domingo, 24 octubre 2021

Lleno total en los hoteles de Pamplona

Estos días, las principales plataformas de reservas muestran cómo casi el 100 % de las habitaciones están ocupadas y cómo el precio de las pocas que aún quedan disponibles supera los 400 euros por noche. Un dato inesperado, que mejora de forma notable las proyecciones iniciales del sector. Así, la Asociación de Hoteles de Pamplona prevé alcanzar este mes una ocupación media del 80 % y un precio medio de 72 euros por habitación, aproximándose por tanto a las cifras de 2019. Con la debida prudencia dada la situación actual, Sara Martínez, presidenta del colectivo, traslada su alegría a NavarraCapital.es y confía en que esta positiva tendencia se extienda igualmente a septiembre y octubre.

Irene Guerrero
Pamplona - 11 agosto, 2021

Los hoteles de Pamplona y sus alrededores se encuentran completos esta semana. (Foto: Iranzu Larrasoaña)

Contra todo pronóstico, buscar una habitación de hotel en Pamplona es una odisea esta semana. Tanto el pasado martes como este miércoles, las principales plataformas de reservas mostraban que el 98 % de las plazas ya estaban ocupadas en la capital navarra y sus alrededores. Además, los precios de las escasas habitaciones disponibles se situaban por encima de los 400 euros la noche. Una situación que, en principio, se prolongará al menos durante varios días más.

La Asociación de Hoteles de Pamplona inició el verano con unas previsiones parecidas a las de 2020: entre un 40 % y un 60 % de ocupación para el mes de julio. Pero las proyecciones han mejorado de forma notable para el conjunto de agosto, con un 72 %. “Al fin podemos dar buenas noticias. Nos aproximamos a datos de 2019. De hecho, es muy probable que alcancemos prácticamente el 80 % de ocupación este mes, algo por debajo del 88 % que solíamos registrar antes de la pandemia. Y el precio medio de la habitación podría acercarse igualmente al de 2019, que se situó en los 72 euros”, explica a este medio Sara Martínez, presidenta de la asociación.

Sara Martínez (Asociación de Hoteles de Pamplona): “Las medidas de posicionamiento turístico del Gobierno navarro y del Ayuntamiento de Pamplona han sido todo un éxito”.

Los veintisiete hoteles del colectivo cerraron el mes de julio con una ocupación media del 55 % y un precio medio por habitación de 71 euros. De modo que se cumplieron las previsiones iniciales. Unos datos que distan mucho de la ocupación y el precio en un año normal: 72 % y 138 euros respectivamente.

Sin embargo, las cifras registradas el mes pasado suponen una mejora de casi veinte puntos porcentuales con respecto a julio de 2020, que terminó con un 38 % y un precio medio de 63 euros. Y eso que, al comienzo de la quinta ola, “hubo un parón de reservas y muchas cancelaciones” debido al incremento de los contagios, lo que despertó de nuevo los fantasmas de 2020 tras el veto alemán. Pero el problema no fue a más y la situación se estabilizó: “Los destinos de interior parecen ser los más demandados”.

Al mismo tiempo, Martínez muestra su esperanza de que esta tendencia positiva se extienda igualmente a los meses de septiembre y octubre. “Aun así, nos manejamos con la prudencia que merece la situación actual. Seguiremos recuperándonos como sector en la misma medida en que se vayan reactivando los congresos, las reuniones y los viajes de empresa, entre otros”, puntualiza.

“Estamos muy contentos. Hemos pasado unos meses tan malos y con tantas pérdidas…”.

Este balón de oxígeno representa un importante “espaldarazo” para uno de los sectores más afectados por la crisis del Covid-19: “Estamos muy contentos. Hemos pasado unos meses tan malos y con tantas pérdidas… Ahora tenemos, de repente, un mes de agosto con previsiones muy positivas”.

La presidenta de la asociación califica como “todo un éxito” las acciones de posicionamiento lanzadas por el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona. Entre estas iniciativas, destacan las visitas guiadas que el Consistorio ha promovido o la publicidad impulsada a nivel nacional por el Ejecutivo foral.

LA BRECHA CON EL TURISMO RURAL SE ACORTA

En 2020, la brecha entre los alojamientos de la capital navarra y los rurales, que resistieron con gran entereza la crisis provocada por la pandemia, fue notoria (estos últimos cerraron julio y agosto con un 84 % y un 92 % de ocupación respectivamente). Este año, sin embargo, las diferencias se han acortado.

Los datos recopilados a finales de julio por la Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería (Anapeh) evidencian la buena acogida que la Comunidad foral sigue teniendo entre quienes buscan la tranquilidad del campo para pasar sus vacaciones. Así mismo, el 65,8 % de los alojamientos preveían una ocupación de entre el 75 % y el 100 % para agosto, mientras que el 21,1 % hablaba de entre el 50 % y el 75 %.

Además, el 42,1 % no había sufrido cancelaciones por la llegada de la quinta ola, mientras que el 48,7 % dijo haber “tenido pocas y que estas habían sido sustituidas por nuevas reservas” en al menos el 42,3 % de los casos. En este sentido, Anapeh valoró que el incremento de los contagios “no afectó a los alojamientos de manera decisiva”.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top