jueves, 28 enero 2021

Las ventas de alimentos para Navidad resisten a la pandemia

Tanto los pequeños comercios como los supermercados consultados por NavarraCapital.es confirman que, en las primeras semanas de diciembre, han vendido más o menos igual que el año pasado y, en algunos casos, incluso más. Eso sí, los precios por ahora se están conteniendo, con un ligero repunte esta misma semana. Al igual que sucedió en los primeros meses de la pandemia, quienes centran su negocio en el canal Horeca están sufriendo mucho más los estragos de la crisis.

Yosune Villanueva
Pamplona - 18 diciembre, 2020

Por el momento, las ventas en carnicerías y pescaderías locales van a buen ritmo. (Foto: Víctor Ruiz)

A pocos días de que comience la Navidad, los consumidores ya dan muestras de cómo celebrarán las fiestas, al menos en el plano gastronómico. En un año marcado por la pandemia, las reuniones serán menos concurridas, con un máximo de diez personas procedentes de dos unidades convivenciales. Pero la cesta de la compra sigue llenándose de alimentos tradicionales. En Pamplona, los bonos subvencionados por el ayuntamiento de la capital “han incentivado la venta” y algunos sectores están notando una actividad importante. “Ahora mismo, no hay diferencia en nuestras ventas con el año pasado en estas fechas”, asegura esperanzado Rafa Velázquez, propietario de Confituras Goya, para quien las ventas navideñas suponen en torno al 35 % de la facturación anual. Eso sí, no se atreve todavía a vaticinar los datos de ventas con los que cerrará la campaña, ya que teme que la limitación de aforo (40 % a partir de este jueves) perjudique sus resultados.

Rafa Velázquez (Confituras Goya): “Ahora mismo, no hay diferencia en nuestras ventas con el año pasado en estas fechas”.

Este hándicap también se vive en las Carnicerías Zuazu, donde hace semanas que las colas en la calle son la tónica habitual de cada día y el dispensador de números se ha colocado, precisamente, en la vía pública.

En las dos primeras semanas de diciembre, han vendido igual o “incluso más que el año pasado por estas fechas”, apunta Luis Zuazu, uno de los hermanos propietarios de la empresa y presidente del Gremio de Carniceros y Charcuteros de Navarra. Un ligero repunte, que no sabe si achacar a un deseo de los clientes de hacer acopio de alimentos antes de la habitual subida final de los precios (algo que ya ha ocurrido otros años) o a los bonos municipales, que “se están utilizando bastante”.

No obstante, y a pesar del buen comportamiento que están experimentando las ventas, ni él ni otros carniceros con los que ha hablado tienen claro qué puede suceder en los próximos días: “Los encargos grandes de última hora es posible que no lleguen este año. Pero tampoco lo sabemos porque la incertidumbre sigue siendo la tónica de cara a las comidas y cenas de Navidad”.

Luis Zuazu (Carnicerías Zuazu): “Los encargos grandes de última hora es posible que no lleguen este año. Pero tampoco lo sabemos porque la incertidumbre sigue siendo la tónica”.

Como presidente del gremio, Zuazu destaca la estabilidad de un sector que ha trabajado a buen ritmo en estos meses de pandemia y que, salvo en momentos puntuales, ha mantenido su volumen de negocio. “Cordero de Navarra, gorrín y solomillo de ternera están siendo los productos más demandados hasta el momento”, apostilla.

Con respecto a los precios, cree que los dos primeros productos (el año pasado, el gorrín estuvo más caro que nunca) van a subir menos que en 2019, extremo en el que coincide con sus proveedores. El resto de alimentos cárnicos son más minoritarios en la Comunidad foral, aunque en la gran distribución, como es el caso del Grupo Eroski, sí se aprecia una importante demanda “en la selección de aves especiales”, subraya Anabel Zariquiegi, directora regional de la firma en Navarra.

