martes, 24 noviembre 2020

Las restricciones actuales se prorrogan dos semanas más

El vicepresidente primero, Javier Remírez, defendió que las restricciones impulsadas por el Ejecutivo foral son "acertadas". Y anunció que los bares y restaurantes podrán prestar los servicios de 'take away' y 'delivery' durante una hora y media más, es decir, hasta las 22:30. Ante el mantenimiento del cierre de bares y restaurantes, NavarraCapital.es contactó con los representantes de las principales asociaciones de hostelería, quienes manifestaron su deseo de que el Ejecutivo foral aumente las ayudas directas al sector en 2021.

Redacción
Pamplona - 3 noviembre, 2020

El Gobierno foral ha optado por prolongar el cierre de la hostelería durante al menos dos semanas más. (Foto: Víctor Ruiz)

Los bares y restaurantes de Navarra continuarán cerrados al menos dos semanas más. Así lo anunció este martes el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi, en una reunión que mantuvo con las principales asociaciones de hostelería. Poco después, Javier Remírez, vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, y Santos Induráin, consejera de Salud, también analizaron la medida durante una rueda de prensa.

En una nueva orden foral, el Ejecutivo navarro prorroga el toque de queda, el cierre perimetral, las restricciones de las reuniones públicas y en privado, así como los cierres de bares y restaurantes. Remírez especificó que dichos establecimientos tendrán una hora y media más para prestar los servicios de ‘take away’ y ‘delivery’. De modo que podrán realizar este tipo de actividad hasta las 22:30 horas, en lugar de las 21:00. Sin embargo, volvió a defender el cierre de estos locales: “Tenemos la máxima solidaridad y empatía. Sabemos de las dificultades que suponen estas decisiones, pero creemos que han sido acertadas porque las restricciones parecen estar teniendo efecto”. Asimismo, explicó que la posibilidad de decretar un confinamiento domiciliario todavía “no está sobre la mesa”.

Salud Pública y los agentes del sector crearán una mesa técnica para analizar una posible desescalada, según la evolución de la pandemia.

Si bien los hosteleros no manejan una fecha exacta en la que podrían recibir parte de las ayudas directas anunciadas por el Gobierno, cifradas en 10 millones de euros, el vicepresidente aseguró que se “agilizará al máximo” su entrega. Además,

Remírez anunció que, “en un plazo de catorce días”, tendrá lugar otro encuentro con los representantes de los hosteleros “para plantear nuevas posibles ayudas, de cara al próximo año, con el objetivo de mitigar los efectos de la crisis en uno de los sectores más afectados.”. Asimismo, se creará una mesa técnica entre Salud Pública y los agentes del sector con un fin concreto: analizar una posible desescalada, supeditada eso sí a la evolución de la pandemia.

REACCIONES DE LOS HOSTELEROS

Es una iniciativa que Carlos Albillo, gerente de la Asociación Casco Antiguo de Pamplona, y consideró “positiva”: “Mañana tendremos una primera reunión técnica. Es bueno que nos hayan incluido, porque nosotros somos los primeros interesados en garantizar la seguridad de los consumidores”.

El Gobierno foral baraja la posibilidad de aumentar las ayudas al sector en los Presupuestos de 2021

Durante la reunión, las asociaciones de hostelería “volvieron a reiterar” que las subvenciones dirigidas al sector resultaban “insuficientes”. Sin embargo, y pese a reconocer que el Ejecutivo “reflexionará” sobre la posibilidad de incrementar estas ayudas en una próxima partida presupuestaria, Albillo no se atrevió a cifrar la cantidad que necesitaría el sector para lograr su rescate: “Todo depende de las pérdidas que registremos hasta que podamos abrir. Nos han dicho que eso depende de la evolución de los datos, pero, ¿qué va a pasar con el sector si en dos semanas las cifras no mejoran?”.

Por otra parte, el Ejecutivo acordó finalmente la ya esperada supresión del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) a los autónomos cuya facturación sea inferior a un millón de euros. Esta medida, aunque no se dirige únicamente al sector, sí beneficia a “buena parte de los empresarios hosteleros”. También se eliminará el sistema de módulos para la estimación directa de IRPF y, a modo de contrapartida, el Ejecutivo propone un sistema de estimación directa especial para el comercio y la hostelería. Este “podrá beneficiar a más de 3.700 contribuyentes” entre ambos sectores.

