martes, 5 julio 2022

“No sabemos cómo vamos a cobrar lo que ya hemos entregado a Rusia”

Encarecimiento de la energía y materias primas, junto con la escasez de suministros, son las principales afecciones para las compañías navarras. Así lo pone de manifiesto un informe de la Confederación Empresarial Navarra (CEN), en el que se reclaman medidas para proteger al tejido productivo y que analiza la situación de la industria agroalimentaria; los sectores del metal, el financiero, el agrícola y el ganadero; el comercio; el transporte; y la industria en general. Al mismo tiempo, Cámara Navarra organizó este jueves una jornada en la que directivos de firmas como el Grupo IAN, Geoalcali, Magnesitas de Navarra, Gimex o Caja Rural de Navarra, entre otras, compartieron sus preocupaciones y dificultades. Algunas firmas se sienten desamparadas e ignoran cómo van a cobrar los pedidos ya enviados.

Cristina Mogna
Pamplona - 3 marzo, 2022

La industria agroalimentaria sufre un impacto directo, ya que tiene una gran dependencia del girasol y el trigo ucranianos. (Foto: cedida)

La Confederación Empresarial Navarra (CEN) ha publicado este jueves un análisis sobre el impacto de la invasión de Rusia a Ucrania para las empresas navarras y sus previsiones. En el sondeo han participado asociaciones empresariales sectoriales y territoriales y empresas de los sectores del metal, agroalimentario, agrícola y ganadero, transporte y logística, comercio, energético, industrial, financiero y tecnológico.

En ese mismo contexto, este jueves la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Navarra organizó la jornada ‘Impacto de la guerra en Ucrania en la actividad comercial de las empresas navarras’. La sesión contó con las intervenciones de Javier Taberna, presidente de Cámara Navarra; Ignacio Salazar, CEO de Geoalcali; Manuel Ezquer, director de Hydro – Extruded Solutions Navarra; Carlos Pardo, director de Exportación en el Grupo IAN; Carlos Rodríguez, director del Departamento Internacional en Caja Rural de Navarra; Ignacio Ferrer-Bonsoms, presidente de la Blockchain Arbitration Society, partner en NexxyoLabs y socio fundador de Ferrer-Bonsoms & Sanjurjo Abogados; y Mikel Irujo, consejero de Desarrollo Económico y Empresarial. Además, el encuentro contó con la asistencia y participación de distintos empresarios y directivos, así como de Isabel Peñaranda, directora territorial de ICEX en Navarra.

Según informó la CEN en su informe, las empresas destacan que el conflicto bélico no solo afecta a aquellas con relaciones comerciales directas, unas 200 en total, sino a todo el tejido productivo. Principalmente por el repunte de los precios energéticos y sus efectos en la actividad productiva, así como en la recuperación económica, “en un momento en el que todavía no se ha alcanzado los niveles previos a la crisis del coronavirus”. Las pymes señalan sentirse “asfixiadas” en un contexto en el que la recuperación está siendo “muy lenta”. Además, se apunta que los efectos se irán extendiendo “a través de vías como la inflación, los problemas financieros, las exportaciones, el turismo, la inversión o incluso un replanteamiento del Plan de Recuperación de la Unión Europea”. Por el momento, “hay mucha incertidumbre y preocupación sobre la deriva del ataque ruso”.

Las empresas destacan que el conflicto bélico no solo afecta a aquellas con relaciones comerciales directas, unas 200 en total, sino a todo el tejido productivo.

Por otro parte, las firmas consultadas coinciden en señalar que el impacto “dependerá de la duración y de la intensidad”, comprometiendo “el proceso de recuperación del crecimiento y creación de empleo”.

En el contexto actual, la inflación preocupa y mucho, ya que el ataque ruso puede implicar que el IPC “se mantenga en el 6 % de media a largo plazo” y ya en Europa comienza a barajarse un hipotético escenario de “estanflación” (estancamiento de la economía y alta inflación).

También se pone de manifiesto un incremento de la ciberdelincuencia, así como “un aumento de la ansiedad” entre una población “que viene de pasar una época muy estresante por la pandemia”. Sin duda, del análisis realizado se desprende “unanimidad” acerca de que, más allá de la afección directa, “esta nueva situación llena de incertidumbres impactará en el consumo de empresas, hogares y familias y puede implicar la paralización de inversiones”.

El informe refleja “un impacto directo” en la industria agroalimentaria porque gran parte de la materia prima procede de Ucrania (trigo y aceite de girasol).

