Las fiestas patronales, otro motivo de disputa política

lunes, 13 julio 2020

Las fiestas patronales, otro motivo de disputa política

Este martes, el Gobierno foral recomendó su suspensión en un comunicado, cuyo contenido supuestamente había acordado con la Federación Navarra de Municipios y Concejos. Pero Navarra Suma negó un día más tarde que la FNMC, como entidad, hubiera alcanzado "ningún acuerdo" con el Ejecutivo sobre este tema.

Redacción
Pamplona - 3 junio, 2020

El riesgo de que se produzca un rebrote ha condicionado la decisión. (Foto: cedida)

El Gobierno de Navarra emitió este martes un comunicado, teóricamente consensuado con la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC), para lanzar un mensaje muy concreto. Según recogía el texto, ambas instituciones recomendaban suspender la celebración de todo tipo de fiestas patronales o equivalentes durante este año por motivos de salud pública a consecuencia del Covid-19, “sin perjuicio de los cambios o variaciones que pueda haber en la situación de la pandemia”.

“Dadas las características de este tipo de fiestas y la dificultad de mantener las medidas de seguridad, su celebración podría llevar a un rebrote de la pandemia”.

Desde el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) se incidió en que “la circulación del virus puede reactivarse si se relajan en exceso las medidas de distanciamiento físico”. De modo que, “dadas las características de este tipo de fiestas y la dificultad de mantener las medidas de seguridad necesarias para evitar la transmisión del virus, su celebración podría llevar a un rebrote de la pandemia”.

Esta recomendación fue “acordada”, según el Ejecutivo foral, en una reciente reunión de coordinación mantenida entre representantes del Gobierno de Navarra y la FNMC. En la citada reunión participaron, por parte del Ejecutivo foral, el vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez; el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza; la directora general de Interior, Amparo López; el director general de Administración Local y Despoblación, Jesús Mari Rodríguez; la directora-gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), Marian Nuin; y la jefa del Servicio de Seguridad Alimentaria y Sanidad Ambiental del ISPLN, Sagrario Laborda. Por parte de la FNMC, acudieron su presidente, Juan Carlos Castillo; los vicepresidentes, Mario Fabo y Ander Oroz; y la secretaria general, Berta Enrique.

NAVARRA SUMA NIEGA EL ACUERDO

Sin embargo, Navarra Suma salió a la palestra este miércoles por la tarde para negar el supuesto acuerdo entre el Gobierno foral y la FNMC. En un comunicado, los representantes de la formación en la federación hicieron varias valoraciones:

  1. “No es cierto” que la FNMC “haya llegado a ningún acuerdo” con el Gobierno de Navarra. Existió el encuentro, “pero no se llegó a ninguna conclusión y el vicepresidente, Mario Fabo, mostró su disconformidad a la propuesta”.
  2. “Denunciamos que el presidente de la FNMC ha excedido unilateralmente sus competencias”. Según Navarra Suma, Castillo ha mostrado una actitud “absolutamente pasiva” a la hora de defender los intereses de las entidades locales: “Debería haber exigido al Gobierno de Navarra que, bajo criterios sanitarios, asuma sus responsabilidades y que no nos vuelva a tirar a los pies de los caballos a las entidades locales, las cuales, dicho sea de paso, no le han otorgado la capacidad de representación en este asunto”.
  3. Este acuerdo “no ha pasado ni siquiera por la Comisión Ejecutiva” de la FNMC, “como asegura el Gobierno en su nota de prensa”.
  4. “Nos encontramos, el mismo día límite para hacer aportaciones, que el presidente de la federación, en un acto unilateral, ha llegado ya a un acuerdo” con el Gobierno de Navarra. Por lo tanto, el presidente “no dice la verdad al afirmar que ha sido aprobado por la mayoría de la Ejecutiva”. 
  5. Los ayuntamientos “tenemos competencia exclusiva sobre las fiestas locales en situaciones normales”. Ayuntamientos de Navarra Suma como Pamplona, Tudela o Barañáin ya han tomado responsabilidades “duras y tristes” de suspender fiestas dada la actual situación de riesgo para los vecinos: “No necesitamos recomendaciones del Gobierno de Navarra ni de la FNMC para ejercer nuestra propia competencia”.
  6. Mientras dure el estado de alarma, tanto el Gobierno de España como el de Navarra “son los responsables de prohibir o limitar espectáculos públicos”. Incluso terminada dicha situación, si se dieran circunstancias extraordinarias, el Gobierno de Navarra “debería prohibir o limitar determinadas actividades” como ya hizo antes de la pandemia: “Si cree necesario ejercer sus responsabilidades, que las ejerza y se deje de recomendaciones”.
  7. Las fiestas patronales de los pueblos “son más que festejos taurinos”. Hay verbenas, conciertos, celebraciones religiosas, “todos ellos autorizados, a día de hoy, en el proceso de desescalada”: “Si lo que quiere el Gobierno de Navarra es acabar con los festejos taurinos, que lo diga abiertamente y no se escude en la Federación Navarra de Municipios y Concejos y en las propias entidades locales”.

Entra aquí para leer más sobre el coronavirus en Navarra.


To Top