domingo, 28 noviembre 2021

Las empresas también se quedan sin Sanfermines

Tradicionalmente, la mayoría de las empresas de Pamplona, con la excepción de la hostelería y el comercio, cerraban o reducían en gran medida su actividad cuando llegaban las fiestas. Pero el coronavirus también ha trastocado el calendario laboral. Y casi todas las compañías consultadas por NavarraCapital.es continuarán abiertas para atender a sus clientes, dinamizar la economía e intentar superar la crisis.

Yosune Villanueva
Pamplona - 25 junio, 2020

Por segundo año consecutivo, la pandemia impedirá celebrar los Sanfermines. (Foto: Víctor Ruiz)

“Hemos estado demasiado tiempo cerrados por el confinamiento. De modo que ahora toca trabajar y cuidar a los clientes”. Así de contundente se muestra Miguel Ayerra, director gerente de Iruña Motor, cuando se le pregunta si su concesionario permanecerá abierto del 6 al 14 de julio. En condiciones normales, habría cerrado por San Fermín, pero este año va a trabajar todos los días. “No vamos a cerrar ni el 7. Quien quiera hacer coincidir sus vacaciones con esos días, perfecto. Pero la empresa mantendrá su actividad y encantados de recibir a nuestros clientes”, explica Ayerra a NavarraCapital.es.

En la misma línea, Lurauto Navarra había bajado la persiana todos los años durante las fiestas. Pero en esta ocasión, salvo el 6 y el 7 de julio, días en que la plantilla tendrá fiesta, su equipo atenderá al público. Eso sí, su director general, Luis Miguel García, no quiere que se pierda “ni el ánimo ni el espíritu sanferminero”. Por eso, repartirá unos “pañuelicos especiales” entre quienes los visiten.

Miguel Ayerra (Iruña Motor): “Hemos estado demasiado tiempo cerrados por el confinamiento. De modo que ahora toca trabajar y cuidar a los clientes”.

La suspensión de los Sanfermines ha alterado por completo el calendario laboral de las empresas, que se han visto empujadas a mantener su actividad, en la mayoría de los casos, para tratar de superar la crisis provocada por el coronavirus.

Por ejemplo, famoso es, en el ámbito empresarial, el chupinazo y almuerzo que cada 6 de julio se celebra en la sede de la Confederación Empresarial Navarra (CEN). Además, el 7 todo el equipo siempre tenía fiesta. Y el resto de días, la jornada laboral se reducía. Pero este año la situación cambia por completo, de modo que la plantilla “trabajará todos los días, con el horario habitual de verano”, confirman desde la organización.

Laboral Kutxa reducía la jornada laboral en San Fermín, pero este año adoptará el horario habitual de verano.

En la patronal recomiendan, igualmente, “no bajar la guardia en todo el verano, pero especialmente en Sanfermines y fiestas locales y cumplir las medidas de seguridad que, desde los organismos sanitarios y administraciones competentes, han pautado”. Por eso, apelan a la responsabilidad general para que empresas y autónomos puedan continuar con su actividad. El motivo parece claro: “Es necesario relanzar la economía y animar al consumo, poniendo como prioridad el mantenimiento de los protocolos de seguridad e higiene necesarios para evitar nuevos brotes de contagio”.

El sector bancario siempre ha tenido que trabajar durante las fiestas, aunque “con horario especial y reducido”, detallan desde Laboral Kutxa. Anteriormente, en esta entidad financiera lo hacían de 9:00 a 13:00 y atendían al público durante tres horas. Pero este año aplicarán el horario de verano normal y sus oficinas permanecerán abiertas hasta las 14:30 horas todos los días, salvo el 7 de julio, fecha en que cerrarán.

Lurauto Navarra cerraba todos los años. Pero en esta ocasión, salvo el 6 y el 7 de julio, su equipo atenderá al público.

En Écija Abogados trabajaban “a medio gas” durante los Sanfermines. “Aunque los juzgados estuvieran abiertos otros años, no había vistas”, confirma Arturo del Burgo, socio de la firma. Sin embargo, en esta ocasión también abrirán “con normalidad” porque los juzgados van a continuar su actividad.

Todos los años, para el 6 de julio había terminado la campaña de la renta, así que la mayoría de las asesorías echaban el cierre a sus negocios. En 2020, la perspectiva cambia por completo. Porque, además de no haber fiestas, la campaña durará hasta el 20 de julio. Daniel Cabezón, fundador de DaCO Asesores, se declara “muy sanferminero”, de hecho, es un corredor habitual de Santo Domingo. Y aunque confiesa que intentará no trabajar en exceso entre el 6 y el 14 para vivir algo estos no Sanfermines, abrirá “para estar a disposición de los clientes”.

Desde la CEN, apelan a la responsabilidad durante esos días “para relanzar la economía y animar al consumo”.

ARPA Abogados Consultores iniciará el 1 de julio el horario de verano, con una jornada reducida de seis horas y media, detallan desde el Departamento de Recursos Humanos de la firma. El día 6 y 7 se mantendrán como festivos. Pero mientras en anteriores ocasiones la jornada laboral era de apenas cuatro horas y media el resto de los días, este año será de seis: “Trabajaremos todos los que no nos vayamos de vacaciones de 8:30 a 14:30 horas”. 