En Confituras Goya afirman que los bonos municipales están ayudando a dinamizar el comercio. (Foto: archivo)

En Confituras Goya afirman que los bonos municipales están ayudando a dinamizar el comercio. (Foto: archivo)

Dentro de la sección cárnica de Eroski, consideran que el consumidor reconoce el esfuerzo calidad-precio de sus carnes, así como la procedencia. En concreto, destacan la aceptación de “la carne de vacuno certificada IGP Ternera Navarra, bajo nuestra marca propia Eroski Natur; el cordero con IGP; o el pollo con sello Reyno Gourmet de Navarra”. Y, en general, aprecian ya una tendencia bastante clara en sus clientes durante las últimas semanas. “Los frescos y los productos locales son los protagonistas, sin olvidar los tradicionales productos de estas fechas”, añade Zariquiegi, quien destaca igualmente la acogida “del espárrago de la IGP navarra o la alcachofa de la IGP de Tudela.

Anabel Zariquiegi (Eroski): “Los frescos y los productos locales son los protagonistas, sin olvidar los tradicionales productos de estas fechas”.

No obstante, Zuazu advierte de que algunos productos, como el jamón ibérico, están sufriendo con especial virulencia la crisis del Covid-19“Las casas de mucho nivel han aguantado más el precio, pero no el resto”, entre los que se ha constatado una bajada importante.

Por eso, de cara a Navidad cree que “va a haber una guerra de jamón ibérico”. Por ejemplo, en sus establecimientos están vendiendo el ibérico de cebo, que en 2019 se comercializaba a 199 euros el kilo, a 139 euros (-30 %): “A quien lo ha comprado con bonos le ha salido a 98 euros, menos de lo que me cuesta a mí”.

En los productos de pescadería, en Eroski ven una “subida de la demanda del marisco, un producto típico de estas fechas”, y cogen fuerza entre sus clientes “la lubina y el besugo”. Precisamente, Raúl Guerendiáin, propietario de Pescaderías Guerendiáin, sostiene que “la Navidad siempre es incierta, pero este año más que nunca”.

Eso sí, en estas semanas previas “los precios en la pescadería están como el año pasado” y, de cara a los días de fiesta, espera “que el marisco suba más a última hora”. Con respecto a productos concretos, “el calamar es el que más se ha vendido”, este año incluso algo más barato que en 2019.

Raúl Guerendiáin (Pescadería Guerendiáin): “La Navidad siempre es incierta, pero este año más que nunca”.

Recientemente, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) publicó su habitual informe de precios prenavideño con los quince alimentos más típicos de estas fiestas. Aunque constató una ligera subida de media, cifrada en el 1,1 %, la tendencia general es la contención. Un dato que confirman los comercios consultados y que se aprecia al observar cómo, el año pasado, la subida media de los mismos alimentos fue del 8,5 % durante estos días previos a la Navidad.

LA HOSTELERÍA, EN PIE DE GUERRA

Donde seguirán sintiendo más fuertemente la crisis es en el sector hostelero. Javier Arístegui, gerente de la Cooperativa de Hostelería de Navarra, centra el grueso de sus ventas en este sector, aunque su empresa también cuenta con clientes particulares. Y se muestra tajante al ser preguntado sobre sus previsiones de ventas para estas fechas: “La estimación hay que preguntársela a la señora Chivite, porque es la que sabe y tiene en su mano la llave de la hostelería. Nosotros no la tenemos. Dependemos de con qué pie se levante la señora Chivite”.

Javier Arístegui (Cooperativa de Hostelería de Navarra): “La estimación de ventas hay que preguntársela a la señora Chivite, porque es la que sabe y tiene en su mano la llave de la hostelería”.

Aunque ve difícil hacer una estimación precisa sobre las ventas para estas semanas, dado que “la alimentación doméstica es muy diferente a la hostelería”, recuerda que la campaña navideña solía representar hasta ahora “una décima parte de la facturación anual, pero en 2020 no va a ser así”.

MENOS PRESUPUESTO

El estudio realizado por la OCU, no obstante, advierte de que la cautela no solo se refleja en los precios. También será la tónica predominante en el gasto que pretenden hacer la mayoría de los consumidores. En este sentido, las previsiones apuntan a que los españoles gastarán un 20 % menos que otros años durante estas fiestas, con una media de 500 euros por persona. Y esta tendencia se confirma incluso entre quienes tienen una posición económica más desahogada.

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario de Navarra.


To Top