Desde la CEN, en línea con lo expresado por CEOE, se solicita al Gobierno de España que adopte medidas para proteger a las empresas “del coste de la energía que, seguramente, va a incrementarse más de lo que ya está”. También se considera necesaria la reflexión sobre la conveniencia de implantar otras medidas que pueden impactar negativamente de manera directa en las empresas. En este sentido, “se pide responsabilidad y moderación salarial, así como apoyo con paquetes de estímulos y la configuración de un sistema fiscal adecuado para el crecimiento y la consolidación de empresas e inversiones”. Por otra parte, “se reivindica el diálogo entre los agentes sociales y económicos para alcanzar acuerdos en pro de minimizar los efectos de la guerra”.

El informe termina con la relación de las sanciones más importantes aprobadas por Occidente contra Rusia, con la inclusión de enlaces a los documentos oficiales. Conforme se vayan produciendo más novedades, el documento “se irá actualizando y estará publicado en la web de la CEN”.

ANÁLISIS POR SECTORES

A nivel general, se puede destacar que la exposición directa de la economía navarra a Rusia y a Ucrania, respecto a exportaciones e importaciones, “es baja por lo que el impacto en el corto plazo se centrará, principalmente, en las subidas de precios, fundamentalmente de algunas materias primas”. Las relaciones comerciales y los flujos “se complicarán”, ya que el comercio internacional “se verá afectado por el cierre del espacio aéreo y las disrupciones en la ruta marítima a través del Mediterráneo oriental y el mar Negro”.

Carlos Pardo (Grupo IAN): “Vivimos una absoluta confusión y desamparo, con mercancía en tránsito y con una deuda que no se sabe cómo va ser abonada”.

1. Industria agroalimentaria. La CEN refleja “un impacto directo” porque gran parte de la materia prima procede de Ucrania (trigo y aceite de girasol). En este momento, ya se acusa una subida importante de precios y, si el conflicto perdura, “puede darse el caso de escasez y falta de suministros”.

También se detectan “tensiones en los mercados por la falta de productos”. Una de las primeras medidas impuestas por Vladímir Putin en esta crisis ha sido la de suspender las exportaciones de nitrato de amonio durante los próximos dos meses, fertilizante esencial para el cultivo de cereales y el más utilizado en Europa. “Su impacto en el trigo y en sus derivados puede encarecer alimentos esenciales como el pan o la harina”.

Carlos Pardo, director de Exportación en el Grupo IAN, aseguró en el acto de Cámara Navarra que su sector está sumido en una situación de “absoluta confusión y desamparo, con mercancía en tránsito y una deuda que no sabemos cómo va a ser abonada”.

En la actualidad, según desgranó Pardo, esta empresa de conservas vegetales y platos preparados exporta alimentos a Rusia por valor de 11 millones de euros, “lo que supone aproximadamente un 4,5 % o 5 % de las cifras globales de la compañía”, y a Ucrania “por un millón”. “El problema del aceite de girasol no es solo que suba el precio, sino el desabastecimiento que se producirá en un mes”, apostilló.

2. Metal. El documento de la CEN deja constancia de la preocupación de que puedan faltar materias primas esenciales en la industria como el aluminio, “ya que Rusia es el segundo productor mundial”, y de que se alcancen “subidas históricas”.

Javier Creixell (Magnesitas Navarra): “La gran concentración de magnesita se encuentra en Rusia, China y Corea del Norte”.

Así, el director general de Magnesitas Navarra, Javier Creixell, compartió la experiencia de su compañía, que cuenta con comerciales en ambos Estados, durante la jornada de Cámara Navarra. “Nosotros vendemos en Rusia y no sabemos cómo vamos a cobrar lo que ya hemos entregado y qué sucederá con lo que está en tránsito”, atestiguó. “Solo el 6 % de las reservas de magnesita se encuentra en Europa. La gran concentración de este mineral está en Rusia, China y Corea del Norte. O intentamos poner en valor los recursos naturales que tenemos o seguiremos con una dependencia y una incertidumbre muy fuertes”, añadió.

3. Comercio. La CEN incidió en que se avecinan “problemas de suministro”, graves por el tema de la temporalidad en el caso del retail.

4. Transporte. Igualmente, el informe de la patronal constata la preocupación por las subidas del petróleo y gas, que se han disparado en los mercados internacionales y conllevarán un encarecimiento del transporte. Además, se traslada la complejidad de la evacuación de los conductores atrapados en Ucrania.

