viernes, 27 mayo 2022

Las piscinas naturales más ‘top’ de Navarra

¡Cuando llega el calor... las piscinas se abarrotan! Es la brisa y el sol los que invitan a cientos de bañistas a sumergirse en las frescas aguas de embalses, ríos y albercas naturales que se encuentran repartidos por todo el territorio navarro. Aprovechando las altas temperaturas que nos depararán los próximos días de primavera, aunque son más propias del verano, el blog especializado en turismo rural, TusCasasRurales.com, nos muestra ocho zonas de baño ideales para los primeros chapuzones de la temporada.

Redacción
Pamplona - 14 mayo, 2022

De izquierda a derecha, y de arriba a abajo: Río Uztárroz, Balsa El Pulguer, La Balsa de la Morea, La Pileta, Pieza Redonda, Presa en el Río Esca, Foz de Benasa, Playa fluvial de Zudaire. (Fotos: TusCasasRurales.com)

Navarra dispone de un gran número de pozas, playas fluviales y ríos donde poder refrescarnos durante los calurosos días de estío. Repartidas por enclaves naturales privilegiados de nuestra tierra, estas aguas, pese a que frías, son ideales para disfrutar de un día con amigos o familia.

Sumérgete en la propuesta de TusCasasRurales.com, blog especializado en turismo rural, con las siguientes piscinas fluviales de la Comunidad foral y… ¡pégate un chapuzón!

La Balsa de la Morea

Esta zona de baño es una de las más populares de la Comunidad, posiblemente porque está situada a escasos diez minutos de su capital, la ciudad de Pamplona. Se ubica en el término municipal de Beriain, y se trata de una balsa artificial construida al principio de la década de los 60.

Convertida en una atractiva piscina natural, el embalse se encuentra junto a campos de cultivo, rodeado de montes pertenecientes a la Sierra del Perdón que se reflejan en sus limpias y azules aguas. Junto a la orilla de la laguna, veremos pinos y abundantes juncos, entre los cuales un gran número de patos y otras especies han encontrado su hábitat ideal. Hay también una alameda, en la que suelen ponerse la mayoría de bañistas que acuden a refrescarse en las frías aguas de la Morea.


Presa en el Río Esca

Se trata de una piscina natural formada por las aguas del río Esca (en Burgi). El raudal forma una hoz a su paso por el pueblo, la conocida como Foz de Burgi, junto a ella se forma esta gran piscina, perfecta para pasar un día inolvidable rodeados de naturaleza y con infinidad del alternativas para los que deseen sustituir el baño por un buen paseo.


La Pileta

Un manantial o poza de agua salada cuya principal característica es que sus limpias aguas, procedentes del río Ega, se encuentran siempre a la misma temperatura, 17º, sea cual sea la estación en que nos hallemos. Ello motiva a que el lugar siempre esté frecuentado por algún bañista durante todos los meses del año. Está situada en el término municipal de Estella, prácticamente en su mismo casco urbano, y se dice de sus aguas que tienen propiedades terapéuticas y beneficiosas para el organismo.


Pieza Redonda

Junto al pequeño municipio navarro de Lerate, de tan solo 25 habitantes, se encuentra el espectacular Embalse de Alloz. Sus pequeños islotes y su verde vegetación le convierten en el lugar idóneo para admirar la naturaleza. Una atractiva zona de baño, por su entorno natural y por encontrarse en pleno pantano, es la conocida Pieza Redonda que además de ofrecer la posibilidad de huir del calor brinda la oportunidad de practicar distintos deportes náuticos.


Foz de Benasa

Nos adentraremos en la foz de Benasa, cercana a Navascués. Tras una caminata entre los desfiladeros, darse un baño en la piscina fluvial que habilitan desde el ayuntamiento para los meses de verano resulta inmejorable. Se encuentra en un paraje rodeado de naturaleza, que por sus valores ha sido designado Lugar de Importancia Comunitaria (LIC). Presenta condiciones mediterráneas en un entorno pirenaico por lo que se mezclan los abetos y las carrascas en el paisaje. Las aguas proceden del arroyo de Benasa y mediante una tajadera se embalsan en una piscina de hormigón. Es una zona con controles de calidad de las aguas desde 1994, y su cristalina apariencia lo confirman.


Balsa El Pulguer

Conocida como la Playa de la Ribera, la Balsa El Pulguer se halla en el término municipal de Tudela. Se trata de una laguna rodeada de juncos y espadañas declarada Lugar de Importancia Comunitaria y Reserva Natural. Este escenario de aguas transparentes es uno de los lugares de ocio más frecuentados por los vecinos de la comarca, que no solo pueden disfrutar del paisaje y nadar, sino al igual que en el embalse de Alloz también pueden practicar deportes acuáticos.

Por su cercanía a las Bardenas Reales dispone un clima árido que resulta de gran riqueza ornitológica, siendo muchas las aves que lo han elegido para invernar o para construir sus nidos.


Río Uztárroz

Uztárroz es una pequeña localidad situada en pleno valle de Roncal, en la zona de los Pirineos, limitando con el vecino país de Francia. El río, bajo el mismo nombre, cruza todo el municipio y en verano se colocan unos tablones de madera transversales junto al puente, que embalsan el agua y permiten disponer de la profundidad necesaria para el baño.


Playa fluvial de Zudaire

La piscina fluvial de Zudaire es el resultado de un remanso originado por una represa en el lecho del río Urederra y sus aguas provienen del macizo kárstico del Parque Natural de Urbasa-Andía. La playa fluvial está rodeada de amplias zonas verdes en las que poder relajarse a tomar el sol. Sus aguas son muy cristalinas y, a pesar de su atractivo y bucólico entorno, no suelen haber muchos bañistas, siendo ideal para quienes desean un poco de relax.

 

Entra aquí para leer más reportajes de Vanity Capital.


To Top