Quienes no pararán ni un día serán los trabajadores de Saltoki. Durante el confinamiento no detuvieron su actividad y seguirán operativos al 100 % durante los Sanfermines. “Teniendo en cuenta que las fiestas se han suspendido y que muchos de nuestros clientes van a trabajar con normalidad durante esas fechas, vamos a mantener el horario habitual del resto de días”, confirman desde la compañía. Así, seguirán con los servicios habituales de asesoramiento, entrega de materiales en ruta, administración, etc. Y abrirán en horario ininterrumpido, incluyendo el 7 de julio. En cualquier caso, como sus tiendas de Pamplona dan servicio a clientes de toda Navarra y muchos de ellos trabajaban en San Fermín, en años anteriores también abrían sus puertas, aunque en un horario más limitado.

BARES, HOTELES Y ESPECTÁCULOS

Bares y restaurantes de Pamplona aprovechaban todos los años la masiva llegada de visitantes para, incluso, ampliar horarios y/o contratar a más trabajadores, ya que obtenían entre el 15 y el 20 % de su facturación anual. Salvo algunas excepciones, la mayoría de ellos prevén permanecer abiertos este año, pero con una “responsabilidad extra”. Entre otras cosas, tendrán que “controlar el 75 % del aforo”, explica Roberto Recasens, copropietario de la Vermutería Río. En su caso, San Fermín no era tan relevante para sus ingresos anuales (el establecimiento cerraba por la noche), pero se trata de fechas importantes y “ahora mismo, tras haber estado tanto tiempo sin trabajar”, quieren estar “abiertos al público”.

“Teniendo en cuenta que las fiestas se han suspendido y que muchos de nuestros clientes van a trabajar con normalidad, vamos a mantener el horario habitual del resto de días”, anuncian desde Saltoki.

Algún local de Iturrama y el Casco Viejo, como el Kantxa o Los Burgos, cerrarán sus puertas el día 6 también “por responsabilidad”, aunque tenían el aforo máximo permitido ya reservado para almuerzos.

Su decisión ha generado un debate acerca de si deben autorizarse o no los almuerzos de ese día, principalmente por lo que pueda suceder después con quienes quieran vivir la fiesta a cualquier precio. De hecho, la presidenta navarra, María Chivite, y el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, abordarán este y otros temas relacionados en un desayuno informativo conjunto, que tendrá lugar este viernes.

En este sentido, el secretario general de la Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra, Nacho Calvo, sostiene que son muy pocos los que pretenden cerrar y precisa que el sector está a la espera de conocer las directrices municipales para esas fechas. Las líneas generales, eso sí, están ya bastante claras. “El Ayuntamiento de Pamplona aún tiene que sacar una normativa al respecto, que teóricamente se hará pública en breve y que servirá para que todo el mundo sepa cómo debe trabajar. Creemos que la gran mayoría de los establecimientos operará como si fuera un día normal y con mucha tranquilidad, aunque den almuercicos. Lo que se pretende es que la gente pueda celebrar el día 6, pero con muchísima moderación. De hecho, seguramente habrá que tener porteros para controlar aforos”, especifica.

Nacho Calvo: “El Ayuntamiento tiene que sacar una normativa. Lo que se pretende es que la gente pueda celebrar el día 6, pero con muchísima moderación. Seguramente habrá que poner porteros”.

Los hoteles, confirman desde la Asociación de Hoteles de Pamplona, también permanecerán abiertos y tratarán de atraer al mayor número posible de visitantes de proximidad. Lo harán con una oferta muy atractiva, basada principalmente en los packs conjuntos que, tal y como adelantó este medio, han lanzado junto a restaurantes de la ciudad asociados, a su vez, a la Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra. La presidenta de los hoteleros, Sara Martínez, señala que, por el momento, “las ocupaciones son bajas, de un 40 % en julio”. Pero tienen puestas sus esperanzas en una campaña que “será positiva, nos dará visibilidad y mostrará lo atractivo de este destino”.

Ostiz Audiovisuales se encargaba cada año de instalar las pantallas gigantes donde se emitía en directo el chupinazo en distintos puntos del centro de Pamplona, además de las que se colocaban todas las mañanas en la plaza de Toros retransmitir el encierro, que quitaban de cara la corridas de las tardes.

Aunque en Ostiz Audiovisuales no vivirán su habitual estrés sanferminero, continuarán operativos porque han abierto una nueva línea de negocio.

Este verano no vivirán ese estrés sanferminero, pero Jesús Ostiz, encargado del área de Integración e Instalación de la empresa, asiente satisfecho que el negocio continuará abierto. Y es que han puesto en marcha una nueva línea de negocio, centrada en la instalación de sistemas informáticos “para posibilitar el teletrabajo en las empresas”.

LAS QUE CERRARÁN

A pesar de la cancelación de las fiestas de San Fermín, la Administración Pública Navarra va a guardar vacaciones, de acuerdo al convenio que rige su actividad. Así que en su caso, como todos los años, habrá fiesta para la plantilla, salvo las pertinentes guardias relacionadas con las emergencias.

VW Navarra, como en años anteriores, no producirá entre el 6 y el 14 de julio.

Igualmente, Volkswagen Navarra siempre detenía su actividad del 6 al 14 de julio, como explican desde la compañía. “Son unas fechas en las que se cierran la producción y la actividad y todos los trabajadores tienen vacaciones, salvo un pequeño retén que se queda para necesidades puntuales”. Este año habrá “algo más de actividad para adaptar las instalaciones y prepararlas para el doble lanzamiento”. Pero serán principalmente empresas externas las que accedan a la fábrica de Landaben, donde la producción será nula, como en anteriores ocasiones, y los trabajadores tendrán vacaciones.

Entra aquí para leer más sobre la incidencia del coronavirus en Navarra.


To Top