Carlos Tellechea (Gimex): “Hemos tenido que mandar chóferes para recoger camiones que se han quedado estancados en Fráncfort o en Marsella porque sus conductores han vuelto a Ucrania para defender a su país”.

Carlos Tellechea, project manager de Gimex y uno de los asistentes a la cita de Cámara Navarra, desglosó algunas de las dificultades que afronta el sector del transporte y logística, y su empresa en concreto, desde que se produjo la invasión:

“Las navieras han cancelado en su mayoría sus servicios a Ucrania y a Rusia. Ahora mismo tenemos las manos un poco atadas, con varios contenedores en el puerto sin poder salir. Hemos tenido que mandar chóferes para recoger camiones que se han quedado estancados en Fráncfort o en Marsella, por ejemplo, porque sus conductores volvían a Ucrania para defender a su país. Son muy patriotas”.

5. Agrícola y ganadero. Los principales problemas son la posible falta de grano, piensos y fertilizantes, lo que “puede agravar los costes de producción en la agricultura”. Al mismo tiempo, este sector “se verá afectado por el aumento de los precios de carburantes y de la electricidad”. Rusia es, junto a Bielorrusia, uno de los mayores productores de potasa, un mineral ampliamente utilizado como fertilizante. Concretamente, desgranó el CEO de Geoalcali durante la sesión de Cámara Navarra, estos dos países concentran el tercio de la producción mundial de esta materia prima.

Ignacio Salazar (Geoalcali): “Hace un año, la tonelada de potasa rondaba los 245 euros en Europa. Ahora está por encima de 600”.

“Bielorrusia, a raíz de las sanciones impuestas hace unos meses, está cerrado y además no tiene acceso al mar. Ese problema ya lleva un tiempo generando dificultades y, lógicamente, las sanciones que vienen complicarán la situación aún más”, explicó Salazar.

Hace un año, el precio del mineral rondaba “los 245 euros la tonelada en Europa, pero ahora está por encima de 600”. En este sentido, recordó que “las pocas minas que quedan en Europa están en declive” e instó a que el Viejo Continente “genere alternativas internas” para abastecerse.

6. Industria. Toda la industria sufrirá el alza en los precios de la energía, especialmente el de la electricidad en el caso de las empresas electrointensivas.

7. Financiero. El informe de la CEN esboza que los efectos inmediatos de la guerra se han notado ya en los mercados financieros, “que sufren fuertes caídas y una mayor volatilidad de las divisas”. Carlos Rodríguez, director del Departamento Internacional en Caja Rural de Navarra, agregó en el encuentro de Cámara Navarra que el rublo ha registrado una depreciación del 30 %.

Para detener este hundimiento, el Banco de Rusia elevó los tipos de interés del  9,5 al 20 %. Hasta ahora, de igual modo, la Unión Europea ha dejado a siete bancos fuera del sistema SWIFT. Y el Banco Central Europeo, por su parte, ordenó la quiebra de la filial europea de Sberbank, el mayor banco de Rusia y de Europa Oriental. Estas son solo algunas de las consecuencias que enumeró Rodríguez durante su intervención.

Carlos Rodríguez (Caja Rural de Navarra): “Lo que más nos preocupa de cara a nuestros clientes exportadores es el repunte de la morosidad. No van a recibir cobros de ventas realizadas”.

“Lo que más nos preocupa de cara a nuestros clientes exportadores es el repunte de la morosidad. No van a recibir cobros de ventas realizadas. Ayer, una entidad comunicaba a sus clientes que se abstuviesen de realizar nuevas expediciones de mercancía porque ya no las van a cubrir”, relató.

Rodríguez se mostró especialmente inquieto por las consecuencias que este conflicto tendrá en el sector agroalimentario de la Comunidad foral. “Rusia concentra el 40 % de la producción de paladio, el 15 % de la producción de aluminio y es el mayor proveedor de titanio para empresas aeronáuticas como AirBus y Boeing. A su vez, Ucrania es uno de los principales suministradores de gases nobles como el neón, que se utiliza en chips y semiconductores, y es el tercer productor mundial de hierro de alta calidad. Pero, además, se considera el granero de Europa. Ambos países concentran un tercio de las exportaciones de trigo, un quinto de las de maíz y un 80 % de la producción de aceite de girasol. No es solo la subida de precios de las materias primas, sino la escasez: hay que dar de comer a los animales”.

Entra aquí para leer más sobre economía.


To Top