Oleada de cancelaciones hoteleras tras el veto alemán

sábado, 19 septiembre 2020

Oleada de cancelaciones hoteleras tras el veto alemán

Las previsiones de ocupación que maneja la Asociación de Hoteles de Pamplona para agosto y septiembre, a las que ha tenido acceso NavarraCapital.es, son aún peores que los datos de julio, al situarse en un 34,83 y un 31,92 % respectivamente en la ciudad y un 26,56 y un 22,68 % en la Comarca. Solo en la última semana del mes pasado se anularon el 25 % de las reservas registradas en alojamientos de la capital navarra, así como el 50 % de las efectuadas en sus alrededores.

Gorka Moreno
Pamplona - 4 agosto, 2020

Las previsiones de ocupación para agosto y septiembre son todavía peores que las de julio. (Foto: archivo)

Primero fue Alemania, que incluyó a Aragón, Cataluña y Navarra en su lista de zonas de riesgo por los altos índices de contagios. De modo que quienes visitan cualquiera de estas comunidades deben someterse, a su regreso, a test del coronavirus. Después movió ficha Eslovenia, que anunció un periodo de aislamiento obligatorio de dos semanas para todos los viajeros que lleguen a su territorio desde estas tres regiones, Valencia y País Vasco. Y, finalmente, entró en escena Bélgica, que prohibió desde este sábado los desplazamientos a Navarra, Aragón, Barcelona y Lleida ante la actual evolución de la pandemia.

Aunque todos esos países son mercados más bien residuales para el turismo navarro, sus medidas están teniendo un claro efecto expansivo sobre el principal público objetivo del sector: el visitante de proximidad. En declaraciones a este medio, la propia directora general de Turismo, Comercio y Consumo, Maitena Ezkutari, admitió la semana pasada que decisiones como estas podían repercutir en la marca Navarra y en el turismo nacional y del sur de Francia.

“Estas cifras de cancelaciones son muy, muy altas. Ahora deberíamos estar cogiendo reservas casi sin parar, pero tenemos más cancelaciones que reservas”.

Pero este lunes trascendieron los primeros datos oficiales, que confirman el hundimiento del sector hotelero en la capital navarra y sus alrededores, tras un mes de julio en el que se había constatado una ligera “remontada” y comenzaba a emerger un sentimiento de “cierta esperanza”.

Así lo demuestran las cifras recopiladas por la Asociación de Hoteles de Pamplona, a las que tuvo acceso NavarraCapital.es. El mes pasado, la ocupación media en Pamplona, tras un estado de alarma en el que apenas hubo actividad, fue del 40,23 % (lejos, eso sí, del 72,2 % contabilizado en 2019) y del 30,81 % en la Comarca (contra el 74,38 % del año anterior).

Pero fue una ilusión. Porque, en la última semana de julio, después de conocerse la medida adoptada por Alemania, el 25,5 % de las reservas registradas en hoteles de la capital navarra fueron anuladas, así como el 50 % de las efectuadas en alojamientos de la Comarca. La realidad es tan dura que Sara Martínez, presidenta de la asociación, aparcó su habitual discurso positivo y se mostró, simplemente, desolada. “Estas cifras son muy, muy altas. Ahora deberíamos estar cogiendo reservas casi sin parar, pero tenemos más cancelaciones que reservas. Y, teóricamente, las previsiones de agosto tendrían que situarse muy por encima de los datos de ocupación de julio”, lamentó.

Sara Martínez: “Sin ser muy optimistas, tendríamos que encontrarnos en un 55 % de ocupación en estos momentos. Es un drama auténtico”.

Sin embargo, los alojamientos de Pamplona prevén una ocupación en agosto del 34,83 % y del 31,92 % en septiembre. Y los de la Comarca, del 26,56 y del 22,68 % respectivamente. “Sin ser muy optimistas, tendríamos que encontrarnos en un 55 % de ocupación en estos momentos para acabar el verano en un 60 o 65 %. Es un drama auténtico”, apostilló Martínez.

Y no solo eso. El precio medio de las habitaciones también bajó de forma drástica en julio, al pasar en la ciudad de los 137,47 euros de 2019, en gran medida por la celebración de los Sanfermines, a los 62,07 de este año (-54,84 %). En la Comarca, por el contrario, la reducción fue sensiblemente menor (de 79,55 euros a 69,61, es decir, un -12,49 %). Pero quizás, el dato más alarmante es el rendimiento por habitación, que cayó en mayor medida. En la capital navarra disminuyó de los 99,25 euros de 2019 a los 24,97 de este año (-74,84 %). Y en la Comarca, de 59,18 a 21,44 (-63,77 %).

