder el terreno ganado a lo largo de esta crisis y poco a poco se aproxima a su valor natural en nuestra Comunidad, aunque en el conjunto del Estado sigue siendo elevada. Desde la perspectiva de la oferta destacan que todos los sectores marcan registros de crecimiento positivos del valor añadido bruto en los dos ámbitos geográficos analizados.

TENSIÓN ENTRE ECONOMÍA Y POLÍTICA

Según ha explicado Ibon Urgoiti, la economía mundial ha tenido un comportamiento positivo en 2018 con un crecimiento del 3,5%, aunque el curso pasado marca el inicio de un proceso de desaceleración motivado por shocks de índole geo-políticos. “La deriva proteccionista impulsada por la administración Trump, el Brexit y los problemas de la zona euro son aspectos que están afectando a la economía global y que el año pasado se tradujeron en una caída del crecimiento de dos décimas con respecto a 2017. Esta tensión entre la economía y la política se transmite fundamentalmente por el canal del comercio internacional y el de las expectativas, que se encuentra íntimamente ligado a la evolución de la inversión y el empleo. Sin embargo, el efecto de estas cuestiones el año pasado fue ciertamente acotado. EEUU, aceleró su crecimiento hasta el 2,9% debido al impulso fiscal adoptado por la administración de Donald Trump”.

Los interesados pueden acceder a una copia del informe de Laboral Kutxa en este enlace

Sin embargo, la eurozona redujo su tasa de crecimiento siete décimas con respecto de 2017 alcanzando un registro del 1,8%. La economía española por su parte, pasó de una tasa del 3% en 2017 a un 2,6% en 2018, una leve corrección de cuatro décimas debido a la fortaleza de la demanda interna. En definitiva, 2018 ha sido un año de positivo desde la perspectiva económica.

La eurozona redujo su tasa de crecimiento siete décimas con respecto de 2017 alcanzando un registro del 1,8%.

Con la información económica disponible al cierre de este informe, “nuestras expectativas son positivas para el año en curso con tasas de crecimiento en el 2,7% en Navarra y del 2,2% en España. Y si no se materializa ningún escenario de estrés, 2020 será un curso en el que las tasas pasarán a valores próximos al 2% en ambos ámbitos geográficos. En concreto del 2,2 en Navarra y en torno al 1,9% en España”, ha señalado Madariaga.

Presentación de el “Informe de economía de Navarra”.

De izq. a dcha: Javier Cortajarena, director Territorial; Ibon Urgoiti, director de Desarrollo de Negocio y Joseba Madariaga, director del Departamento de Estudios de Laboral Kutxa.

PERSPECTIVAS 2018-2019

A nivel global, en lo que respecta a 2019, las expectativas que aporta Laboral Kutxa contemplan la continuidad de la fase expansiva, algo que se aprecia con la información disponible del primer semestre. “En cualquier caso, también esperamos que el proceso de desaceleración profundice de manera que la economía tienda hacia los valores de crecimiento potencial, algo que podría considerarse normal tras el cierre de la brecha de producción. Sin embargo, algunas de las causas de la pérdida de impulso actual, particularmente las políticas, distan de ser normales, por lo que la evolución económica está sujeta a un elevado grado de incertidumbre. Además, la ralentización del crecimiento tiene otras consecuencias que no son baladí. En lo que respecta al mercado laboral se traducirá en una caída del dinamismo en cuanto a la creación de empleo. Algo similar sucede en lo relativo a los precios de manera que nos enfrentamos a la tercera ola desinflacionaria desde el comienzo la crisis”, ha explicado Urgoiti.

Urgoiti: “Resulta preciso que China y EEUU lleguen a un acuerdo en materia de comercio”.

En este sentido, ha destacado el cambio de orientación de la política monetaria que se percibe a partir de las últimas intervenciones de la Reserva Federal, de la que “se espera ya una caída de 50 puntos básicos para la segunda parte del año, y del BCE, donde se espera que el tipo de depósito caiga 10 puntos básicos adicionales. Es por ello que resulta preciso que China y EEUU lleguen a un acuerdo en materia de comercio, que el acuerdo de salida del Reino Unido de la Unión Europea sea ordenado y que la política en la zona euro recobre los valores de cooperación y solidaridad que impulsaron en su día el proyecto. Todo ello despejaría el panorama de las principales incertidumbres que preocupan actualmente”.

No obstante, los responsables de la entidad han recordado que las cifras apuntadas no deben hacer olvidar las debilidades de la economía en esta etapa de salida de la crisis. “Así, a pesar de que en 2019 el déficit estará claramente por debajo de la barrera del 3%, el endeudamiento público es muy elevado y requiere de medidas adecuadas. Por otra parte el bajo crecimiento potencial que se estima para la economía requiere de medidas que favorezcan la mejora de la productividad y la reducción del paro estructural entre otras cuestiones”, ha señalado Madariaga quien ha recordado la importancia de una pronta formación de gobierno para la estabilidad económica del país, sobre todo a corto plazo.

Los interesados en acceder a una copia del informe elaborado por Laboral Kutxa pueden hacerlo AQUÍ

Para acceder a más información sobre la actualidad generada por Laboral Kutxa … LEER AQUÍ

 

Archivado en:

economía · Paro · Caja Laboral · Empleo · Laboral Kutxa ·


To Top