domingo, 17 octubre 2021

Laboral Kutxa promovió 256 microempresas y 500 empleos en 2020

La entidad logró, asimismo, un descenso del 83 % en sus emisiones de CO2. Así quedó reflejado en un informe que sigue las recomendaciones del TFCD (Task Force On Climate-related Financial Disclosures) y que presentó este viernes por primera vez a su Asamblea General. Un cónclave donde se aprobaron las cuentas anuales de la cooperativa de crédito, que cerró 2020 con 84,7 millones de euros de beneficio consolidado después de impuestos, un nivel de solvencia CET1 del 21,2 % y una morosidad del 3,31 %.

Redacción
Pamplona - 23 abril, 2021

Mesa presidencial de la Asamblea de Laboral Kutxa. (De izda. a dcha: Xabier Egibar, Txomin García y Ricardo Pérez). (Foto: cedida).

La Asamblea General Ordinaria de Laboral Kutxa, celebrada este viernes en el Palacio Euskalduna de Bilbao, refrendó este viernes la gestión desarrollada por la entidad en 2020. Por ejemplo, los socios y socias de la cooperativa de crédito validaron los 84,7 millones de euros de beneficio consolidado logrado por la entidad en el último ejercicio. También el nivel de solvencia CET1 del 21,20 %, así como la tasa de morosidad del 3,31 % alcanzados.

Igualmente, los asistentes conocieron que Laboral Kutxa, a través de Fundación Gaztenpresa, promovió la creación de 256 microempresas y 500 empleos. Y que se registró un descenso del 83 % en sus emisiones de C02. Estas cifras forman parte de un informe que sigue las recomendaciones del TFCD (Task Force On Climate-related Financial Disclousures) y que, por primera vez, fueron presentados por la Asamblea de la cooperativa.

Txomin García: “Es un orgullo trabajar con personas que son capaces de sacar lo mejor de sí mismas en los peores momentos”.

Siguiendo esa misma línea, la otra gran novedad de la reunión celebrada en el Euskalduna fue el estudio sobre el nivel de implantación de los Principios de Banca Responsable.

En ese sentido, Laboral Kutxa es una de las 130 organizaciones fundadoras de dichos principios auspiciados por Naciones Unidas. Con esta iniciativa, según informó la entidad financiera, “se busca definir el compromiso y la responsabilidad del sistema financiero en el desarrollo de un futuro sostenible en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y los Acuerdos de París sobre cambio climático”.

La Asamblea de Laboral Kutxa aprobó los resultados de la entidad del 2020.

A la vista de todos estos resultados, el presidente de Laboral Kutxa, Txomin García, subrayó el papel clave jugado por su organización durante la pandemia. García se mostró especialmente satisfecho por el óptimo desempeño logrado “en un entorno de máxima exigencia personal y profesional”. “Es un verdadero orgullo formar parte de una organización con personas capaces de sacar lo mejor de sí mismas en los peores momentos y hacerlo sin renunciar a sus principios y valores”, subrayó.

PLAN DE GESTIÓN 2021

Seguidamente, tomó la palabra el director general, Xabier Egibar, quien explicó que el escenario actual les ha obligado a “una revisión exhaustiva” de los objetivos y prioridades de su Plan Estratégico 2020-2022. A este respecto, su conclusión fue que Laboral Kutxa “deberá seguir invirtiendo con decisión en su procesos transformador”. Un plan de actuación que, en 2021, girará en torno a tres grandes áreas de trabajo. La orientación al cliente y al mercado, “con especial atención a la calidad y al servicio multicanal”, es la primera de esas líneas prioritarias. En concreto, se prevé crecer en el negocio asegurador, intensificar la dinámica de asesoramiento en inversiones, incrementar la cuota de mercado en empresas y plantear y ofrecer nuevos productos y servicios digitales.

Laboral Kutxa prevé crecer este año en seguros, asesoramiento en inversiones, cuota de mercado de empresas y ofrecer nuevos productos y servicios digitales.

El segundo eje estará vinculado al control de costes, para lo que se propone reforzar el trabajo que Laboral Kutxa lleva a cabo en campos “como la solvencia, la liquidez y la calidad de la inversión”. De esta forma, junto “a un sistema de supervisión riguroso”, Laboral Kutxa ha realizado una provisión extraordinaria de 65,7 millones de euros para anticipar los posibles efectos de la crisis.

Por su parte, el tercero abarca todo lo relativo al impulso transformador. “La gestión del presente no puede estar enfocada únicamente a aguantar la crisis”, advirtió Egibar. Por eso, la cooperativa pretende aprovechar sus fortalezas para mejorar su posición competitiva en los segmentos considerados prioritarios.

Entre estos últimos, está la digitación de la entidad con un enfoque holístico y la creación de un ecosistema de colaboración con terceros, que se base en factores como la innovación y el ‘Open Business’. También reforzará el trabajo que lleva a cabo en sostenibilidad, al tiempo que fomentará “el talento y la generación de un nuevo tipo de cultura interna“. “Continuaremos trabajando para ampliar ese espacio tan necesario de banca cooperativa social, que permite la generación de ecosistemas económicos y financieros más diversos y, en definitiva, sociedades más prósperas, sostenibles y equilibradas”, finalizó el director general de Laboral Kutxa.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top