CAMPAÑAS Y SEGURIDAD

En los últimos meses, los hoteles se habían volcado para aplicar exigentes protocolos sanitarios, que aportaran tranquilidad a los clientes y permitieran fomentar la imagen de Navarra como destino seguro. En esa línea, también se lanzaron campañas como ‘¿Conoces el efecto Navarra?’, impulsada por el Gobierno foral, o ‘Cómete Pamplona’, que ha unido a hoteles, restaurantes y Ayuntamiento para diseñar packs conjuntos de alojamientos, menús y visitas guiadas.

Sara Martínez: “Hemos desarrollado campañas y hemos trabajado a conciencia la seguridad, pero está pudiendo la imagen de que Navarra es zona de muchos contagios”.

Gracias a esta última, turistas procedentes de Madrid, Castilla y León, País Vasco y Cataluña reservaron en julio unas cien habitaciones. Y, además, se vendieron entre 600 y 800 menús. De ahí que se haya optado por extenderla a lo largo de agosto.

Pero el escenario ahora mismo resulta tan desalentador que los propios hoteleros se sienten impotentes. Aunque creen que han hecho todo lo que está en sus manos para reflotar el sector, el alto número de contagios, independientemente de si se debe a un aumento de las pruebas PCR, a una propagación descontrolada de la enfermedad o a una mezcla de ambos factores, está condicionando la llegada de turistas de proximidad.

“Ya no podemos hacer más. Hemos desarrollado campañas y hemos trabajado a conciencia la seguridad, pero está pudiendo la imagen de que Navarra es zona de muchos contagios. Tampoco sabemos hasta qué punto ese aumento de las pruebas PCR va a revertir al menos en una mejora de la crisis sanitaria, aunque algunos sectores nos hundamos económicamente. O si, frente a otras comunidades, esa medida va a ser eficaz para controlar la enfermedad y nos va a servir a todos como argumento positivo”, analizó la presidenta de la entidad.

Los empresarios del sector confían en que el Gobierno foral incluya una batería de medidas concretas de apoyo en el ‘Plan Reactivar Navarra 2020-2023’.

Y la situación todavía puede empeorar. Porque los hoteles también están recibiendo cancelaciones de eventos programados para octubre, noviembre o diciembre por el miedo a rebrotes.

“Solo nos queda intentar perder lo menos posible. Y esperemos que, gracias a las medidas aplicadas, al menos no haya casos en los hoteles. Porque si surge alguno, estaremos abocados a cerrar”, alertó.

EL ‘PLAN REACTIVAR NAVARRA 2020-2023’

Aunque no han hecho un cálculo aproximado de las pérdidas económicas que les acarreará la campaña de verano, los empresarios del sector esperan que el Gobierno foral incluya una batería de acciones de apoyo en el ‘Plan Reactivar Navarra 2020-2023’, dotado con un total de 989,41 millones de euros. Y esperan que lo haga con cierta rapidez, dentro del apartado dirigido a diseñar “un nuevo modelo turístico”, que sea “atractivo, inclusivo, seguro, sostenible y digital”.

Manu Ayerdi: “Estamos siendo enormemente proactivos, tanto con los rastreos como con las pruebas PCR. Y en algunas partes, eso está jugando en nuestra contra”.

En su momento, con motivo de las conversaciones mantenidas con el Ejecutivo de María Chivite, la Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra, a la que pertenece a su vez la Asociación de Hoteles de Pamplona, puso precio a la salvación de bares, restaurantes y alojamientos: unos 30 millones de euros. Pero eso fue antes de que la Comunidad foral se convirtiera en blanco de algunos gobiernos europeos: Antonio Catalán -presidente de AC by Marriot- fue el primero en decir, allá por el mes de abril y en una entrevista precisamente a NavarraCapital.es, que 2020 sería ‘un año perdido’. Entonces pensé que todavía teníamos tiempo para luchar. Pero me temo que voy a terminar dándole la razón. No podemos negar la realidad”.

VALORACIÓN DE MANU AYERDI

Apenas unas horas después de que trascendiera esta noticia, el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi, valoró públicamente las acciones emprendidas por Alemania, Eslovenia y Bélgica. En la misma línea de Ezkutari, pero mucho más contundente, las calificó de “injustas”, defendió que la Comunidad foral es una región “enormemente segura y fiable” y admitió sin tapujos que el impacto de los vetos es “claramente” negativo.

“Estamos siendo enormemente proactivos, tanto con los rastreos como con las pruebas PCR. Y en algunas partes, eso está jugando en nuestra contra”, indicó el consejero, quien reconoció que la campaña veraniega, en comparación con la del pasado verano, solo se puede calificar como “muy mala” y “enormemente negativa”. Eso sí, dijo confiar en que el impacto sobre el turismo rural no sea tan acusado como sobre la Comarca de Pamplona.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top