jueves, 1 diciembre 2022

Las siete grandes medidas de la nueva Ley Foral de Vivienda

Este lunes, los socios del Gobierno foral presentaron su propuesta, que incluye importantes novedades: mayor producción de vivienda protegida y más oferta de vivienda de alquiler protegido "a precios asequibles"; la calificación indefinida de la vivienda protegida; la creación del Registro de Contratos de Arrendamiento de Navarra y del Índice de Sostenibilidad de los Alquileres; la posibilidad de expropiar el uso de las viviendas deshabitadas que pertenezcan a "grandes tenedores y personas jurídicas"; la coexistencia de vivienda libre y protegida en desarrollos, promociones y portales; que la vivienda protegida "se promueva en paralelo a la libre" en los nuevos planes; y que la promoción de vivienda de alquiler protegido pueda llevarse a cabo en suelo destinado a vivienda libre.

Redacción
Pamplona - 17 enero, 2022

De los 26 millones, 19,16 se destinarán a la rehabilitación de edificios. (Foto: archivo)

PSN, Geroa Bai y Podemos-Ahal Dugu, los tres socios que conforman el Gobierno navarro, presentaron este lunes su proposición de modificación de la Ley Foral de Vivienda, elaborada conjuntamente con la propia Dirección General de Vivienda. 

Lo hicieron en una rueda de prensa celebrada en el Parlamento de Navarra y en la que estuvieron presentes Arantza Biurrun (PSN), Ana Ansa (Geroa Bai) y Mikel Buil (Podemos-Ahal Dugu), así como el vicepresidente segundo y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, José María Aierdi.

La proposición, que fue registrada en la Cámara foral para su pertinente tramitación, profundiza en la línea de acometer los “cambios estructurales” que el Ejecutivo navarro viene implementando “en los últimos años”.

Estas son las principales novedades que contiene el texto pactado entre las tres formaciones:

  1. La proposición se marca los objetivos de incrementar la promoción de vivienda protegida, aumentar la oferta de vivienda de alquiler protegido a precios asequibles y, en definitiva, “ahondar en el giro a las políticas de vivienda para proteger el derecho subjetivo a esta como un derecho ciudadano básico”.
  2. Los principios que inspiraron la modificación de la Ley Foral de Vivienda de 2016 y esta misma proposición están “en absoluta sintonía con el anteproyecto de Ley de Vivienda que promueve el Estado” y que este martes pasa por el Consejo de Ministros.
  3. Uno de los principales hitos que marca ley es la calificación indefinida de la vivienda protegida. Durante las últimas tres décadas, un total de 29.000 viviendas protegidas han pasado al mercado libre transcurrido el período de calificación, de acuerdo con un modelo “que favorecía el negocio privado con la vivienda de alquiler protegido, que al cabo de un tiempo se liberalizaba con la consiguiente revaloración”.
  4. La proposición introduce la creación del Registro de Contratos de Arrendamiento de Navarra y del Índice de Sostenibilidad de los Alquileres. Ambos “van a resultar determinantes para poder intervenir en el mercado de alquiler y establecer un marco regulatorio, al menos en aquellas zonas más tensionadas, que procure una oferta suficiente de vivienda de alquiler a precios asequibles”.
  5. Esta nueva ley contempla la posibilidad de la expropiación de uso de vivienda deshabitada que sea “propiedad de grandes tenedores y personas jurídicas”, fundamentalmente entidades bancarias. También recoge la reducción de dos a un año el período de desocupación de estos pisos “para poder considerarlos vivienda deshabitada”.
  6. La nueva ley establece medidas que favorecen un aumento de la promoción de vivienda protegida. Por ejemplo, las reservas en nuevos desarrollos residenciales que garanticen que la vivienda protegida “se promueva en paralelo a la libre” o que la promoción de vivienda de alquiler protegido “pueda desarrollarse también en suelo destinado a vivienda libre“.
  7. Otro aspecto novedoso es la coexistencia de vivienda libre y protegida en los mismos desarrollos, promociones e incluso en los mismos portales. Esta coexistencia, según las tres formaciones políticas, “va a favorecer significativamente que la vivienda pueda ser un instrumento de cohesión social”.

Entra aquí para leer más sobre economía en Navarra.


To Top