Carlos Albillo (Casco Antiguo Pamplona): “No sé qué va a pasar con la hostelería si las cifras de contagios no mejoran en dos semanas”.

El sector del ocio nocturno, sin embargo, pidió un paso más en lo que concierne a medidas fiscales. En concreto, la Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos, España de Noche, emitió este martes un comunicado en el que reclamó al Ministerio de Hacienda la supresión del pago de los autónomos, de las liquidaciones de IRPF y de los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades.

Es una reivindicación que respaldó el presidente de la Asociación de Salas de Fiestas, Baile y Discotecas de Navarra (Asbana), Carlos Tabar. Como Albillo, también valoró “positivamente” la constitución de una mesa de trabajo en conjunto con el Gobierno foral: ” Están cometiendo errores tras errores todas las semanas, pero en las mesas de trabajo podremos insistir y proponerles otras propuestas, trabajando de la mano. Ese es nuestro objetivo”.

Carlos Tabar (Asbana): “Muchos estamos pensando en ver cómo cerrar con la menor deuda posible, porque esto ya es inviable si no se ponen en marcha otros mecanismos”.

Por otra parte, enfatizó que “será más que necesario” un nuevo paquete de ayudas contemplado en los presupuestos de 2021: “El sector se va a quedar muy tocado y no sabemos ni siquiera si las discotecas podrán aguantar hasta entonces. Muchos estamos pensando en ver cómo cerrar con la menor deuda posible, porque esto ya es inviable si no se ponen en marcha otros mecanismos”.

Después de reunirse con representantes del Gobierno, Tabar también mantuvo un encuentro en el Ayuntamiento de Pamplona, para “exponer la situación” del ocio nocturno y “pedir ayuda”. “Pido a todos los políticos, tanto del Gobierno o de la oposición, que sean responsables. Es verdad que en nuestro subsector hay menos empresas, pero eso no hace menos importante nuestro papel en la cultura y en la economía de esta Comunidad”, zanjó.

María Ángeles Rodríguez (Anapeh): “Los 10 millones ya llegan tarde. La gente no puede aguantar 15 días más”.

A María Ángeles Rodríguez, presidenta de la Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería (Anapeh), no le sorprendió la prórroga de las restricciones impuestas a bares y restaurantes: “El silencio por respuesta de la última reunión nos indicaba que íbamos a permanecer cerrados”. Eso sí, calificó de “vergonzoso” que el Gobierno no diera una “respuesta económica” definitiva en la reunión mantenida este martes: “Ya los 10 millones llegan tarde. La gente no puede aguantar 15 días más”. Por otra parte, aseguró que desde Salud “no tienen las cosas claras” e instó a que el Ejecutivo contemple una “cantidad decente” en concepto de ayudas directas para 2021. A pesar de la frustración dentro del sector, aseguró que el diálogo “debe ir por delante”: “No queremos llegar a la guerra, eso no nos lleva a ninguna parte. Tendremos que aguantar”.

Nacho Calvo (AEHN): “Caerá sobre los hombros de este Gobierno evitar la pérdida de cinco mil puestos de trabajo y el cierre de 800 empresas”.

Nacho Calvo, secretario general de la Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra (AEHN), consideró que “ya era hora” de que se estableciera una mesa técnica, pero no se limitó a evaluar la posibilidad de que aumenten las subvenciones de cara al año que viene: “Esas ayudas tienen que establecerse,  pero también pedimos que haya una ampliación de las ya existentes”. En este sentido, estimó que la cantidad que ofrece el Gobierno debería ascender a “30 o 40 millones para poder hablar de algo decente”. Según los datos que maneja, el sector ha perdido en los últimos meses de pandemia 2.600 empleos, una cifra que, a su juicio, podría aumentar en cinco mil puestos de trabajo perdidos y en el cierre de 800 empresas. “Caerá sobre los hombros de este Gobierno evitar eso”, manifestó. Además, defendió que la puesta en marcha de más subvenciones para la hostelería beneficiaría al propio Gobierno: “Hemos perdido 425 millones en facturación, esos son cien millones para las arcas del Gobierno foral. A ellos les viene bien apoyarnos para no perder empresas, empleos y para poder recaudar más dinero para invertir en sanidad”.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra. 


To Top