viernes, 12 abril 2024

Las cinco brechas de género que sufre la mujer navarra en el mercado laboral

El informe 'Análisis gráfico de la situación de la mujer en el mercado de trabajo', publicado por CCOO Navarra, pone el foco en las brechas existentes en actividad, temporalidad, parcialidad, salarios y pensiones. Así, el sindicato recordó que, desde este lunes, las 433 empresas navarras de más de cincuenta trabajadores deben tener aprobado un plan de igualdad. Desde 2021 hasta ahora, ya han entrado en vigor 80 planes de este tipo: "Como se ve, el porcentaje de firmas que ya han registrado planes de igualdad, tal y como indica la normativa, es pequeño. Sin embargo, durante 2021 y 2022 ha existido un fuerte impulso".


Pamplona - 4 marzo, 2022 - 11:59

El paro subió en 87 personas el mes pasado, de las que 82 eran mujeres. (Foto: cedida)

CCOO Navarra presentó este viernes su informe ‘Análisis gráfico de la situación de la mujer en el mercado de trabajo’. En él, el sindicato advirtió de que “si no se aplican de forma urgente las medidas sociales aprobadas, la desigualdad laboral de género puede cronificarse”.

En este sentido, detalló CCOO Navarra, la parte principal de la desigualdad salarial entre mujeres y hombres se explica por la diferente distribución laboral y composición del empleo: las mujeres soportan una inserción laboral “en peores condiciones, lo que se traduce en un salario medio menor”.

“La situación sociolaboral de las mujeres sigue siendo extraordinariamente precaria, con mayor segregación ocupacional, temporalidad, brecha salarial, persistencia del techo de cristal, déficits en conciliación y corresponsabilidad. De hecho, sufren al menos hasta cinco tipos de brechas de género: en actividad, en temporalidad, en parcialidad, en salarios y en la pensión”, valoró.

El sindicato subrayó que las mujeres tienen una tasa de actividad ocho puntos menor que la de los hombres. A ello hay que sumar “la enorme brecha” en la temporalidad: la tasa de temporalidad para una mujer es del 28 %, mientras que para un hombre es del 21 %.

Así, la gran desigualdad en relación a los hombres, y que va a marcar el desarrollo profesional de las mujeres, es que “la jornada parcial afecta de lleno a las mujeres”. De hecho, ocho de cada diez contratos parciales son firmados por mujeres. El 27,1 % de las mujeres trabaja a jornada parcial, mientras que el porcentaje se reduce al 6,2 % en el caso de los hombres. De las 46.600 personas que trabajan a jornada parcial, 37.300 son mujeres.

Según CCOO, las mujeres cobran 6.836 euros menos. De media, el salario de un hombre fue de 30.565 euros, mientras que el de una mujer fue de 23.729 euros. Es decir, que el salario de una mujer tendría que crecer un 28 % para equipararse al de un hombre.

Según indicó el sindicato, las mujeres cobran 6.836 euros menos al año en Navarra. De media, el salario de un hombre fue de 30.565 euros, mientras que el de una mujer ascendía a 23.729 euros.

Los complementos salariales “explican casi la mitad de la brecha salarial”. Casi el 40 % de la brecha mensual en la nómina entre mujeres y hombres se concentra en los complementos salariales. En unos casos, “se trata de complementos otorgados con criterios discrecionales, sobre todo en los puestos directivos, y que benefician menos a las mujeres”.

En otras ocasiones, retribuyen aspectos “masculinizados” del trabajo, como el esfuerzo físico, la penosidad, la nocturnidad o la disponibilidad horaria, mientras que no se retribuyen otros atributos “feminizados” del trabajo: atención, precisión, resistencia…

El sindicato quiso también analizar la segregación ocupacional. Y es que 113.500 mujeres trabajan en el sector servicios, donde están los salarios más bajos, y solo 20.700 en la industria. El 82 % de las mujeres están ocupadas en el sector servicios, el 15 % en la industria, el 2,8 en la agricultura y el 0,8 % en la construcción: “Por lo tanto, se da una subrepresentación de la mujer en el sector industrial que, en general, tiene mejores condiciones y mejores salarios, lo que dificulta la lucha contra la brecha de género en salarios”.

PLANES DE IGUALDAD

A partir de este lunes, las 433 empresas navarras de más de cincuenta trabajadores y trabajadoras deben tener aprobado un plan de igualdad. Desde el año 2021 hasta ahora, ya han entrado en vigor 80 planes de igualdad: “Como se ve, el porcentaje de firmas que ya han registrado planes de igualdad, tal y como indica la normativa, es pequeño. Sin embargo, durante el año 2021 y 2022 ha existido un fuerte impulso”.

En este sentido, CCOO reivindicó que la reforma laboral “puede ser un hito relevante y beneficiar a las empleadas incluso, en algunos aspectos, en mayor medida que a los empleados”. Los efectos de la reforma laboral “se notan de forma contundente”: en comparación con el mes de febrero del año pasado, la contratación indefinida aumenta un 101 %. Y esto “afecta sobre todo a mujeres y sectores precarios”.

El aumento del SMI “ayudará a cerrar la brecha salarial entre géneros.” Del total de beneficiarios de la subida a tiempo completo, el 55 % son mujeres y el 45 % hombres. El perfil del principal beneficiario/a de la subida será una mujer entre 16 y 34 años, con un contrato temporal que trabaja en la agricultura o el sector servicios. En Navarra, 18.500 personas tenían un salario inferior al SMI.

Para enfrentar esta enorme desigualdad que se da también en el mundo laboral, CCOO propuso tres acciones concretas. Por un lado, exigió a la Inspección de Trabajo un mayor control sobre el cumplimiento de los planes de igualdad y al empresariado de Navarra “un mayor compromiso para activarlos en todas las empresas que por ley deben contar con ellos”. Además, pidió la adopción de diferentes regulaciones que garanticen “la igualdad de trato y de oportunidades en el acceso al empleo, en la formación y en la promoción profesional, así como en las condiciones de trabajo en las empresas de Navarra”. Por último, demandó políticas activas de empleo para mujeres desempleadas “con itinerarios personalizados en orientación, formación y recualificación profesional”.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top