lunes, 22 julio 2024

Las exportaciones de Navarra a Israel caen casi un 24 % por la guerra

Según datos de Cámara Navarra, las ventas a Israel ascendieron a 39,4 millones en 2022, mientras que en 2023 apenas llegaron a los 30 debido al conflicto armado entre Israel y Palestina. Una cifra que se sitúa muy lejos de los 62 millones contabilizados en 2015. Navarra Capital ha conversado con tres empresas que exportan a Israel (Kunak, AIT y Markibar) para conocer en qué medida su actividad se está viendo afectada.


Pamplona - 31 mayo, 2024 - 05:58

En 2023 las empresas navarras exportaron a Israel cerca de 30 millones, casi un 24 % menos que el año anterior. (Foto: cedida)

Las empresas navarras exportaron a Israel cerca de 30 millones de euros en 2023, la cifra más baja en los últimos diez años y casi un 24 % menos que en 2022, cuando se alcanzaron los 39,4 millones. El panorama comercial tras los ataques de Hamás en octubre de 2023 y la posterior invasión de Gaza es muy distinto al de 2015. Entonces, las exportaciones desde la Comunidad foral hacia Israel ascendían a 62 millones de euros, más del doble que en la actualidad.

En 2023, los principales productos exportados a Israel fueron coches, preparados de cereales, componentes de automoción y piensos

Son datos oficiales facilitados a este medio por la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Navarra, que sin embargo no descarta un posible cambio de tendencia este año. Y es que, en el primer trimestre de 2024, las ventas navarras a Israel fueron de 10,5 millones de euros.

En estos momentos, hay varios factores que pueden inclinar la balanza en una u otra dirección, como el recrudecimiento de los enfrentamientos, la crisis diplomática entre España e Israel o el posible boicot israelí a productos españoles. De hecho, también podrían intervenir razones estrictamente coyunturales, como que las exportaciones se hayan concentrado sobre todo en el primer trimestre del año o que la tendencia de compras a España en el actual contexto haya variado.

COMPARACIÓN CON ESPAÑA

Porcentualmente, Navarra duplica la caída registrada a nivel nacional. El año pasado, las empresas españolas exportaron a Israel por valor de 1.907 millones de euros, muy por debajo de los 2.159 millones del año anterior. Es decir, un 11,6 % menos. Y, en el primer trimestre de 2024, el descenso fue del 37,7 % con respecto al mismo período del pasado ejercicio.

Según el Gobierno de España, los productos más exportados son los vehículos automóviles (18 %), cerámicos (9,4 %), maquinaria y aparatos mecánicos (7 %) y materiales plásticos (7 %). Y los principales importados son los de maquinaria y aparatos mecánicos (12 %), plásticos (12 %), productos químicos (12 %), aparatos y material eléctrico (10 %) y material óptico y médico (8 %). Además, el número de empresas españolas que exportan a Israel es de 2.558, cifra que se mantiene estable desde 2019. Por el lado contrario, 907 empresas israelíes venden a España.

LOS PRODUCTOS MÁS DEMANDADOS

A este respecto, el 44 % de los productos exportados en 2023 por la Comunidad foral fueron automóviles, seguidos de los preparados de cereales (12 %), componentes de automoción (6 %), piensos (5 %) y otros como maquinaria de construcción, equipos y componentes de automoción, fundición de cobre, hortalizas congeladas o vinagre.

En paralelo, el conflicto entre Israel y Palestina no solo ha influido en la cuantía de las exportaciones, sino también en el número de compañías navarras que vende al primero. En 2022 fueron 143 las empresas que exportaron, mientras que el año pasado el número bajó a 121 (-15,3 %), 47 de ellas de manera regular.

Teniendo en cuenta los datos del año pasado, Israel ocupó el puesto 38º en la lista de destinos de las exportaciones navarras. Y, en el conjunto de España, la Comunidad foral fue la decimocuarta provincia que más exportó a Israel en 2023, mientras que en el primer trimestre de 2024 subió hasta la novena posición.

Al mismo tiempo, según detalla Cámara Navarra, el valor de las importaciones realizadas por la Comunidad foral desde Israel alcanzó los 3,6 millones de euros en 2023, una cifra muy similar a la de años anteriores. Pero, durante el primer trimestre de 2024, las compras apenas alcanzan los 500.000 euros y son principalmente materias primas y semimanufacturas de plástico, equipos de telecomunicaciones, herramientas de corte, instrumental médico, equipamiento ganadero, joyería o cítricos.

TRES CASOS CONCRETOS

La navarra Markibar, especializada en el diseño y fabricación de molinos de café automáticos de alta gama, es una de las que se ha visto afectadas. Ubicada en el polígono de Noáin-Esquíroz, cuenta con dos clientes en el país israelí. Desde la compañía explican a Navarra Capital que uno de ellos mantiene su nivel de actividad habitual, pero el del segundo sí se ha visto mermado en los últimos meses, aunque no tienen del todo claro hasta qué punto el conflicto armado es la causa. Eso sí, precisan que su relación comercial con Israel no es muy significativa, ya que el 70 % de sus ventas se concentran en España y el 30 % restante se reparten entre Australia, Alemania, Inglaterra, Arabia Saudí y el propio Israel.

La navarra Kunak, ubicada en Orkoien, comercializa un innovador sistema de monitorización de la calidad del aire y, tal y como informó este medio en 2022, cuenta con un distribuidor oficial en Israel. Sin embargo, según apunta la firma navarra, «desde el inicio del conflicto el tema se ha parado totalmente y no ha habido ningún tipo de actividad comercial con el distribuidor». No obstante, sus proyectos allí solían ser muy puntuales y requerían de cierto tiempo para su desarrollo.

Por su parte, la tudelana AIT, especializada en el diseño y fabricación de maquinaria para la industria agroalimentaria, es otra de las empresas que mantiene relaciones comerciales con Israel. Aunque se trata de un mercado en el que opera de manera esporádica, una de sus operaciones se ha suspendido recientemente por la situación que sufre la zona. De hecho, uno de sus clientes en Israel intentó viajar a Navarra este mes de mayo para analizar el estado del proyecto, pero no pudo salir del país.


To Top